jueves, 22 de agosto de 2013

Humildad y Riquezas

Pastor Byron Sales Curiel
Dosis de Sabiduría: 22 Agosto 2013



La verdadera humildad y el temor del Señor conducen a riquezas, a honor y a una larga vida.  Proverbios 22:4 NTV

Nuestra sociedad comete el error de confundir los términos y palabras en aras de respetar y no ofender a grupos sociales determinados por ejemplo: agrupaciones religiosas, grupos étnicos, clases sociales, etc.; por lo que frecuentemente se emplea la palabra “humildad/humilde” como sinónimo de “pobreza/pobre”.

Ser humilde implica una virtud que se manifiesta en la actitud de la persona, al evitar considerarse superior a los demás. Por el contrario, la pobreza es una concepción mental que se refleja en su condición financiera y manera de vivir.

Por lo tanto, si la humildad y la pobreza no guardan ninguna relación entre sí, una persona podría alcanzar riquezas y mantenerse humilde, pero también ser pobre y orgulloso.

Lo mejor que puedes hacer por los pobres es no ser uno de ellos.  Porque si eres rico podrás ayudarlos y convertirte en inspiración para sacarlos de su condición.

La riqueza del rico es su fortaleza, la pobreza del pobre es su ruina. Proverbios 10:15 NTV