martes, 20 de mayo de 2014

Unción, preparación y Reino

Ps. Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría


Equivocadamente muchos creen que el rey David [antes de serlo] llegó al palacio después de ganarse al confianza del rey Saúl al derrotar a Goliat el gigante, sin embargo esa victoria fue su graduación.

El entusiasmo sin compromiso no vale nada; la prisa produce errores.  Proverbios 19:2 NTV

El primer libro del profeta Samuel capítulo 16 describe el proceso por el cual el joven David es llamado del anonimato con la dirección de Dios para ser ungido por el profeta.  Inmediatamente [verso 14], Dios prepara el escenario enviando un espíritu atormentador al rey Saúl,  por consejo de su corte el rey decide buscar un "buen músico que toque el arpa".

Había una sola posibilidad de optar al puesto de músico privado del rey... Qué probabilidades tendría  David de ser elegido?  una entre ciento de miles!  Qué tan buen músico tenía que ser David? Simplemente el mejor! y para eso necesitaba preparación.

No es suficiente con llegar una carta de presentación de "cristiano" [entusiasmo], es necesario prepararse.    David tenía la Unción pero para quedarse con el puesto necesitaba la excelencia que sólo la otorga la preparación.

La Unción no te exime a ser excelente, te obliga a hacerlo.  Dios está creando las condiciones y oportunidades para que tu aparezcas en escena... te estás preparando para ese momento?