sábado, 16 de noviembre de 2013

Hambre de más

Pastor Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría -  16 noviembre 2013


“Es bueno que los trabajadores tengan hambre; el estómago vacío los motiva a seguir su labor” Proverbios 16:26 NTV

El hambre es la sensación que experimenta el ser humano que lo insta a comer alimentos, y es estimulada por el cerebro en respuesta a la necesidad de nutrientes y energía por parte del cuerpo. Sin embargo, cuando el estómago está lleno, significa que ya uno ya no puede seguir comiendo más, porque le molestaría, le produciría asco, sentiría el estómago reventar etc.

“A la fuerza, ni la comida es buena” nos recordaba mi mamá. Nadie puede ir en contra de la voluntad de la persona. El éxito y una vida plena es una ambición personal.

La inconformidad está en el ADN de los hijos de Dios. Podemos verlo en el reclamo de Caleb a Josué: "Tengo ya 85 años pero tengo la promesa de Dios, así que dame este monte"; y en la solicitud del profeta Eliseo a Dios "Te serviré con la misma pasión y entrega que Elías, pero quiero una doble porción de su Unción"

A nadie se le puede considerar derrotado hasta que se rinde. El día que dejas de luchar, ese día dejas de vivir porque te habrás conformado a solo existir.

No es lo mismo estar agradecido que estar conforme. Una santa y sana ambición motiva a seguir caminando por el sendero del éxito.

“Oirás decir de nuevo a los hijos que dabas por perdidos: -Este sitio es estrecho para mí, dame más espacio para vivir”. Isaías 49:20 BLP