lunes, 19 de mayo de 2014

Un Dios bien Padre!

Ps. Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría


El cambio que Dios hizo en el nombre del patriarca de la nación de Israel, de Abram por Abraham va más allá de una letra. En español lo que se traduce como "h" fue insertada en el centro de su nombre original y lo llevó de ser "padre enaltecido" [Abram] a "padre de multitudes" [Abraham].  Según los eruditos eruditos teólogos, esa letra fue extraída del nombre de Dios que se traduce como Jehová o Yahvé.

Ya no te llamarás Abram, sino de ahora en adelante tu nombre será Abraham, porque te he confirmado como padre de una multitud de naciones.  Génesis 17:5 NVI

 En mis años de pastor de jóvenes y adolescentes he visto que el tener padres que no reflejan esa paternidad, crean una gran limitación en sus hijos para que crean y vean a Dios como Padre.

El gran desafío como padres es reflejar la paternidad de Dios en tus hijos.  Y se logrará si permites que Él sea el centro de tu vida y cambie por completo no solo tu nombre sino tu identidad y destino.