miércoles, 4 de junio de 2014

De viuda endeudada a empresaria

Ps. Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría


Luego del shock de la muerte de su esposo quien era pastor de la localidad, una viuda enfrenta el desafío de sacar adelante a sus hijos.  La situación no es nada fácil, pues al día siguiente entregan el estado de cuenta de la deuda que dejó el siervo de Dios.  La deuda que estaba en mora sumada a los intereses era muy alta , al punto que según contrato procedía embargar la casa, todos sus bienes y electrodomésticos y tomar a sus hijos como esclavos para complementar el pago.

La historia parece ser sacada de la imaginación pero se encuentra en la Biblia en 2a. Reyes 4:1-7.  La viuda no fue al banco para refinanciar la deuda, no!.  Ella fue con el profeta Eliseo, sin embargo, de él no obtuvo una ayuda económica sino una estrategia financiera para pagar la deuda y la creación de una industria de aceita que sustentó y sacó adelante a su familia.

Afina tus oídos a la sabiduría y concéntrate en el entendimiento.  Clama por inteligencia y pide entendimiento, búscalos como si fuera plata, como si fueran tesoros escondidos.  Entonces comprenderás lo que significa temer al Señor  y obtendrás conocimiento de Dios...  Las decisiones sabias te protegerán;  el entendimiento te mantendrá a salvo.  Proverbios 2:2-5, 11 NTV

Lo que ahora somos es el producto de nuestras decisiones del pasado; la calidades de vida que tenemos está en relación directa a la calidad de dicciones que hemos tomado en el pasado.

Espiritualidad no es sinónimo de prosperidad, en la actualidad aún hay "siervos de Dios" que viven endeudados. Para ser próspero tienes que conocer y aplicar las leyes que rigen la generación y conservación de riqueza.

El conocimiento sin acción es tan solo es información.  El conocimiento convertido en buenas decisiones es reflejo de entendimiento y sabiduría.

Empieza a tomar decisiones de calidad para una calidad de vida.  Si te falta sabiduría, encuéntrala en Dios.