martes, 13 de diciembre de 2011

LA RESPONSABILIDAD DEL PUEBLO CRISTIANO

Cuando nos introducimos en el mensaje de las parábolas de la Biblia discernimos mensajes que a simple vista serían literales. en Isaías 5:1-5 leemos que "Ahora cantaré por mi amado el cantar de mi amado a su viña. Tenía mi amado una viña en una ladera fértil. La había cercado y despedregado plantado de vides escogidas; había edificado en medio de ella un torre, y hecho en ella un lagar; y esperaba que diese uvas y dio uvas silvestres..Ahora, pues, vecinos de Jerusalén y varones de juda, juzgad entre mi y mi viña.¿qué más se podría hacer a mi viña, que yo no haya hecho en ella? ¿ Cómo, esperando que diese uvas, ha dado uvas silvestres?. Os mostrare, pues, lo que haré yo a mi viña: le quitare su vallado, y será consumida; aportillaré su cerca, y será hollada. Haré que quede desierta; no será podada ni cavada, y crecerán el cardo y lo espinos; y aún a las nubes mandare que no derramen lluvia sobre ella" El pueblo de Israel escogido por DIOS fallo al no llevar el eterno mensaje de amor y salvación a las demás naciones , no entendió, ni asumió su responsabilidad como nación santa y ejemplo a los pueblos. Su testimonio decayó notablemente dejándose contaminar de sus naciones vecinas hasta llegar a sistemas idolátricos incalculables. Hoy el pueblo cristiano es el llamado a cumplir esta hermosa misión. Es para hombres valientes que amen de corazón a Nuestro Señor Jesucristo y entreguen su vida a El. nuestro fruto no debe ser como aquellas uvas silvestres que no dan nada, solo sirven para ser holladas y dejadas como hierba seca.El fruto debe tener como objetivo fundamental la propagación del evangelio a todo pueblo y nación. Hoy está misión viene siendo atacada por diferentes ángulos; se le llama proselitismo religioso y que en determinado momento puede atacar los derechos fundamentales de los pueblos. Ignoran que la verdad al ser proclamada a través de la palabra de DIOS lleva en si misma una fuerza que domina las fuentes demoniacas y transforma la vida de las personas encadenadas por el pecado y el sistema de este mundo regido por la iniquidad, la mentira y la maldad. La palabra de DIOS es poderosa porque cambia el pensamiento erróneo del hombre, lo deja en un nuevo paradigma, lo centra en lo que es espiritual ; construye nuevos hombres y es tan penetrante que llega hasta lo profundo del corazón e imparte vida. Es una cirugía que reedifica el alma, limpia las malas conductas y sobre todo trae debajo de su brazo un gran regalo, la salvación, la vida eterna.
Nosotros como pueblo de DI0S tenemos la responsabilidad de ir hasta los israelitas y predicarles el evangelio de salvación de Nuestro Señor Jesucristo. Nuestra tarea los incluye a ellos. sabemos que DIOS está tratando con ellos como lo hizo en ocasiones anteriores.
Hermanos, la invitación es a trabajar para ser instrumentos valiosos para DIOS y dar tesmimonio de lo que DIOS ha hecho en nuestras vidas por medio de la fe en su hijo amado. El gozo, la revelación de la sana doctrina y el amor de Jesús siempre debe ser nuestra prioridad .no olvidar la gran comision es nuestra prioridad.
Leer más...