miércoles, 9 de octubre de 2013

Una mujer llamada Necedad


Pastor Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría: 9 octubre 2013

"La mujer llamada Necedad es una atrevida y aunque no se da cuenta es una ignorante. Se sienta en el lugar más alto con vista a la ciudad. Llama a los hombres que pasa por allí ocupados en sus propios asuntos". Proverbios 9:13 NTV

En 1610 el astrónomo y físico Galileo Galilei basado en sus observaciones telescópicas, presenta en Venecia su tratado “Sidereus Nuncius” [Mensaje Sideral], afirmando que la Teoría Geocéntrica [la tierra era el centro del universo] era incorrecta. Adversado por las autoridades religiosas de la época, en especial de la Inquisición, en 1616 su obra es declarada libro prohibido y es obligado a presentar su obra como hipótesis y no como un hecho comprobado.

Pese a la condena de 1616, publica en 1632 su obra “Diálogo sobre los dos máximos sistemas del mundo”. Inmediatamente es obligado confesar y a retractarse de sus ideas. Sin embargo, es condenado a cadena perpetua ese mismo año. Pero al acceder (bajo amenazas) a retractarse se le permite el arresto domiciliario, muriendo diez años después el 8 enero de 1642.

350 años más tarde, en un hecho histórico, el 9 de mayo de 1983 el Papa Juan Pablo II dejaba sin efecto la condena a Galileo.

La necedad es más que terquedad. La necedad se opone abiertamente a la sabiduría y lleva a una persona a:

• Ser “atrevida”… No tiene respeto por nada ni nadie.
• Ser “ignorante”… Cerrada a nuevo conocimiento y la revelación.
• Buscar “lugares altos”… Lucha por la posición, y no por la influencia que da el liderazgo.
• Estar “ocupada en sus propios asuntos”… Egoístamente antepone el bienestar personal antes del familiar y común.

“Si te haces sabio, serás tú quien se beneficie. Si desprecias la sabiduría [siendo necio], serás tú quien sufra”. Proverbios 9:12 NTV