sábado, 10 de mayo de 2014

Retener más de lo justo

Pastor Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría

Hay quienes reparten y les es añadido más, y hay quienes retienen más de lo justo y acaban en la miseria.  El alma generosa será prosperada: el que sacie a otros será saciado.  Proverbios 11:25-26 RV95

Un joven recién graduado acudió a su pastor por oración para conseguir un trabajo, a lo que el pastor accedió con la condición que prometiera que sin importar cuánto llegara a ganar, sería generoso con Dios y con el prójimo.  Pronto el joven consiguió trabajo devengando el sueldo mínimo.  Con el correr de los años fue ascendiendo financieramente hasta convertirse en un empresario exitoso.

Afligido por todo el dinero que ahora destinaba para Dios y ayuda social, nuevamente se reunió con su pastor para preguntarle cómo podía dar menos dinero al igual cuando tenía su primer trabajo, a lo que su pastor sabiamente respondió:  "No puedo decirte que des menos en relación a los que Dios te da, lo que sí puedo hacer es orar para que Dios te de ingresos iguales a los de tu primer trabajo y así puedas dar un poca cantidad".

Lo justo es devolver a Dios a través de nuestros diezmos, ofrenda y limosnas para el prójimo, todas las bendiciones que de Él recibimos.  Retener más de lo justo es avaricia, no hacerlo es generosidad.

Por lo tanto, la generosidad no se mide solo por la cantidad que se da, sino de lo que se da en relación a lo que se retiene.  Dos personas puedan dar $10, si la primera los da teniendo en su billetera $500 y otra teniendo tan solo $20, ésta última es más generosa porque retuvo menos.

Los generosos tienen la ventaja que Dios siempre les añade más de lo que dan!