domingo, 26 de agosto de 2012

3 Consejos Para Jóvenes


Para empezar…
Una de las personas más sabias que he conocido en el antiguo testamento es Salomón, una de las cosas que persiguió por mucho tiempo fue la sabiduría. En el libro de Eclesiastés expresa unos consejos para los jóvenes y que nos han de servir de mucho provecho para mantenernos fuertes en nuestro caminar. Lee con detenimiento cada versículo porque lo que está escrito no es inventado, solo que es a futuro y no podemos verlo, pero Salomón nos advierte para no cometer esos errores, claro está que cometeremos otros errores pero la ignorancia es nuestro peor enemigo y aprender como lo hizo Salomón es vital para todo joven. A continuación veremos 3 consejos vitales para la juventud y traducido al lenguaje actual para que lo relacionemos a nuestro entorno y pueda guardarse en nuestro corazón y así en lugar de condenar nuestro futuro podamos fortalecer nuestro destino.
I. Alégrate en tu Juventud.
“Alégrate ahora que eres joven. Déjate llevar por lo que tus ojos ven y por lo que tu corazón desea, pero no olvides que un día Dios te llamará a cuentas por todo lo que hagas.” (Eclesiastés 11:9 TLA).
Alégrate ahora que eres joven, recuerda que las oportunidades mas grandes que tenemos en la vida las aprovechamos sólo cuando estamos preparados. Disfruta de tu juventud y de las innumerables posibilidades que tienes para tu futuro, disfruta de esa energía que tienes y que puedes emplearlo para muchas cosas en esta vida y que te pueden ser muy útiles para más adelante.
Ahora viene algo muy importante en estos consejos: “Déjate llevar por lo que tus ojos ven y por lo que tu corazón desea…” esto quiere decir que podemos hacer lo que queramos, tenemos un libre albedrío pero también dice:”…pero no te olvides que Dios te llamará a cuentas por todo lo que hagas.” No existe nada mejor que hacer lo que nosotros queremos hacer, dedícate a lo que tu corazón anhela, ve y persigue tus sueños, porque muy fastidioso es hacer lo que por obligación debemos hacer. Muchas personas tienen títulos universitarios sin ejercer tal carrera, porque nunca se propusieron hacer lo que más les gustaba hacer. Recuerda en tu juventud es cuando tienes muchos caminos por elegir en cambio más adelante tus elecciones se reducen, ya no sería lo que quisieras sino lo que pudieras lograr.
Haz las cosas que te plazcan, con cordura y madurez, recuerda que esta vida no se trata de acumular cosas sino de dejar una huella. Nuestra juventud es una etapa de preparación, aprovecha este tiempo para adquirir conocimiento y sabiduría que luego mas adelante te van a servir y te vas a agradecer a ti mismo por lo que un día haz decidido hacer.
II. Quita cosas de tu Corazón.
“Deja de preocuparte, pero apártate de la maldad. Ten presente que ni los mejores días de tu juventud tienen sentido alguno.” (Eclesiastés 11:10 TLA).
“Deja de preocuparte, pero aléjate de la maldad.” Es una frase motivadora y es muy necesaria en nuestro caminar hacia una vida de bendiciones. En la versión Reina-Valera 1960, dice aparta pues de tu corazón el enojo y aparta de tu carne el mal, son consejos que evitan que nuestro caminar sea difícil, ya que las malas compañías corrompen las buenas costumbres y alejarse de aquello que pueda obstaculizar tu enfoque hace que mas adelante no pierdas tu tiempo que es muy esencial.
En los días de nuestra juventud se encuentra unas etapas que debemos aprovecharlas, como por ejemplo la elección de nuestra profesión. Cuando decides que porque eres joven quieres disfrutar de la vida y no trabajar ni estudiar, créeme que estás condenando tu futuro lentamente, asunto que se puede revertir pero difícil es ese proceso.
Disfruta de tu juventud y apártate del mal, así tu mismo mas adelante cuando te mires en el espejo vas a agradecer que aprovecharas el tiempo de tus mejores días y no en vanidad que no tiene sentido alguno.
III. Acuérdate de tu Creador.
He aquí Salomón nos cuenta la importancia de esta frase: “Acuérdate de tu creador en tu juventud.” Y enumera 5 razones por las cuales debemos acodarnos de nuestro Dios y aprovechar nuestra juventud en lo que nos enfocamos más adelante.
a.   Antes de que vengan los días malos.
“Acuérdate de tu creador ahora que eres joven. Acuérdate de tu creador antes que vengan los días malos. Llegará el día en que digas: «No da gusto vivir tantos años» (Eclesiastés 12:1 TLA).
Todos los jóvenes tenemos el regalo más grande en nuestra vida y es tiempo. Hace ya muchos días atrás conversaba con mi padre y el me pregunta: ¿Quién tiene más años, tu o yo?, por un rato pensé la pregunta porque se notaba que quería enseñarme algo, pero al fin respondí: Tu tienes más años que yo, papa. Entonces me dijo que en realidad soy yo quien tiene mas años, ya que de nada vale los años que pasaron porque no puedes hacer nada para cambiarlos o aprovecharlos pero los años venideros son lo que realmente importa. Ahí comprendí la importancia de tener a Dios a nuestro lado y aprovechar las cosas buenas de la juventud y hacer lo que nuestro corazón desea hacer, pero con Dios a nuestro favor muchas cosas son y serán de gran bendición.
En nuestra adolescencia y juventud tenemos un amplio camino con muchas ramificaciones para escoger que deseamos ser en la vida. Tenemos el privilegio de “escoger” lo que “queremos” ser años mas adelante, en cambio cuando los años los tengamos encima, y no hemos decidido algo, no tocará decidir, no lo que queremos sino, lo que “podamos” hacer. “No da gusto vivir tantos años” es una frase que he escuchado de muchas personas con otras palabras, como: “… lástima que no estudié en la universidad cuando podía…”, “a esta edad ya no se puede hacer eso…”, “… si tuviera la edad tuya yo haría tal cosa…”, entre muchas otras frases que nosotros también hemos escuchado decir hasta de nuestros padres. Te recuerdo que tienes un regalo de parte de Dios que se llama “tiempo” y te sobra, así que no lo desperdicies.
b.   Dejen de brillar oportunidades.
“Acuérdate de tu creador antes que dejen de brillar el sol, la luna y las estrellas. Acuérdate de tu creador ahora que después de la lluvia las nubes siguen cargadas. Llegará el día en que tiemblen los guardianes del palacio; llegará el día en que se doblen los héroes de mil batallas. Cuando llegue ese día, habrá tan pocas molineras que dejarán de moler; las que espían por las ventanas dejarán de asomarse a la calle; las puertas de la casa se cerrarán por completo; el ruido del molino parecerá perder fuerza, y el canto de los pájaros dejará de escucharse.”
(Eclesiastés 12:2-4 TLA).
Vuelve a leer esta cita nuevamente pero ten en cuenta estos aspectos que te ayudarán a entender porque Salomón lo dijo o porque hace referencia a tales cosas. Recuerda que los navegantes usaban el sol para conocer la hora del día y en las noches se guiaban por las estrellas para no perderse, a lo que se refiere en la vida personal es la guía y la posibilidad de mantenernos en el camino cuando somos jóvenes hacia nuestro destino, podemos conocer gente que nos pueda dar ayuda pero como jóvenes y Dios nos abre un camino para bendecirnos constantemente. Entonces quiere decir que ¿lo adultos no pueden guiarse a lo que quieren o que se les pasó el tiempo? No quiere decir eso sino que los adultos tienen otros asuntos por lo cual ocuparse, que los  jóvenes aun no nos ocupamos de ello, a excepción de algunos, como ocuparse de una familia o un trabajo para mantenernos. Si nos acordamos de Dios Él nos brindará un sol para conocer nuestro tiempo y estrellas para cuando llegue la noche no nos perdamos o nos desviemos sino que aun a pesar de tales cosas podamos seguir esa meta que nos hemos propuesto.
Las lluvias eran de gran ayuda en las siembras, pero en muchos lugares solo llovía pocas veces y cuando veían que las nubes, después de que llueve, siguen cargadas es signo de que volverá a llover. En nuestra vida como jóvenes la posibilidad de que nuestras siembras a futuro sean de gran provecho son muy amplias, que cuando ya seamos mayores y que nuestra siembra tenga que esperar más aun.
Los guardianes del palacio y los héroes de mil batallas eran hombres muy fuertes y con mucho valor para enfrenarse a las adversidades. Va a llegar un tiempo en nuestra vida, mas adelante, en que nuestras fuerzas no serán las mismas que ahora, vamos a extrañar nuestros tiempos en los que podíamos hacer casi cualquier cosa y en muchos casos nuestros límites eran nuestra mente y miedos, pero aun así hacíamos muchas cosas.
Las molineras eran herramientas muy útiles en la vida de muchas personas en aquel tempo, cuando se hace referencia a esto es porque en nuestro tiempo tenemos acceso a herramientas que nos ayudarán a avanzar con mayor fluidez hacia nuestro propósito, muchas personas mayores de edad desconocen el uso de la computadora, internet, libros electrónicos, sitios de descargas de información para uso propio, tantas cosas que para los jóvenes es algo casi natural, para otros no lo es tanto. Así que aprovecha todas las herramientas que Dios te brinda hoy en día, si quieres ser evangelista, pastor, líder de jóvenes, músico en tu iglesia, no desperdicies tu tiempo sólo deseando serlo, sino busca en internet como puedes desarrollar tu talento antes de que llegue el día en las molineras dejen de moler.
Llegará un tiempo en el que no te asomarás por las ventanas para ver que hay afuera o que oportunidad hay para ti, y te darás cuenta que las puertas ya no abren como cuando eras joven, Salomón lo dice es como una advertencia a todos los jóvenes. Pregúntele a algún heladero ambulante si de pequeño ha querido ser heladero, y su respuesta será que no, pero como no ven que oportunidad tienen para si, y ven como las puertas ya no abren entonces ya no hacen lo que quieren sino lo que pueden hacer. Cuando escuchamos el canto de un pájaro nos llena de paz en medio de un bosque, pero si no escuchamos nada, nos sentimos solos y pensamos que todo lo que nos rodea puede atacarnos.
Así que lee nuevamente esa cita y guárdala en tu corazón así como todo lo que haz leído y leerás.
c.    Tengas que ocuparte de otras cosas.
“Cuando llegue ese día, te darán miedo las alturas y los peligros del camino. Tu almendro echará flores blancas, el saltamontes y la alcaparra te resultarán una carga, y no te servirán de nada. Cuando llegue ese día, irás camino al lugar de donde ya no volverás, y en la calle te rodearán los que lamenten tu muerte.”
(Eclesiastés 12:5 TLA).
Llegará un día en el que el valor que tenemos, la confianza y las fuerzas que ante teníamos ya no serán las mismas y es entonces que vendrán los miedos de seguir continuando. Y lo que ha muchos jóvenes les está ocurriendo, sobre todo en Latinoamérica, que es el embarazo precoz y las familias que se forman a muy corta edad y tales cosas serán una carga que no servirá de nada, en cambio las cargas del estudiar para graduarte es una carga con beneficios al final, pero el tener que cuidar de una familia a corta edad y sin experiencia es una carga que solo hará mas difícil tu caminar.
La frase que más me sorprende es: “… y en la calle te rodearán los que lamentan tu muerte.” No se refiere a la muerte física sino a la muerte de oportunidades. Imagínate tú con muchos años a cuesta viéndote en el espejo con nada más que el deseo de ser lo que quieres ser y sin la oportunidad de hacerlo, es ahí donde muchos lamentarán que no hayas aprovechado las oportunidades de llegar a ser lo que un día dejaste de hacer, es ahí donde llegarás a un lugar donde no podrás volver, cuando no quieras decir tu edad y no tengas contentamiento en ellos, como bien lo decía Salomón.
d.   Lidiar con la economía.
“Acuérdate de tu creador antes que se hagan pedazos el cordón de plata y la vasija de oro; antes que el cántaro se estrelle contra la fuente y la polea del pozo se parta en mil pedazos.”
 (Eclesiastés 12:6 TLA).
Un aspecto en la vida de muchos jóvenes, sobre todo en Latinoamérica, es la falta de conocimiento en la parte financiera, lo que más adelante les traerá problemas sobre todo cuando se decidan tener una familia. A muchos jóvenes los mal educan enseñándoles que merecen recibir dinero para que hagan lo que quieran en lugar de enseñarles que deben hacer que el dinero que les dan, sea merecido y no un regalo. El tener que trabajar para obtener dinero puede hacerte caer espiritualmente cuando te afanas. Por eso Salomón recomienda acordarse de nuestro Creador antes que vengan trabajos fuertes, porque si no tienes un hábito de leer su palabra y llenarte de su presencia, cuando tu tiempo se acorte te darás cuenta que no aprovechaste el tiempo que tienes y cuando realmente quieras ya no lo tendrás.
e.    Antes del día de tu muerte.
“Cuando llegue ese día, volverás a ser polvo, porque polvo fuiste, y el espíritu volverá a Dios, pues él fue quien lo dio.”
(Eclesiastés 12:7 TLA).
Piensa bien esto, si no has hecho conforme a lo que Dios te entregó, pues Él fue quien te lo dio, Él puede quitarlo de ti y dárselo a quien si se atreva a lograr lo que pocos hacen. Cuando se refiere a ser polvo, quiere decir que ya no podrás hacer esas tantas cosas que querías y que simplemente no serás útil, pero todos algún día llegaremos a ese estado, pero ¿que huella has dejado cuando aún podías hacer las cosas para Dios?, si no has hecho algo para Dios, te va a quitar ese don y se lo pasará a alguien que si pueda.
En fin…
Si te has dado cuenta, la palabra mas repetida o la palabra clave de esta enseñanza es “aprovechar”. Eso depende de ti, Dios te abre caminos y te brinda oportunidades, pero si no las aprovechamos entonces es donde vienen otras cosas, pero Dios siempre te dará nuevas oportunidades para que puedas llegar a tu destino, solo tienes que estar pendiente y mirar a tu alrededor.
La vida misma es una oportunidad, si crees que Dios no te brinda oportunidades es porque aun no estás preparado para recibirlo, así como el joven que pidió toda su herencia por adelantado para luego desperdiciarlo y tener que volver avergonzado, pues Dios espera el momento correcto para enviarte lo que tu alma desea, pero también nosotros debemos ser pacientes y prepararnos cada día en todo, pues no sabemos por cual vía nos ha de bendecir nuestro Creador.
Texto hecho por JovenCristiano desde: http://cartasdeunjovencristiano.wordpress.com - aquí conseguirás muchos temas inspirados por Dios para ti. 
Sígueme en Twitter: @UnCristianoDice, con tweets que reflejan lo que un verdadero cristiano piensa y dice.

Leer más...

¿Quién Da El Primer Paso?


“Entonces respondió Pedro, y dijo: -Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas. Y él dijo: -Ven. Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús.” (Mateo 14:28-29. RV95).
Entre los momentos más inolvidables de la vida de Jesús, existe uno muy interesante cuando camina sobre las aguas hacia sus discípulos en medio de la tempestad. Un momento único, que demuestra su gran poder sobre la naturaleza y la física. También Pedro camina sobre las aguas para ir a Jesús, luego por miedo se va hundiendo y Jesús lo agarra para salvarlo, y finaliza demostrando que él realmente es el hijo de Dios.
Cuando leemos versículos referentes a un evento en la vida de Jesús, por lo general tendemos a mirar los mismos puntos de interés que una y otra vez nos han enseñado o hemos aprendido, pero pocas veces tratamos de ver más allá de lo cotidiano y creemos que hemos obtenido todo lo que se puede de esta parte pero, a medida que crecemos, tenemos nuevas experiencias que cambian nuestro punto de vista mediante el cual podemos conocer nuevas enseñanzas.
Este tema se centra en aquello que entendió Pedro cuando vio a Jesús caminar sobre las aguas. Pedro es una de las personas que más admiro en la biblia, tal vez sea por la capacidad de hacer o decir algo cuando lo demás quedan callados. Pero en esta ocasión caminó sobre las aguas como Jesús, pero conocemos que no logró mantenerse por mucho tiempo y cuando se estaba hundiendo Jesús lo ayuda y le dice: “Hombre de Poca fe, ¿por qué dudaste?…”, si al único que se atrevió a bajarse de la balsa para ir con él Jesús lo llama hombre de poca fe, imagínense la inmensa cantidad de fe tendría los que se quedaron en la balsa solo mirando. Pero lo interesante de esta pequeña historia no se encuentra en lo sobrenatural, aunque es bastante, sino en lo que sucede en la mente de Pedro antes de decidirse a bajar de la balsa.
Adentrémonos un poco dentro de la historia. Esta pequeña historia se encuentra después de la alimentación de las cinco mil personas. Jesús les pide a sus discípulos que se monten en la barca y se adelanten mientras él se despedía. Luego se va solo a orar, y al llegar la noche el clima no era nada bueno y había grandes vientos que movían la balsa. Cuando de repente aparece Jesús caminando sobre las aguas hacia ellos. Ellos creían que era un fantasma, pero luego Jesús los calma dándoles ánimo. A partir de aquí aparece Pedro diciendo una frase que para mí es lo que tenemos que aprender de él: “Señor, si eres tú, manda que yo vaya a ti sobre las aguas.” Es la frase clave de esta historia, pero, ¿Qué razonamiento llevó a Pedro a decir esto? ¿Qué sabía Pedro de Jesús que se motivó a decirle esto?
Pedro entendió que si él quería hacer algo grande, importante y sobrenatural, tenía que dejar que fuera Jesús quien diera el primer paso y luego seguirlo, entendió lo que significaba tener un guía, y dejar que Jesús vaya adelante y apruebe lo que va a hacer. Él no caminó hacia Jesús sin haber tenido la aprobación, sin escuchar un “ven”. Y es eso mismo lo que tenemos que aprender los cristianos al momento de hacer algo grande, en el que muchas veces hacemos cosas para Dios sin tener la aprobación de Dios, simplemente es una pérdida de tiempo y esfuerzo.
Pero ahora la pregunta es ¿cómo saber que tengo la aprobación de Dios?, una muy interesante pregunta, lamentablemente no estoy en capacidad de responderla porque Dios habla de forma muy personal a cada quien. Dios habla mediante sueños o por voz audible, y una de las formas más común es mediante la lectura de la biblia y de muchas otras maneras. Pero en esta historia Pedro no se contuvo sólo porque Jesús no le invitara a caminar sobre las aguas, él mismo se atrevió a caminar pero esperando que fuera Jesús quien lo aprobara para caminar, esperando que fuera Jesús quien diera el primer paso para lograr algo grande. También entendió que si Jesús le dijo que viniera hacia él, nada podrá evitar que llegue hasta Jesús, y aunque se hundía cuando tuvo miedo, la historia relata que Jesús no caminó o corrió hacia él sino que extendió su mano para sostenerlo lo que significa que estaba muy cerca de Jesús, a la distancia de su brazo extendido, por lo que Pedro, a pesar de lo que pasó, pudo llegar a Jesús ya que sin importar por lo que pasara él iba a llegar porque Jesús dijo: “Ven”.
Para cada meta que nos propongamos, tomemos en cuenta que si queremos que sea algo grande e importante, incluso sobrenatural, recordemos quien debe dar el primer paso en nuestro caminar para luego seguirlo, Jesús es un guía y sí queremos ser guiados debemos dejar que Él vaya delante y nosotros seguirlo . Actuar como el llanero solitario en este mundo no garantiza que Dios apruebe nuestras necedades para satisfacer nuestro ego al hacer grandes cosas para enaltecernos nosotros mismos. Y no importa si te hundes en el intento, si Jesús dijo que lo lograrás, lo vas a lograr o él mismo se asegurará de extenderte la mano para que llegues, así que no te preocupes por eso.
Texto hecho por JovenCristiano desde: http://cartasdeunjovencristiano.wordpress.com - aquí conseguirás muchos temas inspirados por Dios para ti. 
Sígueme en Twitter: @UnCristianoDice, con tweets que reflejan lo que un verdadero cristiano piensa y dice.

Leer más...

Crecimiento Cristiano


Hace mucho tiempo mientras revisaba una de mis biblias de estudio, me encuentro con una frase que me llamó mucho la atención y que en este momento quiero compartir. Esta biblia tiene la particularidad de que a un costado del estudio diario siempre trae una frase corta para reflexionar, y mientras revisaba leo muy rápido esta frase y sigo cambiando de hojas, pero vuelvo a revisar y ya no la consigo, pero me quedó grabada la frase completa:
“Cuando dejas de crecer, dejas de vivir y comienzas a existir”
Por cierto tiempo estuvo esta frase rebotando en mi cabeza y no conseguía como relacionarla o porque estaba ahí. Y lo que me sorprendía o me dejaba en intriga era la relación entre vivir y existir y como una condición general que era el crecer. Así que investigué que era vivir y que era existir y las diferencias que hay entre ellas. Al tiempo logro conseguir una buena base para entender la vida y la existencia, pero, ¿Por qué crecer? Eso me dejó pensando en la relación completa de la frase, pero aún más cuando lo llevé al plano cristiano.
Aprendamos algo…
Hay 2 aspectos a analizar, vivir y existir. Cuando buscamos ambos significados, vemos que uno depende del otro, pero ese otro no necesariamente depende del primero, verás, ya que para que todo tenga vida debe existir, pero no todo lo que existe tiene vida. En fin, la existencia involucra todo lo que es real y puede hallarse, y la vida involucra otros aspectos aparte de existir.
Cuando algo tiene vida cumple con ciertos requisitos el cual se ve reflejado en todo lo que llamamos “ser viviente”. Pero es un poco difícil relacionar las plantas con animales, o a microrganismos con los seres humanos, así que he aquí 3 condiciones que todo ser viviente debe cumplir:
1)    Nutrición
2)    Crecimiento
3)    Reproducción
Piensa un poco y verás a todo lo que llamamos vivo, cumple con estas 3 condiciones, es decir, todo ser vivo se nutre, crece y se reproduce. Obviando aquellas como, caminar, transpirar, etc. Condiciones que no todos los seres vivos cumplen. ¿Pero que tiene que ver todo esto con un cristiano?, ten paciencia, pronto verás.
Cada una de estas condiciones están relacionadas y dependen de cada una de ellas. Si un ser viviente no se nutre adecuadamente, su capacidad para crecer o madurar, se ve afectado, ya que la nutrición es la base de todo este sistema; y si no crece como debe no podrá reproducirse para mantener su especie.
Entonces notamos que además de ser simples condiciones son fundamentos indispensables para un ser viviente. Lo cual requiere que se preocupe por cada una de ellas y su correcto funcionamiento.
Al tema…
Estas 3 condiciones también se aplican al contexto cristiano. Ponte a pensar y verás que hay 2 tipos de cristianos, el cristiano que vive y el cristiano que existe, y me baso en esas condiciones para determinarlos. Ahora bien, todo cristiano se nutre, crece y se reproduce. No muere porque Dios nos regala la vida eterna por medio de Jesucristo así que esa condición no es válida para un cristiano.
  • Nutrición
Así como todo ser vivo se alimenta para sobrevivir y crecer, el cristiano también lo hace, alimentándose de la palabra de Dios. Como bien dije antes, la nutrición es la base de todo este sistema. Cuando leemos la palabra de Dios y la asimilamos a nuestra vida, empezamos a conocer la verdad. La verdad nos hace libres. Como bien dijo Jesús: “Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;” (Juan 5:39 RV)
Un cristiano que no lea la palabra de Dios, poco a poco va decayendo, ya que espiritualmente necesita alimentarse. La biblia es el mejor libro de todos, ya que no existe algún libro escrito antes que tenga tantos usos en la vida cotidiana. Si la lees con la ayuda de Dios verás como muchas cosas empiezan a cobrar sentido en tu vida. Nada mas con leer proverbios y Eclesiastés entenderás muchas cosas y tendrás conocimientos para toda tu vida. Y las enseñanzas de Jesús además de su integridad y la forma en que las cosas que decía iban acorde con sus acciones, tanto así que hasta Napoleón Bonaparte llegó a admirar la forma de ser de Jesucristo.
Nuestra mente es el lugar donde depositamos las semillas de todo lo que aprendemos, vemos u oímos. La mente es como un campo y las semillas son mensajes de las cosas que dejamos entrar a ese campo. La biblia es una fuente de semillas inagotable, y cuando la leemos nos damos cuenta de su infinita capacidad de enseñarnos, ya que simplemente aún no hemos comprendido por completo la biblia.
Quizás no lo notes, pero tu espíritu desea que busques de Dios cada día y te alimentes de él. Así como nosotros nos alimentamos para mantener nuestro cuerpo sano y para crezca, así también nuestro espíritu desea que leamos la biblia y que busquemos de Dios para mantenerse sano y en crecimiento.
Otro punto tan importante como leer la biblia es la oración. El conversar con Dios es una forma de llenar nuestro espíritu y conectarse con Él. Leer la biblia es alimentar nuestro espíritu y el conversar con Dios es refrescar, arreglar, cuidar y limpiar nuestro espíritu.
  • Crecimiento
Aquí esta la base de todo cristiano, la acción natural después de la alimentación espiritual es un crecimiento espiritual. Verás que, al igual que un organismo se alimenta para crecer y estar sano, un cristiano cuando crea un hábito de leer la biblia junto con la oración empieza a crecer.
Cuando hablo de crecer, me refiero al hecho de aumentar, así como su significado lo es. También hay un significado que expresa que es el madurar. Y es indudable que cuando más aprendemos de Dios, nuestro espíritu va creciendo y se hace más fuerte.
Cuando estuve investigando referente a lo que es el crecimiento, lo primero que se me vino a la mente fue la palabra: Adoración. Muchos no estamos en acuerdo con esta palabra o su aplicación. La adoración es un estilo de vida dedicada a Dios. Orar, leer la biblia, cantarle, alabarle, pedirle perdón, aprender de él, son forma de adoración, no solamente cantar. Y al aplicar este estilo de vida, vamos creciendo espiritualmente en buenas condiciones.
La adoración incluye nuestros pensamientos, acciones, y actitudes; aspectos que no tomamos en cuenta. No es demostrarlo los domingos en la iglesia, sino en la intimidad de tu cuarto, cuando nadie te ve sino sólo Dios. Si en nuestra vida no desarrollamos la adoración, entonces nuestro crecimiento también se ve afectado por esto.
Vamos creciendo en relación a lo que aprendemos, pero el crecimiento lo otorga sólo Dios, pero como requisito es necesario aprender y mantenerse en oración, para purificar nuestra vida y llenarla de la presencia de Dios.
Una muy buena forma de aprender y crecer es mediante un mentor. Pero debe ser alguien que sea realizado, y con base para otorgarle el derecho a ser mentor. No estoy confundiendo a alguien que pueda discipular con alguien que sea mentor, cualquiera que sepa del evangelio puede discipular, pero no cualquiera puede ser el mentor de alguien más. Si quieres llegar lejos, con la ayuda de un mentor lo lograrás. No juegues a ser el llanero solitario en el cristianismo, si haces las cosas solo serás rápido pero no llegarás lejos, pero si hacer las cosas con alguien que te ayude y te instruya, llegarás muy lejos. Mira la historia de Elías y Eliseo, este joven aprendió mucho de Elías e hizo mayores cosas que su mentor.
Algo que pasa muy común es que cuando te nutres mucho, sientes que necesitas descargar todo ese conocimiento y, si aún sigues aprendiendo, sientes que hasta vas a explotar, y es ahí donde quieres descargar todo eso a alguien más y comienza una nueva fase en tu vida como cristiano en que te multiplicas en alguien mas cuando predicas la palabra de Dios.
  • Reproducción
Llega un punto dentro del crecimiento donde es necesario multiplicarse en otros. El señor lo ratifica cuando dice que: “Por tanto id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles todas las cosas que os he mandado… (Mateo 28:19-20)”. Cuando habla de hacer discípulos, primero es necesario evangelizar. Evangelizar es llevar las buenas noticias a todos los que no conocen de Jesús, es mostrarles un perdón, un futuro y una esperanza para sus vidas. Me encantan cuando dice, “enseñándoles todas las cosas que os he mandado”, porque remarca el llevar más allá del simple hecho de creer en Dios, sino también el creerle a Dios.
Cuando aprendas algo nuevo, recuerda compartirlo a quienes no sepan y así te multiplicaras en otros, llevando una revelación de Dios a otros para su beneficio y crecimiento espiritual. (Por cierto, así fue como empecé escribiendo en este blog, y compartiendo todo lo que aprendía sobre Dios.)
Los líderes tienen esa tarea de formar personas en las que ellos puedan multiplicarse y así avanzar junto con Dios hacia lo que Él nos tiene preparado. Y muy claro está cuando dice en la biblia: Instruye al niño en su camino y ni aun cuando fuere viejo se apartará del camino, ya que como padres, deben enseñar a los hijos bajo la voluntad de Dios para encaminarlos desde pequeños. No es obligarlos a escoger algo, sino que aprendan a escoger lo bueno en lugar de lo malo, y cuando sea mejor que tú, entonces habrás hecho una buena labor como padre o madre, y no sólo te habrás multiplicado, sino que será alguien mejor para este mundo.
Recuerda…
Siempre ten presente en tu vida: alimentarte de la palabra de Dios y del conversar con Él, Crecer en conocimientos y sabiduría, y llevar el mensaje de esperanza a aquellos que lo necesiten. Estos 3 aspectos debes relacionarlos en tu caminar, para que cada día crezcas para Dios y no te olvides de esta frase:
“Si dejas de crecer, dejas de vivir y empiezas a existir”
De nada te sirve sólo estar allá en la iglesia, sino te alimentas y creces. Cuando dejas de crecer espiritualmente, es a causa de una falta de alimentación espiritual por lo que ya no seremos cristianos vivos sino un cristiano más que existe. Si nos mantenemos vivos, mantenemos estas 3 condiciones lo que conlleva una vida de bendición tanto para ti, como para los que te rodean.
De estos 3 aspectos, el que mas debes cuidar es el crecimiento, porque tu crecimiento espiritual es la base espiritual para todas las demás. Crecer para Dios debería ser cada día una nueva experiencia para tu vida y no un sacrificio imposible, las cargas que Dios nos coloca, son fáciles de llevar, incluso más fáciles que las nuestras.
La parábola del crecimiento de la semilla explica mucho mejor estos 3 puntos a tratar. Esta parábola dicha por Jesús está escrita en el libro de Marcos capítulo 4 versículos del 26 hasta el 29:
“Jesús también les puso esta otra comparación:
Con el reino de Dios pasa algo parecido a lo que sucede cuando un hombre siembra una semilla en la tierra. No importa si ese hombre está dormido o despierto, o si es de noche o de día; la semilla siempre nace y crece sin que el campesino entienda cómo. La tierra produce primero el tallo, después la espiga, y finalmente las semillas. Y cuando llega el tiempo de la cosecha, el campesino recoge las semillas.”  (TLA).
Piensa esto, previamente habíamos dicho la tierra es nuestra mente. Cuando vemos cosas que no debemos ver, o nos dejamos llevar por pecados, entra una semilla en nuestra vida en que podrías pensar que no haría daño una vez, pero poco a poco esa semilla crece y no sabrás como, pero allí estará hasta que le pidas a Dios que quite de tu vida esas malas semillas.
Piensa un poco cuando dice: “…cuando un hombre siembra una semilla en la tierra.” De nosotros depende que tipo de semilla que sembramos en nosotros, ya que somos nosotros los que sembramos las semillas en nuestra mente. Y no importa si estás dormido o despierto, esa semilla crecerá dentro de ti.
Ahora pon cuidado a esta parte: “La tierra produce el tallo, después la espiga, y finalmente las semillas.” Para que pueda haber semillas en la espiga, primero debe haber una espiga firme y en buenas condiciones para producirlo, y para que tengamos una espiga en buenas condiciones tenemos que tener una base, es decir, un tallo para mantenerlo, y ¿Dónde colocamos ese tallo?, pues debe ser una tierra fértil, porque la falta de nutrición terminaría por matarla y no daría semillas.
Una cosa depende de otras, y aunque no sabrás como crece esa espiga dentro de ti, ya que de eso se encarga Dios, puedes hacer el primer paso que es el preparar la tierra y sembrar una semilla en tu corazón para que mas adelante la puedas cosechar, y harás dos cosas con esa semilla de la espiga que ha crecido en ti: 1) será tuya para el beneficio de tu alma y 2) llevarás esa semilla en alguna otra tierra que estará dispuesta a hacerla crecer así como tenías tu tierra dispuesta para esta semilla que ya ha crecido.
Muchas bendiciones espero que les haya servido de gran ayuda. JovenCristiano.

Texto hecho por JovenCristiano desde: http://cartasdeunjovencristiano.wordpress.com - aquí conseguirás muchos temas inspirados por Dios para ti. 
Sígueme en Twitter: @UnCristianoDice, con tweets que reflejan lo que un verdadero cristiano piensa y dice.
Leer más...

viernes, 24 de agosto de 2012

Big Brother... y mi relación con Dios


Ps. Byron Sales Curiel

El ser cristiano, va más allá de tener una religión, sino de tener una relación, una relación con Dios a través de Jesucristo.  Existe una diversidad de ideas y experiencias de personas, que denotan no tener bien defino el tipo de relación que tienen con Dios.

He aquí algunos tipos de relaciones con Dios.




De conocido

Una persona conocida es aquella que, aunque conocemos no existe entre nosotros esa confianza para acercarnos y tener una plática de importancia y confidencialidad.  Un conocido es un vecino, un compañero de otro grado en el colegio, escuela o trabajo, un familiar lejano, una persona que veo ocasionalmente en a Iglesia o en el parque.

Hasta ahora solo había oído de ti, por ahora te he visto con mis propios ojos.  Job 42:5 NTV


De Jefe

Servicios a Dios porque estamos agradecidos por todo lo que hizo, hace y hará por nosotros.

Ustedes son libres porque son servidores de Dios.  Pero no crean que por ser libres pueden hacer lo malo.  1a. Pedro 2:16 TLA

La palabra "siervo"es sinónimo de servir.  Nuestra vida entera de alguna u otra forma debería estar al servicio de Dios, pero si analizas, el siervo recibe todo lo necesario para realizar su tarea, como unción, gracia, poder, pero... casi nunca los secretos profundos de la intimidad con Dios.

Ahora bien, no tiene nada de malo mantener una relación de Dios como Jefe, que el quiere manifestarse más que eso.

De Amigo

Un amigo es otro "rollo".  A veces tenemos más relación y confianza con un amigo que con un hermano de carne y sangre.  Un amigo es aquel en el que puedes confiar incondicionalmente y sabes que puedes contar con él.

La Biblia por ejemplo dice de Abraham, que por su fe y relación, lo conocieron como su amigo.

"... Abraham le creyó a Dios, y Dios lo consideró justo debido a su fe.  Incluso lo llamaron -amigo de Dios-". Santiago 2:23

A los amigos les contamos algunas confidencias, sin embargo, de un tiempo cada quien se va para su casa y no hay comunicación hasta que planifican volverse a encontrar o llamarse.

Los que son amigos de Dios y le aman como amigo, se ven de vez en cuando en oración y si hay una fuerte necesidad entonces platican más.  El Señor suele darles siempre palabras de aliento, promesa pero no le revela sus secretos más íntimos.   El asunto aquí es que Dios quiere ser más que un amigo para ti, quiere ser tu papá.

De Papá

Una cosa es tener un amigo y otra tener un papá, un buen papá.  Porque al contrario de los amigos, siempre llegamos o regresamos a casa y encontramos a papá.

El samo 27:10 nos revela que a pesar de no tener nuestro padres terrenales, Dios quiere estar cerca para suplir ese vacío y cuidad de nosotros.

Aunque mi padre y mi madre me abandonen el Señor me mantendrá cerca.  Salmos 27:10 NTV

El ver a Dios como papá es muy difícil para algunos, por la mala experiencia que han tenido con su propio papá, que en vez de recibir de él amor, cuidado, buenos consejos y toda clase de cosas buenas, lo que han recibido son maltratos, falta de afecto, indiferencia o en el peor de los casos nunca conocieron quién era su papá.

Cuando tenemos una relación de hijos con Dios, estamos seguros en todos los aspectos de la vida, salud, provisión y bendición.

Pero, como nos convertimos en hijos de Dios?  La Biblia es clara en ese asunto, y es a través de creer y confesar a Jesús como salvador de nuestra vida.  De esta manera Jesús se convierte en nuestro hermano y amigo, nuestro Big Brother.

Vino [Jesús] a los de su propio pueblo, y hasta ellos lo rechazaron; pero a todos los que creyeron en él y lo recibieron, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios.  Ellos nacen de nuevo... por medio de un nacimiento que proviene de Dios.  Juan 1:11-13 NTV

En resumen...

La relación con Dios es través de Jesús ... Nadie va al Padre sino es por mí. (Juan 14:6).  Pero la relación la quiere tener más allá, es decir una relación de intimidad con Dios y su Espíritu Santo.

El quiere entregarte regalos que nadie más a poder darte, quiere dar a conocer cosas que a ningún otro ha revelado, naciste para ser un hijo de Dios, un ungido de Él y hasta que no lo entiendas vas a vivir confundido y llevarás una doble vida, por lo que asume tu responsabilidad y vuélvete a Dios.  Búscalo en tu corazón porque está a la distancia de una oración.  Te aseguro que Él no te va a acusar, ni a rechazar, sino que con amor te responderá.


Para ver más temas relacionados visita: Desafíos [haz clic aquí]


Leer más...

jueves, 23 de agosto de 2012

CONFIAR EN DIOS


¿Ha tenido usted temores acerca de cuál será su futuro a corto o largo plazo? ¿Encuentra usted difícil confiar en lo desconocido y lo invisible, incluyendo a Dios? ¿Ha tratado de creer en algo y sin embargo no puede?, pues su mente le dice: No es posible.



No está solo

Usted no está solo (a) y no crea que usted es un terrible pecador y que solo a usted le pasa o que usted es la persona más incrédula y menos espiritual que hay en este mundo; pues amigo(a) la verdad es que nadie nació creyendo, pues lo nuestro es un proceso de revelación por parte de Dios a través de su Espíritu Santo a nuestro corazón, que fue abriendo nuestros ojos y nuestro entendimiento progresivamente y cambiando nuestra antigua forma de ser por medio de la palabra de Dios escrita (La biblia) y por medio de la palabra de Dios hablada (Predicadores, evangelistas, etc.).
El estilo de vida moderno nos ha enseñado a solo valorar lo físico y lo material y nos ciega a ver más allá bloqueando el aspecto sobrenatural de nuestra existencia espiritual.
Si vemos la creación del hombre en el libro del Génesis dice que el hombre fue creado del polvo de la tierra, más el hombre por sí mismo no era nada, solo era un montón de carne y huesos sin función alguna, pero luego nos dice que el hombre llego a ser algo notable, un ser viviente hasta que Dios puso un espíritu en él, lo cual nos debe dar una gran lección en estos días donde nos ocupamos por este cuerpo físico nada más y nos olvidamos que primeramente el valor del ser humano radica en el espíritu que habita en él y no solo en su cubierta física.
El Apóstol Pablo dijo:
Romanos 8:5-8 Porque los que son de la carne piensan en las cosas de la carne; pero los que son del Espíritu, en las cosas del Espíritu. Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

El materialismo

Mi amigo(a) la razón de este artículo es dejar en sus corazones el hecho de que debemos eliminar de nuestra vida la duda, esa duda que viene del poner nuestros ojos solo en lo material, en el hoy, en mi problema, en mi situación y en todo lo carnal, o sea en lo que tengo y lo que no tengo, y no dejar a un lado la existencia de un mundo espiritual, el cual es eterno, en el cual tenemos parte usted y yo, ya sea para bien o para mal, pues la Biblia nos habla de que nosotros somos inmortales, nuestro cuerpo físico dejará de existir algún día pues su función es mantenernos funcionando en un plano físico pero nuestro espíritu vivirá para siempre, ya sea en la Gloria donde Dios habita o en el infierno donde habrá condenación y sufrimiento.
Esto lo que nos dice amigo(a) es que este mundo es solo parte del propósito de Dios para el hombre, el que le diga a usted que al morir todo acaba y que uno se va a descansar ignora muchas cosas, pues en el cielo dice la biblia que hay gozo, alabanza, alegría, adoración, música, consuelo, amor etc., no es un lugar aburrido, callado ni raro, de hecho es muy dinámico y agradable y siempre está sucediendo algo en la presencia de Dios, al igual que en el infierno siempre está pasando algo, pues hay lamentación, sufrimiento, llanto, tormento y castigo y la biblia nos dice que ambos lugares son lugares eternos o sea el que entra en uno de ellos nunca más saldrá de ahí.
Yo no sé si usted alguna vez se ha puesto a pensar lo que significa la frase “para siempre” o la palabra “Eternidad”, imagínese lo que es un lugar, un estado, una situación que nunca se va a acabar, es por eso que buscamos que nuestra meta sea el cielo y no el infierno.

Es Real

Eso Jesús nos lo advirtió repetidas veces en la biblia, pues amigos(as) si el infierno fuera un lugar ficticio, un cuento, una fabula, una historia de los abuelos, Jesús el cual es el mismo Dios hecho carne no hubiera venido al mundo a morir por nosotros, ¿Para qué iba a venir a salvarnos de una fabula? No tiene sentido sufrir tanto golpe, azote, tortura, crucifixión, humillación, clavos, lanza y látigos por una mentira.
Jesús no vino a jugar, el vino a salvarnos de una condenación y sufrimiento eterno, un lugar REAL, amigo(a) comprenda esto y nunca lo dude: El infierno es un lugar real, el diablo o Satanás es real y el no juega y quiere destruirle.

Duda vs. Fe

Toda esta duda, toda esta ceguera espiritual e incredulidad es algo que cada uno de nosotros hemos sufrido en algún momento de nuestras vidas y que tenemos que vencer de manera real por medio de la fe, pues la fe como les he mencionado en artículos anteriores es todo lo contrario a la duda, la duda es lo más malo que puede sucederle a un ser humano pues es el bloqueador de bendiciones más grande que existe, ya que le quita fuerzas a todo, lo mal interpreta todo, y bloquea todo buen propósito, sin embargo la fe nos dice que TODO ES POSIBLE si podemos creer.

Confíe solamente

Aunque pueda parecer difícil confiar en Dios, usted puede hacerlo, usted puede entregarle a Él cada aspecto de su vida y creer que Él tomara el control. Cuando usted finalmente entregue el control de su vida, usted verá cambios extraordinarios, pues Él le dirigirá hacia bendiciones y cosas que usted nunca ha visto, deje que Dios le sorprenda y le muestre lo que Él puede hacer, si Él creó el cielo y la tierra, ¿Qué no podrá hacer en su vida?
Jeremías 33:3 Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.
Hay una forma segura de vivir nuestra vida cristiana y de dejar la duda a un lado y esta es el desarrollar nuestra confianza en Dios y su Palabra. Sin la confianza, simplemente usted no le puede creer a nadie, si usted no confiara en los sistemas de seguridad y seriedad de los bancos, usted no guardaría su dinero en ellos, lo mismo pasa con Dios si usted no confía en Él, ¿Cómo le va a creer?

Es una relación

Al igual que en cualquier otra relación ya sea de trabajo, de amigos o sentimental, la confianza viene a raíz de pasar tiempo juntos con la otra persona, su confianza en Dios viene cuando usted diariamente está en comunión con Él. Al estar en comunión con Él por medio de la oración y el leer Su Palabra, su confianza en Él irá creciendo pues usted irá conociéndole, experimentando lo que su palabra afirma y sabiendo lo que Él es capaz de hacer en su vida, en su familia, en su salud, en su trabajo, en sus finanzas, etc.
Sin desarrollar esta relación de confianza, usted no podrá creer que Él pueda hacer lo que Él dice que puede hacer por usted, por lo tanto nunca verá sus maravillas. Así que empiece a desarrollar esa confianza hoy mismo y empiece a cultivar esa relación de amor con Dios.

¿Pero, como le hago?

Todo esto suena muy bonito, pero a mí se me dificulta mucho el creer así no más talvez dirá usted y créame mi amigo(a) que le comprendo pues se que no es fácil y quiero ser muy sincero con usted ya que nunca lo será, si fuera fácil todos lo harían y todos se salvarían y serían exitosos en sus vidas, pero la realidad es que vivir una vida de fe, de victoria y de confianza en Dios lleva tiempo, mucho esfuerzo y sacrificio, pero nada en este mundo da mayor satisfacción y resultados que el hacerlo, al mismo tiempo hay una buena noticia y es que no estamos solos en esto pues si bien es cierto el camino es arduo y duro el Espíritu Santo de Dios es el que nos facilita todas las cosas y hace que este proceso sea mas fácil y llevadero conforme nos vamos adentrando en nuestra relación con Dios.

Voluntad y Tiempo

Todo esto se logra pasando tiempo con Dios diariamente, no de vez en cuando y esto a muchos no les gusta, pues se necesita una decisión seria y madura de nuestra parte de tomar voluntad y tiempo para hablar con Él a solas, lo cual es la verdadera oración. Esto tiene que ser una prioridad, al igual que usted aparta tiempo para comer, dormir, ir a trabajar, estudiar o cuidar a sus hijos usted debe apartar un tiempo para Dios en su día y no hablo de una oración de mala gana antes de dormir o decir gracias por mis alimentos al comer en la mesa y ya, hablo de una comunicación seria y real con Dios, pues muchos esperan ver milagros y recibir grandes cosas de Dios dándole solo unos cuantos minutos de un día entero de 24 horas.

Distinga su voz

Al usted leer y aprender más de la Palabra de Dios, más podrá distinguir su voz cuando Él le está hablando usted. Además, Su Palabra le revelara el carácter de Dios, el cual es amor (1 Juan 4:16) y cuando usted entienda cuanto Dios le ama, tendrá la confianza suficiente para creer que todo es posible a través de Él y la duda ya no le será un estorbo.
Proverbios 3:5-8 Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. Reconócele en todos tus caminos, y El enderezará tus sendas. No seas sabio a tus propios ojos, teme al SEÑOR y apártate del mal. Será medicina para tu cuerpo y refrigerio para tus huesos.
La Palabra nos instruye a reconocer a Dios en todos nuestros caminos. Esto significa consultar con Él antes de tomar decisiones y confiar en que Él hará cuanto ha prometido, sin dudar.
Proverbios 16:9 “La mente del hombre planea su camino, pero el SEÑOR dirige sus pasos”
Amigo(a) no se preocupe pues Dios conoce su corazón, usted a él no le puede mentir ni sorprender, así que relajese y hable claramente con Él y busque su ayuda y dirección a diario. Él sabe acerca de los deseos que hay en su corazón buenos y malos y tenga certeza que los deseos buenos que Él ha puesto en su corazón según su voluntad, Él los cumplirá.
Usted quizás en este momento este preocupado(a) en como pagará sus cuentas o si podrá encontrar un trabajo nuevo, o si se sanara o no etc. Cualquiera que sean las circunstancias, no se desanime, solamente confié, muchas veces las pruebas son parte de nuestro aprendizaje en Dios, pues Él quiere probar si creemos de verdad en lo que decimos que creemos o si solo somos cristianos de boca y no de acción. La palabra de Dios dice en:
1 Corintios 4:20 que el reino de Dios no consiste en palabras, sino en poder.




La de presión y la duda pueden hacer que sus emociones se opongan a la Palabra de Dios. En vez de estar agobiado por su situación, busque la dirección e instrucción del Señor. Confié en Él para que le enseñe lo que tiene que hacer para permanecer firme y triunfar en la hora de su prueba, no se preocupe pues Dios es su padre y le ama y no lo dejara perecer, también sepa que como Padre Dios le dejara llevarse golpes para que usted aprenda y le corregirá muchas veces y la corrección usted y yo sabemos que duele, a todos de niños nos corrigieron nuestros padres y nos hicieron llorar en muchas ocasiones y la mayoría de las veces fue para bien, y ahora lo agradecemos, aunque en ese momento creíamos que nuestros padres no nos querían y que eran malos.

Aprendamos de las lecciones

Amigo(a) si usted entiende el proceder de un padre como humano, recuerde que Dios es nuestro padre en los cielos y así mismo Dios reprende y disciplina a sus hijos porque los ama, y créame que no hay Cristiano maduro en los caminos de Dios, por más bien que usted lo vea y por más entendido en las cosas de Dios que sea que no haya sido corregido por Dios en su momento, todos hemos pasado por esto en el pasado y pasaremos en el futuro cuantas veces el Señor crea necesario para corregir y moldear nuestra vida a su voluntad para nuestro beneficio, de manera que no perdamos nuestra alma y heredemos la vida eterna, pues sepa que al hijo que se le deja hacer de todo y se le da todo cuanto pide no se le ama, pues este no llega a valorar nada, ni a aprender nada y finalmente se corrompe y se pierde, así mismo es al que Dios no corrige, este se pierde.
Hebreos 12:5-9…Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, Ni desmayes cuando eres reprendido por él; Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? Pero si se os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos. Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?
Aprender a confiar en Dios y confiar en que a pesar de las pruebas y los problemas Él sabe lo que está haciendo no sucede de la noche a la mañana; es un proceso. Tome tiempo para reflexionar en las situaciones de las cuales Dios le ha sacado en el pasado. Piense acerca de cómo Él dirigió sus pasos en medio de las circunstancias y cuando usted se de cuenta de que Dios estuvo pendiente de cada detalle de su vida y no le  dejó perderse hasta este momento, usted hallará que es más fácil creer en Él.

Animese

¡Anímese en el Señor! Guarde esta palabra en su corazón y léala cada vez que sienta dificultad en comprender lo que Dios está haciendo en su vida y cuando la duda lo ataque. Reprenda la duda en el nombre de Jesús y establezca una relación seria con el Señor en este día.
He escrito una oración de guía a continuación confiando en que el Señor nos ayudará en todo lo que le pidamos, si lo desea léala creyéndola en su corazón:
Señor y Padre Eterno aquí estoy presente ante ti, un ser humano imperfecto y confundido, Padre reconozco que la mayoría de las veces no comprendo lo que tú estás haciendo, ni entiendo la razón de mis dificultades por las que paso o lo que tú me intentas decir a través de mis pruebas y a raíz de esto peco contra ti, diciendo cosas que no debo y apresurándome a hacer cosas que tu no apruebas.
Más tú todo lo sabes Padre y conoces mis necesidades. Te pido Señor que traigas calma a mi corazón, serenidad a mi vida y que me enseñes a esperar en ti y a no tomar decisiones apresuradas y equivocadas. Dame entendimiento y abre mis ojos espirituales para poder ver más allá de lo que el mundo me enseña.
Señor aunque no te veo hoy declaro que tu eres real y que tu estas ahí escuchándome y en este día voy a creerte a ti solamente, hoy no voy a dudar, hoy voy a confiar que tu eres más grande que mi problema, más grande que mi situación y más grande que mi prueba y hoy el diablo no podrá engañarme, pues tu viniste Señor a este mundo a rescatarme de sus mentiras y a liberarme de la esclavitud del pecado, pues tu me perdonaste y soy limpio por tu sangre y salvo por que te he entregado mi vida, ven a mi corazón Señor Jesús y pon tu Santo Espíritu en mi y renueva mi vida.
¡En el nombre de Jesús, AMEN!
Por: Juan Carlos Sancho
tomado de: notemas.com 

Únete a 4Worshipers en facebook.
Leer más...