sábado, 24 de agosto de 2013

Las caídas del justo


Pastor Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría - 24 Agosto 2013


No aceches cual malvado la casa del justo, ni arrases el lugar donde habita; porque siete veces podrá caer el justo, pero otras tantas se levantará; los malvados, en cambio, se hundirán en la desgracia.  Proverbios 24:16-17 NVI


En física, se define inercia a la propiedad que tienen los cuerpos de permanecer en su estado de reposo o movimiento.  Así, un cuerpo conserva su estado de movimiento rectilíneo uniforme, si no hay una fuerza actuando sobre Él.
Por consiguiente, un cuerpo por inercia tiende a seguir en movimiento, a pesar de que exista una fuerza que pretenda detenerlo.

Frecuentemente se malinterpreta los tropiezos de justo de este proverbio con caídas a causa de pecado.  Sin embargo, estos tropiezos están dentro del contexto de acechos, planes y acciones del enemigo para frenarlo.

El justo, es decir el que ha sido justificado por Dios a través de Cristo, lleva en su ADN la programación de conquistar, edificar, avanzar, mejorar, ensanchar y de ejercer dominio a pesar de los ataques de oposición.

Cuando alguien que está en movimiento y avanzando tropieza y cae, lo hace hacia delante y no hacia atrás, por lo tanto, nunca se levantará en el mismo lugar donde se cayó, sino adelante!

Levántate, porque el mejor intento del enemigo no será suficiente para detenerte.  Y no temas!, porque no se ha inventado el arma que pueda destruirte:

“… pero nadie ha hecho el arma que pueda destruirte.  Dejarás callado a todo el que te acuse.  Esto es lo que doy a los que me sirven: la victoria.  El Señor es quien lo afirma” Isaías 54:17 DHH