martes, 10 de septiembre de 2013

El fundamento de las riquezas


Pastor Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría -  10 septiembre 2013

La bendición del Señor enriquece a una persona y Él no añade ninguna tristeza.  Proverbios 10:22 NTV


Cuando oyes hablar de Abraham, David y Salomón, con quien los asocias? El padre de la fe?, un varón conforme al corazón de Dios? y el hombre más sabio de la historia?  Si, así califica la Biblia a estos hombres, pero también sobresalieron porque a todos ellos Dios los hizo sumamente adinerados.

Dios no tiene problemas con enriquecerte, al contrario su bendición lleva implícita ese deseo.

“Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma” 3ª. Juan 1:2

Su bendición al igual que un tiquete de “todo pagado” lo incluye todo.  El apóstol Pablo afirma que si Dios dio a su propio Hijo Jesucristo para salvarte, cómo pues no te dará con Él todas las cosas. [Romanos 8:32]

Fuiste creado y llamado por Dios para tener una vida próspera aquí en la tierra, por lo tanto, tienes todo el potencial dado por Él para generar las riquezas. [Deuteronomio 8:28]

No cometas el error de vender tu fe, tus principios y Su bendición al mejor postor, solo por adquirir dinero. Esfuérzate, emprende y trabaja dentro de su voluntad, consciente que su bendición te hará prosperar.

Cuando Dios quiere a alguien, le da sabiduría y conocimientos, y lo hace estar alegre; en cambio, al que desobedece lo hace trabajar y amontonar mucho dinero, para luego dárselo todo a quien Él quiere.  Eclesiastés 2:26 TLA