lunes, 23 de septiembre de 2013

Ambición


Pastor Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría - 23 septiembre 2013


Cuando te sientes a la mesa de un gobernante, fíjate bien en lo que te sirven.  Si eres de buen comer, ponle cuchillo a tu garganta; no desees todos los manjares, porque tal vez tenga la intención de engañarte. Proverbios 23:1-2 NTV

La ambición es una de las cualidades importantes para la realización como persona.  Es la que impulsa a las personas a mejorar en todo los sentidos.  Es lo que incita a hacer las cosas que consideran imposibles o muy difíciles.  Las obliga a arriesgarse por lo que quieren y por lo que consideran inalcanzable.  

La ambición puede ser considerada buena o mala dependiendo del uso en el cual se utiliza.  Cuando esta ambición es usada de manera indebida, podemos arruinar no solo nuestras vidas sino también la de las demás personas.

Salomón aconseja si eres ambicioso “de buen comer”, no ambiciones todos los manjares que un “gobernante” pone ante ti, porque pueden engañarte.

La ambición de tener o ser algo mejor en la vida no es mala, lo malo es la forma en que se pretende alcanzar.  Para Dios, el fin no justifica los medios.  

No vendas al mejor postor lo que en ti no tiene de precio: tus principios y tu relación con Dios.


“No envidies a los pecadores, en cambio, teme siempre al Señor, si lo haces, serás recompensado; tu esperanza [ambición] no se frustrará”  Proverbios 23:17 NTV