viernes, 13 de diciembre de 2013

Envidiar es robar

Pastor Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría – 12 diciembre 2013

“Cada ladrón envidia el botín del otro, pero los justos están bien arraigados y dan su propio fruto” Proverbios 12:12 NTV

Desde niño tuvo grandes sueños, probablemente su inmadurez y cierta arrogancia lo hicieron antipático con sus hermanos.  José “el soñador”, el preferido de su padre y escogido por Dios para una tarea grande y trascendental en su vida, terminó siendo víctima de los celos y la envidia de sus propios hermanos, a quienes no les dolió venderlo como esclavo.

Envidiar a robar a otros… robar sus éxitos, robar sus sueños, robar sus posesiones, etc.

Los envidiosos nunca se saciarán ni experimentarán la satisfacción por sus “logros” porque siempre serán una mala copia de alguien más.

Los justos al contrario de los envidiosos, son personas firmes arraigados en lo que creen, en su visión y sus desafíos; son auténticos y producen sus propios resultados.

La inmunidad ante la envidia, la da una vida guiada por el Espíritu Santo.

“Ya que vivimos por el Espíritu, sigamos la guía del Espíritu, en cada aspecto de nuestra vida.  No nos hagamos vanidosos ni nos provoquemos unos a otros ni tengamos envidia unos de otros”. Gálatas 5:25-26 NTV