viernes, 16 de mayo de 2014

Combinación perfecta

Ps. Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría


Antes de cumplir mis 15 años comencé mis primeras lecciones para manejar un vehículo.  Mi entusiasmo fue frenado cuando tuve que aprender con paciencia que para que el vehículo se pusiera en marcha y avanzara era necesario encontrar la combinación perfecta para pisar el pedal de embrague [clutch], llevar la palanca de cambios en primera velocidad y comenzar a pisar el acelerador mientras levantaba el pie del pedal de embrague.  Era un desafío lograr que el motor no se apagara porque una vez en marcha todo era más fácil.

Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán.  Toda obra del Señor tiene un propósito, hasta el malvado fue hecho para el día del desastre.  Proverbios 16:3-4 NVI

Equivocadamente algunas personas piden a Dios que los bendiga en sus sueños pero no hacen nada!, igual que un vehículo solo están acelerando sin avanzar a ningún lado porque no accionan al poner la palanca de cambios en primera velocidad.

Dios dirige las "obras" [acciones] que ponemos en sus manos, y hace cumplir aquellas que estén en sintonía Sus "obras".

De tal manera que, los que alcanzan sus sueños han aprendido a sincronizar o alinear lo que hacen [sus obras] con el propósito de Dios y lo que quiere hacer aquí en la tierra. [Sus obras].