martes, 20 de agosto de 2013

Recompensa de Dios por ayudar al pobre


Pastor Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría 19 Agosto 2013

Ayudar al pobre es hacerle un préstamo al Señor, Dios mismo te recompensará. Proverbios 19:17 PDT

La abundancia y escases es cuestión de perspectiva.  Para comprenderlo ayuda mucho la ilustración del vaso a la mitad de agua.  Algunos verán que el vaso está medio lleno y otros verán el vaso medio vacío; pero en ambos casos tendrán la razón.

Las personas no ayudan a los demás porque ven su vaso medio vacío, y piensan de forma egoísta en sus propias carencias.  En cambio los generosos ven el vaso medio lleno, y su enfoque está en todas las bendiciones que ya tienen, comparadas con aquellos menos afortunados. 

“Pues tuve hambre y me alimentaron… Entonces esas personas justas responderán: Señor, en qué momento te vimos con hambre y te alimentamos?... Les digo la verdad, cuando hicieron alguna de estas cosas al más insignificante de estos, mis hermanos, me lo hicieron a mí! [Jesús]” Mateo 25:35 NTV

Es más fácil ayudar al pobre cuando vemos a Jesús reflejado en ellos.  Cómo pues, no recompensará lo que a Él se le hace?

Vista Desafíos para ver otros estudios relacionados [haz clic]