lunes, 30 de mayo de 2011

Un Blog de Bendición, "Reflexiones Cristianas"

Hola amados hermanos, hoy quiero mostrarle este Blog para quien no lo conoce, se trata de Reflexiones Cristianas, un sitio que esta destinado a mostrar muchos escritos que sirvan de bendicion a todas las personas que lo visitan. Se lo recomiendo a todos ustedes, debido, que es un sitio mas de nuestra red de Blogs Cristianos. En el podras conseguir muchas Reflexiones Cristianas de una gran variedad de temas.


www.reflexionescristianas.com.es tiene un diseño muy agradable y letras acorde para todo lector, carga muy rapido y se actualiza frecuentemente. Sin duda un sitio que tiene mucho de que hablar, pero yo en este momento, no hablare mucho del tema.
Solo quiero invitar a todos los visitantes de Actualidad Cristiana, que se unan a ese medio de Bendición.

Saludos y que Dios les bendiga
Aquí les dejo el enlace: www.reflexionescristianas.com.es
Leer más...

domingo, 29 de mayo de 2011

Moviendo el corazón de Dios

Hace algunos días atrás, no me sentía muy bien de salud. Tenía un fuerte dolor de cabeza, así que decidí acostarme para descansar un rato. Apagué las luces, cerré la puerta del cuarto y le dije a mi esposa que iba a estar descansando.


Pasaron unos minutos y de pronto escucho a mi hija llorando desesperadamente en el pasillo de la casa. Claro, buscaba a su papá y ella sabía que estaba dentro de la casa. Yo solo escuchaba una vocecita que gritaba una y otra vez: “¡Yo quiero a mi papá!” Demás está decirles que decidí salir para abrazarla y decirle que papá estaba allí.

Lo que me hizo salir del cuarto, no fue que mi pequeña preguntaba por mí, sino aquel llanto desesperado que buscaba mover lo que fuera para llegar a papá. Esta pequeña experiencia me llevó a entender un principio bien grande en nuestra relación con nuestro Padre Celestial.
Hoy más que nunca, creo que tenemos que ser esos niños que claman por la presencia de sus padres. Si estamos buscando mover el corazón de Dios, tenemos que llorar desesperadamente por Él.

En el evangelio de Lucas, la palabra nos enseña de un hombre leproso que al ver a Jesús, se le acercó y postró su rostro en la tierra y le rogaba que le sanara. Más adelante, la palabra también narra la historia de un hombre llamado Jairo que se postró a los pies de Jesús y le rogaba que entrara a su casa porque su hija estaba muy enferma.

Hay una gran cantidad de ejemplos en la palabra que nos hablan de ese grito desesperado por encontrar la presencia de Dios. Ese grito capaz de capturar su atención. Y es que solo cuando nos humillemos, cuando postremos nuestro rostro en tierra y cuando gritemos desesperadamente por Él, estaremos en posición para mover Su corazón.

Publicado por: Abdiel Flores (www.abdielflores.com)

Actualmente, Abdiel Flores se encuentra en la presentación de su primera producción discográfica como solista titulada ‘Él cuida de mí’. La misma, es una recopilación de himnos tradicionales rearmonizados y arreglados en ritmos con influencias del jazz y ritmos latinos.

Como explica Abdiel:
‘Él cuida de mí’ es un homenaje al Señor, no tan sólo por el cuidado que nos proporciona en nuestro caminar por la vida, sino por la certeza y seguridad que nos brinda su promesa de que seguiremos siendo cuidados cada día por su mano protectora en su cobertura divina. Hoy tengo que reconocer que si no fuera por Él, ninguno de nosotros estaríamos aquí.’
Muchas gracias por leer este artículo.
Espero comentarios de parte de los lectores.
Saludos y que Dios le bendiga.
Leer más...

jueves, 26 de mayo de 2011

¿Podemos estar seguros de nuestra salvación? ¿Debemos estarlo?

NOTA: Entiendo que dentro del pueblo cristiano la posición que defiendo en este post no es compartida por algunos círculos evangélicos. Respeto su punto de vista. La pasión que se pueda observar al leer este escrito sólo es producto de mi percepción acerca de lo que creo que enseñan las Santas Escrituras y de una experiencia que tuve en una comunidad de cristianos arminianos. En el amor de Cristo comparto con todos ustedes este post.

“Dios es el que nos mantiene firmes en Cristo…Él nos ungió, nos selló como propiedad suya y puso su Espíritu en nuestro corazón, como garantía de sus promesas” (2 Corintios 1:21-22)

biblia712 Hace unos meses, en una reunión a la que asistieron varios jóvenes cristianos, el cielo comenzó a llenarse de luces y relámpagos. Los cielos negros tronaban con toda su fuerza cuando uno de ellos volteó hacia mi, y con un temor evidente me preguntó: “Si el Señor viene hoy ¿estás listo?”. Lo miré por unos momentos y le dije: “Sí”. Más tarde, medité en la pregunta que me había hecho y gracias a Dios estaba seguro de lo que había dicho. Sin embargo, ¿por qué hay quienes están inmersos en una multitud de dudas respecto a su salvación? ¿Cómo es posible que alguien que estudia las Santas Escrituras diariamente no sea capaz de ver en ellas la certeza que Dios ofrece a todos los que vienen a Él? Y más aún ¿qué clase de Evangelio es ese en el cual se le dice al neófito: “Dios te ha redimido pero sólo temporalmente”?

Hay varios planteamientos que conviene referir para aclarar este asunto de importancia vital para la vida cristiana. Podemos pensar en lo siguiente: 1) Dios salva temporalmente al pecador, lo prueba en esta vida y si resiste lo suficiente lo recibirá en gloria al morir; o 2) Dios salva eternamente al pecador, lo guarda en esta vida y lo hace perseverar hasta su muerte cuando lo recibirá en gloria. En el primer caso, nadie puede estar completamente seguro de su redención, pues ¿qué tal que alguno siente que se está engañando? ¿qué ocurrirá con aquella persona fiel que por cuestiones de carácter y de honradez tiene que reconocer que ha fallado delante de Dios y que quizá esté lejos de la redención final de su alma? ¿Y si antes de morir la conciencia no lo acusó de algo por lo cual se hará merecedor del infierno? ¿Cómo lo sabes tú que enseñas que la salvación se puede perder? Deberás tener mucho cuidado al irte a dormir por la noche –si Dios concede la vida- porque tal vez hayas dejado de confesar algo al Señor por lo cual tengas que pagar en la eternidad.

Yo he mirado a algunas personas que creen que la salvación se puede perder pecando abiertamente contra la ley perfecta del Señor, en un chisme, en una mirada libidinosa, en una mentira y en rencores, ¡Oh, si leyeras con atención que “comete pecado el que sabe hacer el bien y no lo hace” (Santiago 4:17)! Si has dejado de orar, si has dejado de ayudar al vecino en su necesidad, si has dejado tu vida devocional, si has dejado de estudiar para tus exámenes o si has dejado de cumplir con alguna responsabilidad en el trabajo, con el gobierno o con el medio ambiente, o también, si has dejado de comer alimentos sanos o si has dejado de ver cosas buenas en tu televisor, ya has pecado contra Dios. Entonces ¿Cómo harás para hacer siempre el bien y evitar siempre el mal, en toda circunstancia, de manera que estés seguro de que tu salvación temporal está vigente aún? ¿Cómo te atreverás a voltear al cielo y decirle a Dios: “Señor, yo sé que hasta esta hora del día soy temporalmente salvo, pero ayúdame a llegar salvo hasta la siguiente hora”?

La Biblia indica que el Espíritu Santo nos da testimonio de que somos hijos de Dios (Romanos 8:16). Pero este testimonio no se puede circunscribir a un sentimiento determinado porque las emociones son fluctuantes. Por ende, el testimonio del Espíritu Santo es la Palabra de Dios. Viene con la Palabra y a través de la Palabra. El Espíritu Santo nos segura que la Biblia es la Palabra de Dios. Es por esta poderosa razón que tenemos que acudir a las Escrituras en oración para escudriñarlas y encontrar en ellas el verdadero testimonio acerca de nuestra salvación.

Siguiendo a R. C. Sproul (1996) hay cuatro posiciones posibles con respecto a la certeza de la salvación:
  1. Hay personas que no son salvas y que saben que no son salvas
  2. Hay personas que son salvas pero que no saben que son salvas
  3. Hay personas que son salvas y que saben que son salvas
  4. Hay personas que creen que son salvas pero que no son salvas
Existen varias maneras con las cuales podemos saber en qué clase de caso estamos: a) Una falsa doctrina acerca de la salvación nos priva de la salvación; b) La idea de que podemos ganar la salvación reuniendo ciertos requisitos morales en esta vida nos priva de la salvación; y c) Tener la doctrina correcta acerca de la salvación pero no vivir en consecuencia nos priva de la salvación.

Hay que examinar nuestros corazones y el fruto de nuestra fe a la luz de la Palabra de Dios. John MacArthur (2010) ofrece nueve evidencias de la redención genuina: amor a Dios (Salmo 42:1; 73:25; Lucas 10:27; Romanos 8:7), arrepentimiento del pecado (Salmo 32:5: Proverbios 28:13; Romanos 7:14; 2 Corintios 7:10; 1 Juan 1:8-10), humildad sincera (Salmo 51:17; Mateo 5:1-12; Santiago 4:6,9), celo por la gloria de Dios (Salmo 105:3; 115:1; Isaías 43:7; 48:10; Jeremías 9:23, 24; 1 Corintios 10:31), oración continua (Lucas 18:1; Efesios 6:18; Filipenses 4:6; 1 Timoteo 2:1-4; Santiago 5:16-18), amor abnegado (1 Juan 2:9; 3:14; 4:7), separación del mundo (1 Corintios 2:12; Santiago 4:4; 1 Juan 2:15-17, 5:5), crecimiento espiritual (Lucas 8:15; Juan 15:1-6; Efesios 4:12-16) y obediencia (Mateo 7:21; Juan 15:14; Romanos 16:26; 1 Pedro 1:2;,22; 1 Juan 2:3-5).

Ya hemos dicho algo acerca de la salvación temporal según entienden algunos que enseña la Biblia. Pero la Santa Palabra, la tradición y la experiencia confirman que la salvación eterna es eterna y no temporal. Cristo indica en Juan 10: 27-28: “Mis ovejas oyen mi voz; yo las conozco y ellas me siguen. Yo les doy vida eterna, y nunca perecerán , ni nadie podrá arrebatármelas de mi mano”. El verbo griego en tiempo presente usado aquí significa que el cristiano es aquel que habitualmente tiene dispuesto todo su ser al Señor. “Nadie podrá arrebatármelas de mi mano” dice Jesús ¿Como es que eres tan osado para decir que una persona redimida, un cristiano real, puede caer de la gracia? ¿No has leído que el que comenzó la buena obra la irá perfeccionando hasta el día de Jesucristo (Filipenses 1:6)? ¿Acaso piensas que cuando la Biblia dice que fuimos predestinados para ser adoptados (Efesios 1:5) está refiriéndose a un “buen deseo” de Dios para tu vida? ¿Crees que cuando el texto sagrado dice que fuimos elegidos antes de la fundación del mundo para que seamos santos y sin mancha delante de Él se trata de una simple fórmula motivacional? ¿Por qué te cuesta tanto aceptar la soberanía de Dios?

Quizá me dirás: “Salvo siempre salvo es una mentira que constituye una licencia para pecar”. Te contestaré ahora con la Confesión de Fe de Westminster (1647) que contiene el credo cristiano más completo y más fiel de las Escrituras al que se añadieron y se siguen allegando millares de millares de cristianos cuyo amor por la Palabra de Dios es puro y auténtico:
Aunque los hipócritas y otros hombres no regenerados pueden vanamente engañarse a sí mismos con esperanzas falsas y presunciones carnales de estar en el favor de Dios y en estado de salvación; (1) cuya esperanza perecerá; (2) sin embargo, los que creen verdaderamente en el Señor Jesús y le aman con sinceridad, esforzándose por andar con toda buena conciencia delante de él, pueden en esta vida, estar absolutamente seguros de que están en el estado de gracia, (3) y pueden regocijarse en la esperanza de la gloria de Dios; y tal esperanza nunca les hará avergonzarse.(4)
1. Job 8:13,14; Miqueas 3:11; Deuteronomio 29:19; Juan 8:41.
2. Mateo 7:22,23.
3. 1 Juan 2:3; 5:13 y 3:14,18,19,21,24.
4. Romanos 5:2,5.
Esta bendita gracia de Dios se revela con mayor hermosura en la siguiente declaración:
Esta seguridad no es una mera persuasión presuntuosa y probable, fundada en una esperanza falible; (1) sino que es una seguridad infalible de fe basada en la verdad divina de las promesas de salvación, (2) en la demostración interna de aquellas gracias a las cuales se refieren las promesas, (3) en el testimonio del Espíritu de adopción testificando a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios; (4) este Espíritu es la garantía de nuestra herencia, y por EL cual somos sellados hasta el día de la redención.(5)
1. Hebreos 6:11,19.
2. Hebreos 6:17,18.
3. 2 Pedro 1:4,5,10.11; 1 Juan 2:3; 3:14; 2 Corintios 1:12.
4. Romanos 8:15,16.
5. Efesios 1:13,14; Efesios 4:30; 2 Corintios 1:21,22.
Esta seguridad está muy lejos de inducir a la negligencia a los seres humanos. Todos aquellos que levantan su voz contra esta doctrina bíblica de la salvación eterna la han comprendido mal,  o bien, intentan afirmarse así mismos sobre la base de una falible piedad personal.

Es mi oración que todos aquellos cristianos verdaderos que han padecido de las desgastantes  incertidumbres que conlleva la ignorancia de las Escrituras puedan sentirse liberados, o al menos escuchen en sus corazones acerca de esta esperanza bendita cada vez que alguno les instruya en el miedo de perder el regalo de la salvación. Como indicó un predicador evangélico un día: "Lo peor que puede hacer una iglesia es hablarle a los no cristianos de la seguridad de la salvación como si fueran cristianos; pero lo mejor que puede hacer una iglesia es reforzar la seguridad de la salvación en todos aquellos cristianos verdaderos"

Por Juan Paulo Martínez
http://elblogdepaulomartinez.blogspot.com/
Leer más...

martes, 24 de mayo de 2011

“Arrastrados” al Señor: La gracia irresistible

vida_nueva_r2_c3 En Juan 6:44 se leen las siguientes palabras de Cristo: “Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me envió, y yo lo resucitaré en el día final”. La palabra “atrae” es una traducción del griego helkuo que significa “arrastrar”. Es la misma palabra usada en Santiago 2:6: “¿No son los ricos quienes los explotan a ustedes y los arrastran ante los tribunales?”.

Según la Divina Palabra nosotros fuimos “arrastrados” hacia Cristo por Dios. Cuando nuestras vidas estaban enteramente separadas de la voluntad del Señor y nuestros corazones estaban endurecidos e inmersos en la oscuridad del pecado, Dios, por medio del Espíritu Santo, nos arrastró hacia Cristo. Del mismo modo que fuimos un día arrastrados (helkuo) por nuestros propios deseos hacia el mal (Santiago 1:14), se llegó el instante en que el Padre “nos hizo nacer de nuevo mediante la resurrección de Jesucristo” (1 Pedro 1:3. Véase también Santiago 1:17-18).

En nuestra regeneración o nuevo nacimiento, como ocurrió también con nuestro nacimiento físico, no tuvimos absolutamente nada que ver. Nuestro papel fue pasivo. Dios nos regeneró por medio de su Espíritu y abriéndonos el corazón (Hechos 16:14) fuimos capacitados para arrepentirnos y creer en Jesús como nuestro divino Señor y Salvador. Ciertamente, tomamos la decisión libre y voluntaria de seguir al Señor pero solamente hasta que Dios nos dio un nuevo corazón para creer. Se cumplió en nosotros la Santa Escritura: “Les arrancaré el corazón de piedra que ahora tienen, y pondré en ellos un corazón de carne” (Ezequiel 11:19).

Si Dios no nos hubiera regenerado y arrastrado hacia Cristo jamás hubiéramos podido tener fe en el Señor. Esta es otra de las hermosas enseñanzas de la Biblia acerca del amor de Dios. Desde la eternidad y conforme a su eterno propósito Dios nos predestinó de antemano para ser sus hijos y mostrarnos su glorioso poder y majestad. En medio de las tinieblas de nuestra vida pasada el Padre tuvo a bien, en su Soberana Gracia, elegirnos desde antes de la fundación del mundo (Efesios 1:4) y arrastrarnos hacia Él para que pudiéramos arrepentirnos y ser hechos libres en Cristo Jesús.

¡Oh, bendita libertad que nos has dado! ¡Bendito amor y divino cuidado con que nos preservaste y nos preservarás hasta el fin! ¡Gracias a Ti hoy podemos vivir confiados y en paz! ¡Gracias por la cruz! ¡Gracias por tu Santa Palabra!

Por Juan Paulo Martínez

http://elblogdepaulomartinez.blogspot.com/

Leer más...

Cuentas en Rojo - Devocionales Cristianos

Me ha sucedido a lo largo de mi vida. El balance de mi economía siempre ha sido desfavorable. Las cuentas siempre han estado en rojo, inflando las deudas, exasperando los ánimos, afligiendo las esperanzas. Dando por tierra con lo que cuesta tanto construir, en un abrir y cerrar de ojos.


He de ser honesto: los créditos han sido la causa principal de mis desvelos y ansiedades. Nada peor que la fecha que llega para pagar la cuota de tal ó cual préstamo, y saber que no hay conqué. ¿Dios querrá que le honremos?. ¿Porqué el Señor nos hace llegar hasta el límite a veces para pagar los compromisos adquiridos?. ¿Cuántas veces hemos pagado en intereses de intereses pequeñas fortunas, sueldos enteros?.

Primero debería preguntarme cuál fue la causa para pedir ese crédito, cuál fue el motivo de ese gasto impropio:
"Yo tenía tal cosa, pero quería una mejor, una más moderna, la que tenía ya era obsoleta, ya no es lo que el mundo usa...". Yo tenía un abono de telefonía pero no me alcanzaba para hablar todo lo que quería hablar por mi cómodo y efectivo celular,entonces subí el valor de mi abono, y ya pago el doble de lo que pagaba hace un año apenas."

"Yo tenía tres canales de televisión libre, pero...todo el mundo tiene cable prepago. Más y más horas de tele, más dibujitos para mis hijos, más novelas para mí, más cine. Yo quiero que ese chupete electrónico llene mis horas vacías...esas horas que no le ofrezco a Dios, que no salgo a caminar con mis hijos, con mi esposa, esas horas que no aprovecho para visitar a algún hermano que hace rato que no veo, ese tiempo que no le dedico a mi devocional."

"Yo solía comprarme esos vaqueros de saldo que no estaban tan mal, mientras estuvieran limpios y presentables. Pero a mi esposa le gusta que vista BIEN...entonces comencé a comprar ropa de "marca" adquiriéndola con tarjeta de crédito, a veces pactando cuotas por lo largo interminable de un año. Y al año, esa ropa ya es viejísima."

Veo...siendo objetivo, que el mundo me ha entrado por los ojos. Y lo que eran deseos genuinos mientras fueron humildes frente a la mirada atenta de Dios, se han transformado en pasiones malignas, para satisfacción del enemigo que a toda costa quiere hundirnos más y más en su sistema, en su mundo, en su Kosmos destructor. Pasión por tener, pasión por adquirir, pasión por consumir.

Yo deseo tanto lo que el mundo tiene, que aún a costa de mi ansiedad voy a tener en mi propia casa un acceso a Internet propio porque...si no, estoy incomunicado, no tengo acceso a este mundo que me queda tan cómodo entrarle por el teclado de mi propia pc. Soy anticuado, añejo, estoy lleno de antigüedades.

Qué haré entonces para solucionar este problema?.

Deberé transformarme en un menonita, en un troglodita?. Me he preguntado alguna vez porqué no poseo mi propio hogar, y sigo alquilando, entregando todos los meses esa porción de sangre que nunca vuelve, por algo que ni siquiera es mío?. He sacado cuentas de cuántas casas podría yo haber pagado con lo que despilfarré tan alegremente?. He puesto el mismo deseo por adquirir bienes de temporada por el anhelo correcto de luchar por una casa propia?. He hecho las colas que corresponden frente a las autoridades?. He hecho los trámites correctos?. Me he esforzado de madrugada por llegar temprano al ente que regula la entrega de viviendas?. "Ah, a veces sucede que el plan que salió hace poco "no me quedaba cómodo" era lejos, en calles de tierra, sin cloacas, y pegado a un barrio marginal....".

¿Es el deseo de una casa propia acaso algo malo?. Vamos por partes: Dios no tiene nada contra la prosperidad. Todo lo contrario, Él la entusiasma, la promete, la promueve, la inculca. Pero la base de esa aprobación de Dios es la ACEPTACIÓN de lo que se tiene por su Gracia, y la constancia de una vida de ORACIÓN y DEPENDENCIA de su divina voluntad. Tal vez...Él quiere que nuestra cruz sea simplemente "vivir con lo justo" que se traduce en tener la certeza de que NUNCA nos faltará el pan en nuestra mesa, y mucho menos para nuestros hijos, y que no tendremos necesidad de mendigar.

Si esa forma de vivir te incomoda, te molesta, y vos querés lo que no podés poseer, vos incluso envidiás cómo vive tal ó cual hermano, a vos te gusta "esa casa" "ese auto" "esas vacaciones" ese "estilo de vida" que tienen tantos otros menos vos...tenés tus Cuentas en ROJO.

Porque nuestro tesoro debe estar en el cielo. Nuestro corazón debe estar con el Rey. Allá el campo está lleno de frutos de tierra santa que llenarán nuestros graneros, y jamás, nunca más, nos faltará nada. Buscar vivir en esta tierra con la mirada puesta en su reino, en su justicia - porque si hay algo injusto completamente es este sistema en el que persistimos estar atados - lo demás...será añadido, de tal manera, que lo que sea que poseas te satisfaga, te contente, te traiga alegría, dicha.

Un trozo de pan en una mesa donde abunda el amor familiar, el de tu esposa, el de tus hijos, es el tesoro más abundante en esta tierra. El saber que poseemos la bendición de Dios - en tanto hagamos su voluntad - debería, como a Pablo, alcanzarnos de verdad para decir "en todo se tener contentamiento, en abundancia, en escasez...".

El mundo pasa, y sus deseos...no nos conformemos a este siglo, a este sistema...no hagamos tesoros donde la polilla y el orín corrompen...uhhhh qué sabio Dios. Cuánta dicha y delicia hay en su palabra, cuánto ha luchado Él para que no nos hundamos en las cuentas mal adquiridas y los deseos de este mundo. Y sin embargo, tozudos, nosotros también estamos gran parte de nuestra vida "dando coces contra el aguijón". Ese aguijón casi siempre tiene forma de banco, de financiera, de resumen de tarjeta de crédito.

Habrá llegado para mi la hora de "ya basta"?. Podré recuperar mi paz al acostarme sabiendo que no le debo nada a nadie y le he honrado pagando todos mis compromisos?. Y cómo haré eso, si lo que gano ahora ni siquiera me alcanza para pagarle a cada cual su deuda?. Ay, gran dilema...otro crédito más grande tal vez?. Cierro las puertas a los acreedores y me mudo de ciudad para empezar de nuevo en otro lado, dejando "los muertos financieros" en el camino y en el olvido?. El olvido de quién?. "El que encubre su pecado no proseperará..".

Pero si querés REALMENTE honrar a Dios y salirte de este hoyo en el que estás metido por tus malos deseos...detenete!. Deci BASTA. Dejá el cable, internet, bajá el abono, no uses tu tarjeta. Y si no te alcanza...salí a vender pan. Hacelo con tus hijos, con tu esposo...encontrá dicha en eso. Dios te va a honrar, en tanto le honres a Él. No le vuelvas la espalda a las responsabilidades adquiridas. Lamentablemente habrá consecuencias, sin dudas. Talvez estés años para pagar ese mísero crédito que finalmente no te sirvió para nada. Pero si aprendiste la lección, TE ASEGURO que estarás lleno de satisfacción cuando te des cuenta, que PODÉS vivir sin créditos, podés vivir sin consumir lo que consume el mundo y sin anhelar lo que anhela el mundo. Y las cuentas, pasarán del rojo al rosa, y del rosa al blanco...y ya no más. Y habrás aprendido la lección. Y serás felíz sin dudas y sin deudas, porque habrás hecho la voluntad del Padre. Continúa haciéndolo!.

En cuanto a mí anhelo en mi corazón, tener un PLAN DE VIDA. A la medida de lo que Dios me da, de lo que le pido y me otorga. No quiero más que eso. Porque mi porción y mi copa DESEO que seas vos, mi Señor.

1Jn 2:16 "Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.
1Jn 2:17 Y el mundo pasa, y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre."

Escrito Por: Mariano Spinardi
Artículo enviado por correo electronico
Para: Blogs Cristianos
Fuente: Eterna Palabra
Leer más...

¿Qué significa ser santo?

alegria ¿Qué significa ser santo? Podríamos iniciar diciendo que ser santo es vivir la santidad. Pero ¿qué es la santidad? Algún estudiante de las Escrituras pudiera levantar la mano y decir: “Ser santo es vivir apartado del mundo”, y entonces surgiría otra interrogante: ¿qué significa vivir apartado del mundo?

Una mala noción de santidad puede agotar y llenar de amargura a las personas. Para muchos incrédulos –y aún para algunos cristianos- ser santo es equivalente a padecer  deliberadamente una vida de privaciones en la vida diaria que paulatinamente van acotando su felicidad. La santidad es, según este error del legalismo, una lista de cosas que no debes hacer. Cuando la cumples, entonces eres santo; pero si la ignoras estás perdido.

Pero ¿Qué dice la Santa Escritura sobre ser santo?

La Biblia dice que la santidad es, en primer lugar, la condición que guardan los hijos de Dios en virtud de la acción sobrenatural del Espíritu Santo en sus corazones. Somos santos porque Cristo nos ha santificado con la verdad (Juan 17:17). Como miembros de la iglesia fuimos santificados por el sacrificio perfecto de Cristo (5:25-26). Desde que somos justificados Cristo nos presenta “santos y sin mancha e irreprensibles delante de Él” (Colosenses 1:22). En suma, por el puro principio de la Gracia de Dios en Cristo, y sin que medie absolutamente ninguna obra de nuestra parte,  somos santos delante de Dios.

Alguien pudiera objetar que eso es mentira  porque la santidad tiene que ver con nuestro modo de vivir. Yo contesto: No es mentira lo que he escrito porque está en la Biblia. Lo que sí ocurre es que falta añadir algo más que también es concomitante a la obra de la redención en nosotros. Cuando Cristo salva a una persona y la hace santa, apartada para Dios, el Señor también la separa de su amor natural al mundo y al pecado y la habilita para vivir una vida devota.

En este tesitura, un cristiano es santo en dos sentidos que van unidos: es santo porque Dios lo ha hecho santo en Cristo, y es santo porque en su existencia comienzan a darse las evidencias de la vida regenerada. Así, el que antes robaba, fornicaba, bebía, era idólatra, mentía, era chismoso, pervertido, grosero, envidioso, soberbio y egoísta,   entre otros hábitos o conductas pecaminosas, inicia un proceso de luchas y victorias contra el pecado que antes no experimentaba. Cada día se va conformando más a la imagen de Cristo y va creciendo en el conocimiento de las cosas celestiales. Esto significa que el pecador es capacitado por la gracia divina para vencer las tentaciones y vivir alejado de aquello que antes lo dominaba: El pecado no se enseñorea más de él (Romanos 6:14-23).

Lo anterior, no significa que el cristiano ya no pecará. En esta vida no existe este tipo de perfección. Lo que ocurrirá es que tendrá que enfrentar el dolor de pecar delante de Dios y clamando el perdón rectificará lo antes posible su transgresión con los auxilios del Espíritu de Dios. En muchas cosas fallamos todos los días y de todas ellas tenemos que pedir perdón diariamente (Santiago 3:2). En suma, la práctica del pecado es algo que ya no tendrá lugar en la nueva vida del cristiano (1 Juan 3:9). Como se ha dicho bien, Cristo nos salva de nuestros pecados y no en nuestros pecados.

Es falso decir que Cristo nos justifica sólo para salvación y no para santificación, pero también es falso declarar que Cristo nos justifica para salvación sólo por la fe pero hace depender dicha salvación de nuestras obras. Ni “gracia barata” ni “gracia cara”. Simplemente, Gracia Redentora, Gracia bíblica. La santidad es evidencia de la regeneración y de la elección. Es el fruto del “árbol bueno” (Lucas 6:43). Es el distintivo de hombres y mujeres de Dios. Es la regla de crecimiento, desarrollo y profundidad para todo cristiano. Es la batalla cada vez más victoriosa sobre la carne y la vieja naturaleza (Gálatas 5:16-17).

Si alguno clama que ya no es afectado por la lucha contra el pecado no conoce las Santas Escrituras. Si alguno dice que su naturaleza pecaminosa ha sido erradicada enteramente de su ser, de modo que ya no existe más en él el efecto de la caída está cometiendo un grave error contrario a la Palabra de Dios. Precisamente, porque estamos todavía en esta vida sujetos a las pasiones pecaminosas la Biblia nos llama a la guerra (Efesios 6: 10-18).

Ser santo no es simplemente seguir un reglamento de cosas que debemos evitar. Es una condición delante de Dios que trae aparejada los frutos propios de la vida regenerada. Ser santo es algo progresivo. Así, la vida santa deja de ser una obligación fastidiosa e irrealizable para convertirse en lo que realmente es: una vida que glorifica a Dios en el amor, el perdón, la paz y la comprensión cristianas. Ser santo es descansar en el Señor y vivir aprendiendo cada día un poco más de Él (Hebreos 4:3-11).

Juan Paulo Martínez

http://elblogdepaulomartinez.blogspot.com/

Leer más...

domingo, 22 de mayo de 2011

Buenas noticias


Hoy los titulares celestiales son los siguientes: ¿Estás cansado de recibir malas noticias? ¿Aburrido de tu vida? ¿No te agrada mirar tu reflejo en el espejo porque piensas que eres el protagonista de "los ricos tambien lloran"? ¿Te parece que la vida que te ha tocado es una serie de "eventos desafortunados"... una tragicomedia a lo "destino final parte 30"?

¿Eres de los que si te digo tengo dos noticias para ti... "una buena, y otra mala"... Me dirás acaso, empieza por la mala? O es que, ¿te has acostumbrado a recibir malas noticias y te has resignado a la mala oleada, al reguero de pólvora que solo traen las malas noticias?

La racha de las malas noticias le sucedió a nuestro amigo Job, él dijo: "Lo que yo siempre había temido me ocurrió; se hizo realidad lo que me horrorizaba."  Job 3:25 NTV

Sí, Job recibió las malas noticias... una tras otra... y su temor más grande se hizo realidad pues no solo se enfermó... se quedó sin familia, sin dinero... Su situación de ser buena cambió terriblemente de un momento a otro. ¿Por qué? La respuesta es simple... Job al decir lo que temía se estaba preparando para lo que vendría.

¿Sabías que lo que dices tiene poder? "La lengua puede traer vida o muerte; los que hablan mucho cosecharán las consecuencias" Proverbios 18:21 NTV

Proclamar malas noticias así como confesar tus temores son como su tuvieras fe en que lo malo te va a suceder pues tu vida se alimenta de tu lengua. Es decir que, de tu manera de hablar puedes traer vida o muerte para ti mismo.

Así que, mi querido amigo, reflexiona pues no puedes vivir esperando solo malas noticias, no puedes vivir temiendo por ti, por tu familia, por tu trabajo o por la situación económica a nivel mundial, tampoco por los fenómenos sísmicos ni por nada que está fuera de tu control...

Entiende que no debes estar angustiándote, muy por el contrario empieza a hablar vida, lleva buenas noticias... En resumen, de lo que quieres recibir de eso habla. ¡Sí, añádele a tu vida FE!

Así que hoy me he constituido como emisaria del noticiero celestial, mensajera de buenas noticias pues te escribo de parte del Autor de las buenas nuevas para declararte que "Las buenas noticias que llegan de lejos son como el agua fresca para el que tiene sed" Proverbios 25:25 NTV

Tú tenías sed de buenas noticias, ¿no? Así que, déjame decirte... desde ahora solo recibirás buenas noticias. ¿Lo crees?

Buenas noticias llegan desde lejos para ti... Sí, léelas en este instante: La solución a tu problema ya Jesús hace más de 2000 años la tiene resulta, un matrimonio, una restauración familiar y estarás abrazando un hijo muy pronto... Dios multiplicará todo lo que te fue robado en gozo, paz y felicidad...

Buenas noticias... Sí, lo que invertiste regresará con abundancia, cosecharás del fruto de tu trabajo... Buenas noticias en tu salud pues estás sano, no hay deudas... Sí, cancelación de deudas para ti, comprarás sin dinero... Habrá un deposito en tu cuenta de dónde no lo pensaste, un traspaso viene en camino, una herencia celestial por cobrar...

¡Un milagro está apunto de suceder verás la intervención de Dios en tu vida!

Todos aquellos que tengan sed de buenas noticias serán saciados de parte de Dios y hoy te prestaré mi blog para que des testimonio de los milagros que van a ocurrir, de lo que quieres declarar que sucederá...

Viene un tiempo nuevo para ti... pues "Él contestó: Lo que es imposible para las personas es posible para Dios" Lucas 18:27


¡No lo olvides... ha llegado el tiempo de buenas noticias!


Por Wenddy Neciosup
Leer más...

sábado, 21 de mayo de 2011

Cristiano Moderno, parte 2

Cristiano Moderno
(Parte Dos) Viviendo Piadosamente

Es cierto que una cristiandad asi es preocupante… Pero: ¡Cuánto más sus líderes! Está claro que hay una responsabilidad creciente en los líderes de la iglesia. Obviamente, hay muchos que están más preocupados de los números que de la calidad. Actualmente, tenemos predicadores que saben impresionar bien ante las cámaras, tienen un léxico cuidado y son los paradigmas del éxito pero… ¿Cuánto de esa espuma es verdadera sustancia?

Hay un patrón bíblico para conocer el árbol que son los frutos que produce. Esta es la regla de medición. Un líder puede causar excelente impresión pero la vara para medirle deben ser sus frutos. Yo entiendo que un buen padre puede acabar teniendo malos hijos pero la regla es que un buen árbol debe producir buenos frutos.

La pregunta que los líderes deberían hacerse es ¿Qué tipo de cristiandad están produciendo? Yo entiendo que uno mismo no puede cambiarse, que Dios tiene que hacer un milagro. Eso está claro para mí. Pero esto debe ser enseñado y trasmitido a la gente ¡allí está el papel del líder! Es interesante que –en la Biblia- el oficio de pastor vaya unido al de maestro. Porque se puede ser un maestro sin ser un pastor pero nunca pastor sin ser maestro.


En el concepto bíblico, un pastor no está solo para emocionar a la gente o entretenerla pero –sobretodo- para enseñarle. La enseñanza tiene que ser un pilar sobre el que se construye un buen ministerio. Claro, la enseñanza no es todo ¡Ojala lo fuera! Una enseñanza muerta –sin la vida de Dios- puede ser “letra que mata”

Ser un líder y en particular ser uno bueno es ¡todo un desafío! Pero una mala calidad de liderazgo no puede producir una buena calidad de cristianos. Un buen líder no está para dar a la gente lo que quiere sino lo que necesita. Lo que la palabra dice. Un buen líder –probablemente- nunca será popular ni reconocido pero siempre será productivo. Al menos, a los intereses de Dios y su Reino.

Me he preguntado: ¿Cómo podemos cambiar esto? y he concluido que Cristo y Pablo ya lo sabían. Que –de algún modo- debido a la naturaleza humana esto era un proceso irreversible. Me tranquiliza saber que como siempre hay y habrá un remanente. El Apocalipsis habla de una iglesia entera “Filadelfia” y Pablo no solo da sus advertencias a Timoteo pero a todos los que “quieren vivir piadosamente”

Alex de la Iglesia
(Artículo publicado en http://cristianomoderno.blogspot.com/)
Leer más...

viernes, 20 de mayo de 2011

¡ENOJADA!

El otro día estaba escribiendo un blog acerca del enojo. Cabe recalcar que apenas lo tenía terminado. Me fui a la cocina y mi hijo de dos años vino y borro todo.  No se que hizo.  Dos horas invertidas se habían borrado con unos clicks de mi pequeño hijo. 

Lección, no dejen al alcance de los niños las cosas. Lección número dos, después de escribir un blog acerca del "Enojo"  mi hijo borra todo mi arduo trabajo. Primero, el tiene dos años y YO, una mujer adulta, tenía la computadora en una mesa pequeña sabiendo que tengo un hijo tierno, curioso y juguetón alrededor mío.  Inmediatamente cuando me di cuenta que mi obra maestra había sido totalmente borrada, me enoje tenía ganas de gritar y decir: "Christopher MIRA LO QUE HICISTE. FIJATE EN LO QUE HACES." pero en vez de eso solo dije: "Christopher... ¿que hiciste?, ¿Donde esta lo que escribí?" 

Me quede callada. Definitivamente no puedo compartir algo que no aplico a mi vida.  Sin embargo doy gracias a Dios que me ayuda a cada día ser mejor. Sin EL(Dios) simplemente mi vida sería marchita pero por Dios me siento completa. 


Es normal enojarse. De hecho en la Biblia nos habla acerca de que nos vamos a enojar. Tire la primera piedra al que vive sin enojo. Sin embargo Dios nos da pautas en la Biblia y con su ayuda podemos controlarnos en momentos como esos. Por que la consecuencia de nuestras acciones y palabras son cosas que realmente queremos evitar. 


Primero que nada siempre queremos justificarnos y buscar un culpable para desquitar nuestro enojo que muchas veces son basados en nuestros propios errores.  Ahora la Biblia nos dice explícitamente. 
"Además, «no pequen al dejar que el enojo los controle»." Efesios 4:2 
 A lo mejor te encuentras enojado por algo o con alguien por mucho tiempo. Seguramente les ha pasado. Y eso se torna en raíces de amargura en nuestra vida.  Nos vuelve en esclavos de la amargura e impide que tengamos gozo.
"No permitan que el sol se ponga mientras siguen enojados" Efesios 4:27
Y yo si creo que existe el gozo completo. Por muchos años viví pensando en que era una utopía.
Pero mi gozo no se basa en mis circunstancias pero en que tengo a Jesus en mi vida. En su sacrificio en la cruz por mis pecados. Y eso mis queridos lectores me hace completamente gozosa. 
"Controla tu carácter,  porque el enojo es el distintivo de los necios" Eclesiastés 7:9
Una de las cosas que mas me gusta de este versículo es como Dios nos ha dado la capacidad para controlarnos o podemos ir a mil por hora. Si te dejas llevar por tu enojo seguramente harás alguna locura de la que después te vas a arrepentir. Por ejemplo cuando maldecimos a alguien, ofendemos, tiramos cosas, amenazamos, y más. Alejamos a la gente que nos ama de nuestro alrededor. ¡Nadie quiere estar cerca de un peleón! 


Entonces ¿que hacemos como cristianos? 
"ustedes deben ser rápidos para escuchar, lentos para hablar y lentos para enojarse." Santiago 1:19
Si, lentos para enojarnos. Y aunque esto se ve a veces difícil para algunos especialmente cuando tenemos fundamentos justificados.  Encuentro mucha sabiduría en este verso y una verdad rotunda. 
Por último comparto este verso:
"Hagan todo lo posible por vivir en paz con todos." Romanos 12:18
© Carla Delgado Sparks- http://carlavdq.blogspot.com
Leer más...

jueves, 19 de mayo de 2011

Faltan 2 días para el 21 mayo de 2011 donde ocurrirá el rapto de la Iglesia, según grupo evangélico de EE.UU

Las principales ciudades de los Estados Unidos y Canadá amanecieron con carteles que advierten de la llegada del apocalipsis será el próximo 21 de mayo. La campaña fue encargada por el grupo religioso Family Radio.


La secta que dice ser cristiana colocó, en ambos países, decenas de publicidades en las que declara que el Día del Juicio Final se producirá en los próximos días. En los anuncios, advierte que sólo los verdaderos creyentes se salvarán.

Además, en su página web advierte que "la Biblia garantiza esa fecha. Faltan 10 días". Según el presidente de Family Radio, Harold Camping, llegaron a esa conclusión tras estudiar las sagradas escrituras y porque son exactamente 7.000 años después de que Noé se salvara del Diluvio Universal.

"La Sagrada Biblia da más pruebas increíbles de que el 21 de mayo de 2011 es exactamente el momento" del fin del mundo, añade el sitio. El grupo considera que los no creyentes sufrirán un poderoso terremoto que provocará varios meses de caos en la Tierra.
Leer más...

miércoles, 18 de mayo de 2011

El zancudo de la depresión


Una de estas noches, un zancudo estuvo picoteando mi cuerpo y llegué a pensar que era un zancudo vampiro porque no se cansaba de beber mi sangre.  A tal punto llegó la situación, que no pude dormir toda la noche al escuchar los zumbidos del bendecido insecto.

¡Y qué feo es querer dormir y no poder hacerlo! Es terrible ponerte el pijama, apagar la luz y no tener sueño por más que tengas una almohada confortable hay algo que no te deja dormir...

Durante esta semana, después de lo zancudo... Pude sentir como tú estabas siendo picoteado por la depresión, por el desanimo, por esa preocupación constante... Te pude ver dando vueltas en tu mente y aunque continúas realizando tus actividades habituales, como si nada estuviera sucediendo, aún "el calvario lo llevas por dentro".

Nadie sabe lo que causa tu tristeza, ni siquiera se imaginan lo mal que te sientes contigo mismo, tampoco se han percatado de las palpitaciones de tu ojo y menos conocen las vueltas que das en la cama tratando de conciliar el sueño... pero lo que sí sé es que existe algo... Yo lo llamo zancudo, ¿cómo lo llamas tú?

La Biblia te pregunta "¿Por qué estoy desanimado? ¿Por qué está tan triste mi corazón? ¡Pondré mi esperanza en Dios! Nuevamente lo alabaré, mi Salvador y mi Dios"
Salmo 42:11 NTV

Fíjate cómo se inicia el verso... ¿Por qué? Esto quiere decir, ¿en qué mal momento decidí deprimirme? ¿Vale la pena esta depresión? ¿Acaso es bueno que mi corazón esté tan triste y que no vea a Dios en mi vida?

La depresión hace que veas tu vida sin esperanza, que todo se vuelva gris, que maximices tus problemas y que no veas a Dios junto a ti cargándote durante el proceso. Pero déjame decirte, que no puedes seguir viviendo como zombie... solo trabajando, estudiando y con ese zum zum depresivo retumbando tu oído... retumbando en tu mente. La vida sin esperanza... no es vida, el escuchar el zumbido depresivo en tu mente, una y otra vez, no te hará bien ni te permitirá sacar el ímpetu y las ganas de vivir que existe dentro de ti.

¿Acaso no has salido de eventos peores? No hay mal que dure mil años. Esta enfermedad es pasajera, pronto mejorará tu situación económica, tus hijos volverán al camino correcto, tus oraciones serán respondidas... Sí, se viene una promoción a tu vida, estarás abrazando tu bendición más pronto de lo que imaginas.

Prepárate porque ya está por amanecer... Recuerda que la noche no dura para siempre, recuerda que después de la noche siempre aparece un amanecer y es allí que podrás ubicar al zancudo, encender la luz de Dios y matar a todos los zancudos que te permitieron conciliar el sueño de Dios en tu vida.

¿Y cómo lo haces? "... cantando salmos e himnos y canciones espirituales entre ustedes, y haciendo música al Señor en el corazón"  Efesios 5:19


Busca alegrarte y piensa que si ha llovido tanto sobre mojado es porque también la alegría que está por llegar, será muy grande. Así que vuelve a alabar a Dios, vuelve a cantarle con todo tu corazón porque el amanecer en tu vida será inminente, tu Salvador está de tu lado. Pon tu esperanza en Él, que desde los cielos hay una gran mano que sale dispuesta a encender la luz en tu vida... y con un matazancudos gigante para acabar con los vampirines...

Cobra ánimo, canta, baila, disfruta... Has eso que te alegra y conversa con Dios.

Mi oración al terminar este artículo es: "Dios mío, sé tú la esperanza y el porrista de la persona que me lee en este momento. Sácalo de la depresión, enciende una nueva luz en su vida, fulmina los zancudos que lo atormentan y que experimente esa vida feliz que tienes para él".

Por Wenddy Neciosup

Leer más...

sábado, 14 de mayo de 2011

El Cuento

Había un vez un lugar muy extraño donde vivían y pasaban cosas muy raras, porque existían diferentes familias y personas.

Había una señorita llamada cenicienta que era maltratada por sus hermanastras y por su madrastra y que nadie la quería solo un príncipe cojo y feo que se conocieron en un baile, que cuando estaban bailando la gasolina de daddy yankee le dieron tanto al perreo que al pobre príncipe le dio un paro cardiaco y se murió y cenicienta tuvo que volver a su vida normal.


También en ese lugar existía un niño de madera que le decían pinocho, que cuando él decía mentiras le crecía la nariz y que una vez que dijo muchas mentiras vino su hada madrina y lo convirtió en algo terrible lo convirtió en humano y el resto de su vida vive amargado y solo.

Había también en este lugar 3 hermanos de cochinitos que Vivian atemorizados por un lobo que quería destruir su casa, que en una ocasión que el lobo soplo y soplo muy fuerte que destruyo la casa de los 3 cerditos y 2 de los 3 cerditos se tuvieron que ir al DIF a tener un hogar y un lugar donde comer, mientras el otro cerdito fue hecho carnitas para el gusto de pinocho.
También había una chiga pero muy pero muy bonita llamada blanca nieves que cuando llego el verano se derritió junto con sus enanos amigos.

Pero entre todo lo raro que pasaba ahí existía alguien realmente extraño era un ser que decía muchas parábolas que todo los de ahí le decían el rey de los tontos, que le hacían muchas bromas, se burlaban de él, que tanto que lo odiaban lo crucificaron en un madero, humillándolo delante de todos los de ahí pero el demostró que el no es un cuento o una historia nada más que cuentan en cada ciudad si no que él es real y es tan real que él vive que el demostró cuanto te ama resucitando al tercer día para que tu le entregues tu vida y el cambie todo tu panorama y puedas decir fin de la historia todos vivieron felices por siempre. Entrega tu vida pero que no sea un cuento si no que esa entrega sea real.

DIOS SIN NOSOTROS SIGUE SIENDO DIOS PERO NOSOTROS SIN DIOS NO SOMOS NADA}
www.jesuseslarespuesta.co.cc
Leer más...

miércoles, 11 de mayo de 2011

La Verdad - Por Mariano Spinardi

Este Artículo me llego por medio de Correo Electrónico, de parte de Mariano Spinardi, donde me pide que lo publique aquí en Blogs Cristianos.
Para mi es un honor y privilegio incluir textos que ayuden a los demás a su crecimiento espiritual con Dios.

Demos gracia a Mariano por su dedicación. Si queremos visitar mas articulos sobre el Autor, aqui les dejo su Blog: Eterna Palabra

Texto enviado por Email:
Hermano, bendiciones!.
Ayer he escrito la siguiente nota, que pongo a tu consideración para que la estimes subir a Blog Cristianos. Deseando que te encuentres bien, te mando un grande abrazo.
Mariano.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------
1º Juan 1:6
Juan, ese viejito cariñoso, es inspirado aquí por Dios mismo para ser durísimo con nosotros, con el propósito de sincerarnos y mantenernos en la verdad en base a conceptos elementales del Camino del creyente.


Permítame tomar el texto a la inversa:
Si no PRACTICAMOS la VERDAD, mentimos. Si mentimos, andamos en tinieblas. Si andamos en tinieblas, NO TENEMOS comunión con Él.

Tratemos de ver la mentira en nuestra vida como una gran gota de tinta negra en agua transparente. Has visto alguna vez?. La tinta se esparce, enturbia el agua cual si tuviera tentáculos, la contamina por completo, y finalmente, si la gota de tinta fuera grande, la luz que antes traspasaba cristalinamente el envase que contiene el agua ahora rebota, retrocede y muchas veces se torna indetectable.

No por ello la luz deja de ser luz ni de ser pura como siempre lo es. NO asi los creyentes: la práctica de la mentira como un hábito maligno, nos aleja de la presencia de Dios. Y "practicar" la mentira tiene muchas facetas. Puede estar disfrazada de muchas cosas.

Pero practicar la mentira es, ante todo, abominación para Dios. NO mentimos al prójimo ó al hermano, como no pecamos contra ellos en primer medida. Siempre que mentimos y pecamos, contra Dios mismo lo hacemos. Que por consecuencia, padezcan los que nos rodean a causa de nuestra falta de comunión con Dios, es otro asunto.

Porque la falta de comunión con Él INDEFECTIBLEMENTE hará, causará, ocasionará un efecto rebote: los que verdaderamente están en comunión con Él no podrán estar en comunión con nosotros, ya que los que son del Espíritu buscan a los que son del Espíritu, y se atraen entre sí.

Si no practicamos la verdad, sufrimos otra consecuencia grave: NO CREEMOS. El creyente está mandado a creer; lo que mi hermano me dice, eso creo sin cuestionar. Pero si estoy en tinieblas, todo me resulta suspicaz, en todo veo una posible mentira, la detecto, la huelo, la presiento. Porqué?. Pues porque de tanto practicarla me es familiar, asi como para los que son del Camino le son familiares los que son de Él, aun cuando jamás se hayan conocido. Dos creyentes que se ven por primera vez, luego de un par de horas juntos, sienten un afecto, una comunión, una unidad casi inquebrantable con su hermano. No te ha pasado?.

Juan cuestiona la mentira de tal manera, que para derribarla utiliza la espada más letal contra ella, su antítesis:
la VERDAD como nexo absolutamente indisoluble entre vos y Dios, entre yo y Dios. Cuando practicamos la verdad hay una serie de certezas que nos traen calma y paz en todo tiempo. Sabemos que estamos limpios, puros, santos delante de Dios, lo cual nos trae la libertad de poder hablar con Él y contar con Él y su bendición en TODO momento. Jesús nos dijo que "la verdad nos hace libres". Libres de ataduras, de cárceles, libres de tinieblas, de tropiezos, libres de las fuerzas del mal, ya que "resistiendo al diabló él huirá de nosotros".

La verdad es un bálsamo en un mundo en el que con enorme facilidad la mentira nos hiere, nos decepciona, nos constriñe. La verdad es un cielo abierto para aquél que anduvo en la mentira, en la tiniebla, y no tenía comunión con Dios. La verdad...es el camino para acceder a su presencia santa sin el temor de caer un día fulminados como Ananías y Safira que mintieron solo por el placer de hacerlo.

La verdad realmente, libera de la opresión y la oscuridad. Cuando la posees, tienes en tu corazón el tesoro más grande de tu existencia, la llave a todas las bendiciones de Dios, en todo momento. El que practica LA VERDAD, anda en esta vida como Adán en el huerto: Dios mismo caminaba a su lado complacido.

Finalmente, la verdad es uno de los muchos atributos de Dios, es parte de su escencia incorruptible y santa, y es parte también de la "imagen y semejanza" a la que fuimos concebidos. Por eso, la mentira es ante todo una injuria al Dios justo y tres veces SANTO que nos dió la vida eterna a travez de su hijo Jesucristo.

No te dejes engañar: la mentira tiene patas cortas, siempre la luz la derretirá con su pureza y hará trizas al que la practica. Bendiciones.
1Jn 1:6 "Si decimos que tenemos comunión con él, y andamos en tinieblas, mentimos, y no practicamos la verdad;".
Leer más...

domingo, 8 de mayo de 2011

¡¡¡Feliz día mamá!!!


Este es uno de los días que no sólo debería celebrarse una vez al año… y aunque yo todavía no tengo el regalo para mi mami, te pregunto, ¿tú ya lo tienes? Antes de salir a conseguirlo, léeme atentamente pues te escribe alguien que siempre ha sido una de las hijas que sorprende a mamá… en la última hora. 

Cuando me bañaba, a los tres añitos aproximadamente, le recité en la tina “Mamita, como soy tan pequeñita, nada te he podido regalar pero mi corazoncito, sí”. Mi mamá terminó de bañarme con lágrimas en sus ojos. Hay momentos inolvidables  que no se pueden relatar y no porque sean vergonzosos sino porque no alcanzaría el tiempo. Recuerdos de caritas pintadas, tarjetas, poesías, flores que le diste en su día y, estoy segura, que ella las tiene grabadas en su corazón como si fuera ayer.

Hoy mi artículo es para ti, que eres hijo, para que seas como dice la Biblia: “Los hijos son un regalo del Señor; son una recompensa de su parte” Salmo 127: 3 NTV

Mi oración por ti hoy, es que seas ese regalo de Dios para tu madre, un regalo que no tiene precio, una honra que no puedes pagar con Visa o Mastercard sino con tu vida y tu amor.

Yo también fui de las que hice el ridículo para robarle una sonrisa a mamá por su día. ¿No me creen? Me disfrace de conejita, cholita, burbujita… ¡hasta de farolera! Canté y baile a todo pulmón para mi mamá… y para probarlo aquí están las fotografías. J



Allí estaba yo siempre mirando, por detrás del escenario, si mi mamá ya había llegado a la actuación… Pensando si esta vez su jefe le habría dado permiso para estar a tiempo y verme cantar y bailar para ella.

Sé que tú también lo has hecho más de una vez y al leer estas líneas los recuerdos inundan de alegría y nostalgia tu corazón. Yo, por ejemplo, al recordar en mi mente cada una de esas imágenes, se me forma un nudo en la garganta y solo me queda decirle: “Gracias mami, tú has estado conmigo en mis mejores momentos y en lo no tan buenos, desde mi nacimiento hasta hoy… gracias por existir. Gracias por tenerme nueve meses en tu vientre, no fue fácil perder tu figura para alimentarme. Gracias porque fuiste la primera que me dio la bienvenida al mundo con un beso, por siempre abrazarme, por engreírme… Y aunque ya cortaron el cordón umbilical, hace algunos añitos no más, siento que tengo una conexión tan grande contigo que nadie puede cortar. Gracias mamá por tejerme los disfraces, por prepararme la lonchera, por vestirme, por cocinar tan rico, por ayudarme con los herbarios, por enseñarme a escribir tan bonito como tú, por ser mi enfermera en las noches que el asma me atacaba, por enseñarme a amar a Dios y alentarme a ser mejor cada día… Sé que no eres la mujer maravilla ni eres perfecta pero con todo, eres la mejor para mí. Gracias mamá porque inspirados en ti se escribió Proverbios 31 porque si algo te caracteriza es que eres una mujer virtuosa y si existiese un premio a la excelencia materna, estoy segura que tú lo ganarías”.

“Sobre todo, vístanse de amor, lo cual nos une a todos en perfecta armonía” Colosenses 3:14

Así que hoy los invito a vestirse de amor para sus madres… A ti te digo: Ámala, que tu corazón hoy le rinda homenaje, hazle vivir sus mejores días en esta tierra… A ella, a la mujer que te sacó adelante muchas veces sola y sin apoyo, recuerda que aún así no te dejó caer, sino que se las ingenió más que Mac Gyver para que obtuvieses tu felicidad. Te dio buenos consejos aunque no te gustaron muchas veces pero al fin de cuentas tenía la razón…

¡En esta ocasión mi homenaje va para la primera en despertarse y la última en acostarse, para nuestras madres… las mejores amigas del Espíritu Santo!

Te invito a vestirte de perdón para ella, sin importar lo que haya pasado entre ustedes. Tenle paciencia y escúchala, préstale tus oídos a aquella que te tuvo como inquilino durante nueve meses en su vientre. No te exasperes cuando ella no entiende algunas modernidades que ya no están acorde a su generación… Te cuento que estoy enseñando a mi mamá a usar la computadora y, es más, ya tiene Twitter y sabe enviar mensajitos. Busca tú también oportunidades para honrarla, para compartir con ella… Ora por su vida y bendícela cada día. ¡Sé tú quien dé los primeros pasos!

Para aquellos que ya están casados y se fueron del hogar… Sean agradecidos, visítenla y alégrenle el corazón. No se olviden que ella ha sido y aún sigue siendo su ángel. Y aunque no estoy casada todavía, una vez me tocó pasar el Día de la Madre en Bogotá – Colombia lejos de ella… Era la primera vez que estaba lejos de mi familia y más aún para una fecha tan importante. Así que se me ocurrió honrarla a la distancia y le compuse una canción. Cuando terminé, salí a llamarla por teléfono en plena lluvia bogotana – que por cierto no son como las lluvias limeñas – solo con el deseo de escuchar su voz y decirle ¡Feliz día mamita linda! Así que tú, que quizá la tengas lejos, dale una llamada y agradécele por todo su amor y dedicación, recuerda todo lo bueno que han vivido juntos.

Y si tu mami ya partió con el Señor pero estás agradecido por todo lo que significó para ti. Haz una oración por ella a Dios, que es tu padre y tu madre. Él hará llegar tu mensaje a tu mamita, cual nubecita que va de un lado a otro, al ángel que tienes en el cielo.

Así que vístete de amor, vístete de perdón, vístete de paciencia y de buen humor para ella y que tu vida le diga garganta al viento: ¡Feliz día Mamá! Pero no quiero concluir estas líneas sin decirte que esta ocasión como en las tantas que hemos tenido, también me uno a ti en la oración que levantarás por tu mamá y ¿por qué no? Te presto este espacio virtual para que expreses todo lo que ella es y será para ti. ¡No te avergüences! ¿Quién se anima? Yo ya empecé al momento de escribir y publicar este post J

 Por Wenddy Neciosup

Leer más...

miércoles, 4 de mayo de 2011

¿Cómo es mi Dios?


¡Stop! ¡Deja de leer! Si quieres seguir equivocado no sigas leyendo este post… pero si te pica la curiosidad, déjame decirte que esto será verdaderamente revelador para ti.

Existe alguien que está interesado en que no conozcas a Dios y, aunque no es necesario tener títulos universitarios para saber quién es, no vamos a perder el tiempo hablando de él.

Muchas veces tenemos una visión errónea para ver a Dios… Sí, como si fuéramos miopes espirituales, unos cuatro ojos caminando hacia una dirección equivocada…

¡Ey, tú! Sí, te hablo a ti… A ti que piensas que Dios está muy ocupado… A ti que dices lo mío son tonterías, no lo voy a molestar… ni tiempo tendrá para escucharme.  O quizá piensas yo soy muy pequeñito… Hay gente VIP que lo tiene muy ocupado… Ocupado con la boda de los príncipes, con los japonesitos y el movimiento de la tierra… A mí no me va a hacer caso pues todo lo mío es insignificante…
Mi Dios no es así

Una vez más  te digo ¡Stop! ¡Detente! Mi Dios no es así. Muchos de los que me leen hoy, creen que Dios es como Gargamel y nosotros como los pitufos. Se lo imaginan diciendo Odio a los pitufos…

Pensamos que Dios todo el tiempo quiere expectorarnos del cielo y al orar el pan nuestro de cada día dánoslo hoy, Él nos dará una manzana envenenada… Te lo repito otra vez, mi Dios no es así.

Pensamos ir a buscarlo cual caperucita roja con un buen regalo en la canasta de nuestra vida, portándonos bien y saltando por los campos hasta que por el camino nos cruzamos con el lobo feroz, nos cruzamos con sus garras, cedemos a sus encantos... y por ello ya no habrá para nosotros una vida con un final feliz… No, mi Dios no es así.

¿Serás tú acaso de los que buscas a un Dios bombero solo para que apague los incendios en tu vida? ¿Serás tú de los que buscan a Dios cuando está en warning o low battery?

Mi Dios está conmigo las 24 horas del día. No solo apaga mis incendios sino que me da las vitaminas que necesito cada día… y no lo digo para molestarte porque la buena noticia que te tengo es… que Dios te ama.

Y tú me dirás… ¿A mí? Sí, a ti… tal y como eres… con el lunar en tu nariz, con la cara de sharpei cuando te molestas, con tus manitas sudadas, pequeñín, enrulado, más flaco que un fideo, pasadito de postres, alto como una jirafa... tal como eres, eres único e importante para Dios.

A veces creemos que nuestros padres son las personas que más nos aman sobre la tierra y puede ser pero la Biblia dice “Aunque mi padre y mi madre me abandonen, el Señor me recibirá en sus brazos” Salmo 27:10 - Nueva Versión Internacional

¡Imagínate, Dios te ama más que tus padres! Más que de aquí a la luna, más que al infinito y más allá…

Su amor te satisface… así que Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones” Deuteronomio 7: 9 – Reina Valera 1960

Entonces, voy presentarte a un Dios que se dará a conocer a tu vida y estará contigo siempre… porque su amor nunca se acabará para ti…
Sí, su amor no tiene barreras… Él espera cada mañana a que despiertes porque cuando abras tu biblia… te hablará.... Cuando duermas… mandará ángeles que velen tu sueño. Él cuida de tu familia… y de todo lo que amas.

Pero tú ¿qué faceta de Dios quieres conocer? Por dónde lo conozcas, quedarás sorprendido… Mi Dios… es bueno… fiel… mi mejor motivador… mi amigo… mi amante… mi consejero…

Mi Dios es todo para mí… ¿qué quieres que sea para ti?



Por Wenddy Neciosup


Leer más...