Ps. Byron Sales Curiel

Intro… Como el hombre más influyente de la nación de Israel, David la lideró por mucho tiempo aún mucho antes que Saúl perdiera el trono. Estuvo en el Reino 40 años y 6 meses.
Mucho se ha escrito sobre liderazgo, pero hay algo en que coinciden los expertos en el tema y es que el liderazgo es influencia. Nos guste o no, la posición no convierte a la persona en líder, probablemente le otorgue un poco de “autoridad”, pero no influencia.
2a. Samuel 5:1-3 RV95 Vinieron todas la tribus de Israel a donde estaba David en Hebrón y le dijeron: -Mira, hueso tuyo y carne tuya somos. Aún antes de ahora, cuando Saúl reinaba sobre nosotros, eras tú quien sacabas a Israel a la guerra y lo volvías a traer. Además, Jehová te ha dicho: -Tu apacentarás a mi pueblo Israel y tú serás quien gobierne a Israel-. Vinieron, pues, todos los ancianos de Israel ante el rey en Hebrón. El rey David hizo un pacto con ellos allí delante de Jehová; y ungieron a David como rey de Israel. Debemos aprender que al contrario de la posición, la influencia proviene de la persona, de su carácter. David aprendió esta clave, pero Saúl por el contrario no lo hizo. Entonces, de dónde provenía la influencia de David? Identificación David se identificó con sus seguidores como miembros de una familia. El hecho que se hayan acercado a él los marginados sociales en la cueva de Adulam es un ejemplo de ello. 1a. Samuel 22:1-2 RV95 Partió David de allí y se refugió en la cueva de Adulam; cuando sus hermanos y toda la casa de su padre lo supieron, fueron allí a reunirse con él. Además se le unieron todos los afligidos, todos lo que estaban endeudados y todos lo que se hallaban en amargura de espíritu y llegó a ser su jefe. Había con él como cuatrocientos hombres. David tuvo la capacidad no solo de identificarse con todos los que se acercaron y convertirse en su líder, sino adquirió el compromiso de desarrollar en ellos su máximo potencial.. La influencia atrae a la gente, pero con conlleva compromiso de desarrollarla. David no solo tuvo la capacidad de atraerlos sino de convertirlos en los “Valientes de David”. Otra muestra de la identificación de David, fue cuando la costumbre dictaba exterminar todo linaje del rey anterior, David por el contrario, hizo buscar y traer a Mefiboset hijo de Jonathan, para viviera con él en el palacio. La misión de nuestro liderazgo se puede resumir en: sacar de la cueva de Adulam y de la tierra de Lo-debar a los discípulos o seguidores y a través de un proceso llevarlos al palacio, a puestos de Reino. Credibilidad David proyectó credibilidad comandando eficazmente sus campañas militares, los capítulos 27, 28, 29 y 30 de 1a. Samuel hablan de ello. Para generar influencia es importante que el líder vaya al frente. No es lo mismo “hagan” que “hagamos”. Es importante resaltar que el día que David vio vulnerada su credibilidad, fue cuando pecó adulterando con Betsabé, ya que prefirió quedare en palacio, en vez de ir al frente de su ejército como acostumbraban los reyes. 2a. Samuel capítulo 11. En otro orden de ideas, las palabras conmueven pero el ejemplo arrasa. El perfil de un líder con credibilidad lo encontramos en el libro de Hebreos: Hebreos 13:7 RV95 Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta e imitad su fe. Un líder con credibilidad es aquél que tiene un mensaje digno de recordar, una conducta digna de considerar y una fe digna de imitar. El mensaje que predicamos como líderes debe estar en concordancia con nuestra manera de vivir y nuestras acciones de fe. Unción Si algo disfrutaba David, era el ser dirigido por la mano de Dios y Su poder sobre su vida. El gigante Goliat menospreció a David y la Biblia dice que lo tuvo en poco. Sin embargo ese fue su grave error. Goliat desconocía que David había sido ungido antes, mucho antes de tomar un puesto de liderazgo. La unción da autoridad y la autoridad se respeta, es más, es la unción y la autoridad lo único que respeta el enemigo. De Jesús dijeron cuando enseñaba, que era alguien que lo hacía como quien tiene autoridad y no como los escribas, Mateo 7:29. Lo que la gente desconocía es que tiempo atrás, Jesús también había sido ungido por el Poder del Espíritu Santo. Podrán criticar y cuestionar muchas cosas del líder, pero lo único que no podrán cuestionar es la autoridad que otorga la unción. Porque quien se atreva a poner en tela de duda la unción y la autoridad de un líder, el problema ya no lo tendrá con él, sino con Aquél quien se la otorgó. En resumen… La influencia del líder debería trascender a otras esferas, más allá del plano de la célula, de la red, de la Iglesia o del plano cristiano. David fue el líder que supo trabajar en cooperación con líderes clave, incluso líderes que se encontraban fuera de su perímetro directo de liderazgo. Su liderazgo afectó y cooperó con los valientes de David, los profetas Samuel y Natan, el mismo rey Saúl, los Ancianos de todas tribus de Israel, pero también al General Filisteo Aquis, quien fue su protector en tiempos que huía de Saúl. Como líderes debemos buscar los espacios y mantener los canales abiertos que nos permitan mantener buenas relaciones con líderes cristianos y no cristianos, con el objetivo que en asociación con ellos puedan coadyuvarnos en la consecución de nuestros fines y en el establecimiento del Reino de Dios.
Para descargar el tema da

Para ver otros temas relacionados da