viernes, 20 de julio de 2012

Espejito, espejito... Una buena autoestima

Ps. Byron Sales Curiel y Ministerio enfoque a la familia

Cuando se habla del autoestima, no solo debe referirse a cómo nos sentimos con nosotros mismos y a si nos aceptamos como somos o no.

La autoestima también abarca el cómo nos relacionamos con los demás, en otras palabras tu autoestima influirá tus capacidades, te condicionará a que puedas o no a enfrentarte a desafío, en fin tiene mucho control sobre tu vida.  La autoestima también hará que puedas disfrutar tus éxitos y será responsable del que creas que vale la pena luchar o no por cosas mejores.

Tu tienes un valor por lo que eres, no por lo que haces o dejes de hacer, ni por la apariencia que tienes. Tu valor es por ser persona y lo estableció Dios al crearte a su imagen y semejanza.

"Así que Dios creo a los seres humanos a su propia imagen.  A imagen de Dios los creo; hombre y mujer los creo.  Génesis 1:27 NTV

La autoestima se empieza a formar que somos niños, dependiendo de la forma que nos críen en la familia, a través del trato que recibimos de mamá y papá, así del cómo nos traten nuestros amigos y compañeros de la escuela o colegio.  Si tu, desde pequeñ@ recibiste humillaciones, maltratos y desprecios, con el tiempo estas heridas emocionales te afectarán para que tengas baja autoestima.

Por el contrario, si recibes amor, seguridad, aprobación y confianza los demás hacia ti, esto hará que tengas una buena autoestima.

 "Ninguno se crea mejor [ni menor] de lo que realmente es.  Sean realistas al evaluarse a ustedes mismo, háganlo según la medida de fe que Dios les haya dado.  Romanos 12;3 NTV paréntesis del Pastor.

Baja Autoestima

La baja autoestima está asociada a la depresión, a ser súper sensibles por la crítica que nos hacen, a que nos enojemos rápido, que nos auto critiquemos demasiado, que seamos indecisos e incluso seamos muy tímidos o demasiado inseguros.

Una baja autoestima se puede reflejar cuando se es muy cambiante en la manera de ser o actuar según el entorno, cuando se tiene problemas con las personas frecuentemente, cuando vamos por encima de las reglas o las quebrantamos a pesar de estar en peligro, por ejemplo las drogas, vicios, incluso infringir reglas y la ley.  Las buenas noticias son, que así como aprendiste una baja autoestima, también puedes cambiarla.

Buena Autoestima

Los primeros pasos para desarrollar una buena auto estima implican.

1. Entender que por sobre todo, por sobre nuestros defectos y virtudes, contamos con dignidad humana.
Es decir, que el simple hecho de ser persona te hace especial, irrepetible y valiosa.

2. Comenzar a aceptarnos como somos.
Solo a través de la aceptación se inicia el camino del auto conocimiento de aquello que nos hace vulnerables y de las destrezas con que contamos para afrontar las dificultades.

3. Actuar con sinceridad, dejar de pretender algo que no se es, para agradar a los demás.
Cuando se presentan pensamientos negativos o auto reproches es necesario combatirlos por y sustituirlos por perspectivas más optimistas.  Es recomendable evitar situaciones dañinas a nuestro bienestar y evitar personas que no tengan respeto hacia nosotros.

4. Actuar con sinceridad, dejar de pretender algo que no se es, agradar a los demás.
Se debe aprender a defender nuestros derechos y comunicar nuestras insatisfacciones de forma clara y sin pena al que dirán.

5. Enfrentar aquellas barreras personales que nos impiden crecer.
Tales como la dependencia, el miedo, la culpa, etc.

Haz clic en el ícono para "bajar"a tu PC el test de autoestima:



En resumen...

Recuerda, tienes un valor porque eres la imagen de Dios.  Y si haz recibido a Jesús, tu no solo eres criatura, sino Hijo de Dios.  Entonces vales porque formas parte de una familia, de la familia de Dios.

Vino [Jesús] a lo que era suyo, pero lo suyos no lo recibieron  Mas a cuantos lo recibieron, a los que creen en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios.