lunes, 28 de febrero de 2011

Reencuentro

El pasado sábado 26 de febrero me reencontré con mis compañeras de la escuela primaria.
¡Cuántos recuerdos, anécdotas y risas!
Me enteré que había sido de sus vidas estos años, ya que a algunas no las veía desde que dejé la escuela.
Contaron sobre sus hijos y varios los conocimos por fotos.

Hablamos de nuestros trabajos, nuestras familias; hicimos la lista de asistencia que recordábamos en nuestras memorias, preguntamos por las que faltaban.
Físicamente no cambiamos mucho, ya que reconocí a la mayoría y ellas me reconocieron; y por supuesto el infaltable: "¡ ESTAS IGUAL!".

Si bién el aspecto externo solo acumula el paso del tiempo (todas tenemos 47/49 años), las vivencias han sumado experiencias felices y dolorosas; no somos aquellas niñas que esperaban temblorosas que la maestra pasara de largo nuestros apellidos, para salvarnos de la lección.

O que sonara el timbre, anunciando el tan ansiado recreo y los bollitos que vendía la hermana Serafina.
Un comentario trajo a mi mente la discriminación encubierta que me sorprendió escuchar de boca de una de las chicas. Y sí. Era cierto. Si bién era y sigue siendo, una escuela privada de monjas católicas, las preferencias de algunas se inclinaban con las chicas que tenían padres de mayor poder adquisitivo.
Nunca me enojé por eso, pero si me dolía ver como a otras de mis compañeras, no las trataban del mismo modo.
En mi caso, estaba en un término medio; no era de las preferidas, pero no recuerdo haber sufrido humillaciones y si las hubo, ya están perdonadas.

Allí comencé a recibir educación cristiana y se fijaron las bases de mi FE.
Agradezco a mis padres que se esforzaron por darme la posibilidad de estudiar en una excelente escuela, que me formó no solo a nivel de conocimiento general, sino en el ejercicio de una vida centrada en Cristo y en el servicio a los demás.

Autora: Sofia
Leer más...

Cual fue la Persona más Influyente de la Historia

Nació en una oscura villa, hijo de una campesina.
Creció en otra villa donde trabajó en un taller de carpintería hasta que tuvo treinta años.

Luego, durante tres años, fue predicador ambulante.
Nunca escribió un libro.
Nunca tuvo una oficina.
Nunca tuvo una familia ni fue dueño de una casa.
Nunca fue a una universidad.
Nunca visitó una gran ciudad.
Nunca viajó a más de trescientos kilómetros de distancia de su lugar de nacimiento.
Nunca hizo las cosas que por lo general acompañan la grandeza.
No tuvo más credenciales que las de Él mismo.

Solo tenía treinta y tres años cuando la marea de la opinión pública se volvió en su contra.
Se alejaron sus amigos. Uno de ellos lo negó.
Fue entregado a sus enemigos y pasó por la burla de un juicio.
Fue clavado a una cruz entre dos ladrones.
Cuando estaba muriendo, sus verdugos echaron suertes por sus vestiduras, la única propiedad que había tenido en la tierra.
Cuando murió, fue puesto en un sepulcro prestado por la compasión de un amigo.

Han pasado veinte siglos y hoy es la figura central de la raza humana.

Todos los ejércitos que hayan marchado, todos los navíos que hayan navegado, todos los parlamentos que hayan debatido, todos los reyes que hayan reinado, puestos todos juntos, no han afectado la vida del hombre en esta tierra tanto como Él: JESUCRISTO...

Algunas personas han provocado cambios transformadores en un aspecto u otro del aprendizaje o de la vida humana y sus nombres han quedado como reliquias en los anales de la historia. Pero Jesucristo, el hombre más grande que jamás haya vivido, ha transformado virtualmente todos los aspectos de la vida, y la mayoría de la gente no lo sabe.
Jesús dice en Apocalipsis 21.5: «Presten atención, yo hago nuevas todas las cosas».

Cada cosa que Jesucristo tocó, quedó transformada en forma total. Cuando nació en este mundo tocó el tiempo; y su cumpleaños alteró definitivamente la manera de medir el tiempo.
Alguien ha dicho que Él ha desviado el río de las edades de su curso y que ha levantado los siglos de sus ejes.
Ahora el mundo entero cuenta el tiempo como antes de Cristo (a.e.) o después de Cristo (d.e. o A.D.)

Desafortunadamente, para una gran mayoría de nuestra poco ilustrada generación, ni siquiera saben que A.D. significa ANNO DOMINI (Año del Señor). Es irónico que el ateo más recalcitrante, al escribir una carta a algún amigo tiene que reconocer a Cristo cuando le pone la fecha.
La atea Unión Soviética, en su constitución, se vio obligada a reconocer que surgió en 1917, «Año del Señor». Cuando usted ve hilera sobre hilera de libros en la biblioteca, cada uno de ellos aunque contenga diatribas anticristianas-en su fecha tiene una referencia a Jesucristo.

Jesucristo ha influido mucho más que nadie en la historia. Si nunca hubiera venido, la brecha sería un cañón del tamaño de un continente.

Es inconmensurable la influencia de Cristo en el mundo.
Leer más...

domingo, 27 de febrero de 2011

¿En Dónde se encuentra Satanás?

Hola querido Hno quiero invitarte a este articulo, buscando por Google, me tope con este texto que habla de satanas y sus demonios, me parecion interesante y lo publique para conocer un poco mas sobre estos hechos.

Blogs Cristianos no se hace responsable de la interpretacion, la idea es saber nuestras opiniones y dar a conocer la verdad de la biblia.

A continuacion, mostramos el texto original del autor.
Si quieres visitar el sitio original, sigue este enlace: http://antesdelfin.com/resp0233.html

Contrario a lo que muchos piensan, Satanás no se encuentra en el infierno. ¡Satanás no sabe lo que es sufrimiento en el infierno… todavía!; y si usted hace una búsqueda de la palabra “Satanás” en la sección de gráficos de Google, usted verá a lo que me refiero.
De acuerdo con la Palabra de Dios, Satanás en estos momentos está desarrollando un trabajo que incluye visitas a la tierra y al cielo.
En Job se nos dice acerca de la razón por la que en Apocalipsis se le define como el ”Acusador de los hermanos”:
“Un día acudieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, y entre ellos vino también Satanás. Dijo Jehová a Satanás: –¿De dónde vienes? Respondiendo Satanás a Jehová, dijo: –De rodear la tierra y andar por ella.” Job 1:2-3

En el reencuentro de la tentación de Jesús, se nos dice en mayor detalle cómo, aunque en menor intensidad, Satanás desarrolla este trabajo de tentación en la tierra:
Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo. Después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, sintió hambre. Se le acercó el tentador y le dijo: –Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. Él respondió y dijo: –Escrito está: “No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. Entonces el diablo lo llevó a la santa ciudad, lo puso sobre el pináculo del templo y le dijo: –Si eres Hijo de Dios, tírate abajo, pues escrito está: »”A sus ángeles mandará acerca de ti”, »y »”En sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en piedra”. Jesús le dijo: –Escrito está también: “No tentarás al Señor tu Dios”. Otra vez lo llevó el diablo a un monte muy alto y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: –Todo esto te daré, si postrado me adoras. Entonces Jesús le dijo: –Vete, Satanás, porque escrito está: “Al Señor tu Dios adorarás y solo a él servirás”. El diablo entonces lo dejó, y vinieron ángeles y lo servían. Mateo 4:1-11

Sin embargo, aunque Satanás está constantemente haciendo lo que hizo con Jesucristo en la tierra, pronto viene un día cuando sucederá lo que se nos indica en Apocalipsis:
«Ahora ha venido la salvación, el poder y el reino de nuestro Dios y la autoridad de su Cristo, porque ha sido expulsado el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche.

Después de que Satanás sea expulsado y ya no tenga acceso al Trono Divino para acusarnos, entonces regresará a la tierra y se concentrará en derramar toda su ira en contra del Pueblo de Dios (Israel). Querrá ahora destruirlos a ellos porque ya no tendrá a los Cristianos a quienes tentar porque poco antes de que Satanás sea expulsado del cielo, la Iglesia de habrá sido Arrebatada al cielo.

Pero al término de los 7 años de la Gran Tribulación, que también se le llama la “Angustia de Israel (Jacob)“, Satanás será aprisionado por mil años. Estos serán los mil años del Milenio. Durante este período de mil años el Diablo tampoco sabrá lo que es candela. No será hasta el término del Milenio cuando Satanás será liberado una final vez para tentar a los moradores del Milenio que no hayan recibido a Jesús como su Dios y entonces, tanto él como los que se revelen con él contra Cristo, serán lanzados de una vez y para siempre en el lago de fuego.

Ahí terminará el jueguito de Satanás.
Es imposible para un ser humano imaginar cómo será y cuánto se sufrirá en el infierno.
Y el diablo, que los engañaba, fue lanzado en el lago de fuego y azufre donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos. El mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados cada uno según sus obras.

La muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. El que no se halló inscrito en el libro de la vida, fue lanzado al lago de fuego. Apocalipsis 20:10 y 13-15

¿Que dicen ustedes de este Escrito?
Leer más...

viernes, 25 de febrero de 2011

Las 2 Des: Desgaste – Disfruta


¿Cuántos se sienten cansados? Puedo ver varias caras frente al computador… Es verdad, a estas alturas del año, muchos sienten que les falta punche para terminar el año. Déjenme hacerles una pregunta: ¿Piensan que necesitan un masajito o desconectarse del mundo para recobrar fuerzas?  Si tu respuesta es afirmativa… Quiero contarte de mi querido amigo, el apóstol Pablo. Él sabía del stress cuando dijo: “Con gusto me desgastaré por ustedes  y también desgastaré todo lo que tengo, aunque parece que cuanto más los amo, menos me aman ustedes a mí” 2 Corintios 12:15 NTV

Todos nos desgatamos en la vida trabajando, estudiando, dando lo mejor… Pero lo cierto es que por mucho o por poco que se haga, igual todos sin excepción nos envejecemos y nos cansamos. Tal vez unos más rápido que otros… así que no se hagan los de la vista gorda.

Inevitablemente nos vamos a desgastar… A algunos nos cuesta levantarnos temprano para estudiar inglés, para ir a trabajar o para sacar el perro; a otros les cuesta salir a correr o llevar a los hijos a la escuela. Lo cierto es que de una manera u otra, tenemos gente que amamos por los que sacamos fuerzas cada día para seguir viviendo. Tenemos sueños y metas que cumplir…

Ahora, hay algo que quisiera que aprendas al leer este blog: Amigo, ¡que tu desgaste valga la pena - aprende a disfrutarlo! De nada sirve acumular tesoros, carros, casas, mucho dinero en el banco si regresas a un hogar infeliz  si no disfrutas. ¿Para qué te sirven tantos estudios – diplomados, becas, idiomas – si no te sientes feliz al desgastarte por las personas que amas, si no lo disfrutas?

Eclesiastés, un libro de sabiduría, nos dice en el capítulo 6:1-2 “He visto otro mal terrible bajo el sol que pesa tremendamente sobre la humanidad. Dios les da a algunos mucha riqueza, honor y todo lo que pudieran desear, pero luego no les da la oportunidad de disfrutar de esas cosas. Se mueren, y algún otro, incluso un extraño termina disfrutando de toda esa abundancia. Eso no tiene sentido, es una tragedia terrible”.

Estoy totalmente de acuerdo. ¡Qué tragedia que te desgastes tanto sin disfrutarlo, y peor aún que otro lo haga por ti! ¡Ah, no. Yo misma quiero disfrutar mis bendiciones!

Pablo se desgastó por su familia, por su gente, Jesús lo hizo por la humanidad pero ellos se renovaron día a día y tenían una satisfacción eterna pues disfrutaron, se dieron el tiempo para hacerlo.

Dios no quiere que sufras más, Él quiere que disfrutes, quiere que vivas sin stress, scuatro, sin afanes,  sin que se te caiga el pelo de la preocupación o como le digo a mi mejor amiga: ¡tranquila anguila... Respira un poco y cálmate!
¿Y tú? Si trabajas incansablemente para tener lo que no tienes y cuando lo tienes no lo disfrutas… estás desgastándote en vano. Si vives sólo para trabajar, sólo para comer, eso no es vida.

 “Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria si tendrán suficiente alimento y bebida, o suficiente ropa para vestirse. ¿Acaso no es la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? Miren los pájaros. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque el Padre celestial los alimenta. ¿Y no son ustedes para él mucho más valiosos que ellos? ¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida?” Mateo 6:25-27 NTV

Es tiempo de empezar a disfrutar de las bendiciones que Dios te ha dado, no estés tan preocupado en el ¿CÓMO?

¿Cómo terminarás la universidad? Si Dios permitió que ingresaras, Él te ayudará hasta acabarla. ¡Ten fe! Te preguntas si ¿tendrás para tales o cuales gastos? Amigo, la vida vívela con esperanza, confía en Dios… Tienes que dejar de preocuparte y descansar en Él.

Él te vestirá, te dará de comer, Él proveerá para todo… tú DISFRUTA cada momento,  que no llegue el tiempo que por mucho afán no disfrutaste de tu vida y de la vida de los seres que te rodean. Examínate y mira si verdaderamente te has estado desgastando por gusto o si lo has estado haciendo por un propósito que vale la pena.

Y si en este momento tienes una preocupación, algo que te desgasta por dentro… Ora, pídele ayuda a Dios pues Él no se cansa de ayudarnos, de escucharnos y de hacer que nuestra vida a su lado sea mucho mejor. Sigue mi consejo: EMPIEZA A DISFRUTAR TU VIDA HOY.


Leer más...

martes, 22 de febrero de 2011

¿Dios quiere que nuestra Fe sea inteligente?

Hola, os he publicado un articulo que recientemente lei en el Blog de vuestro hermano en la Fe, Mariano Spinardi, el cual me parecio de bendicion y hoy quiero compartirlo con todos ustedes.

Muchos creen que Dios nos demanda creer, tener FE en Él, dejando nuestra razón de lado. Creer sin medida ni excepción aquello que el Señor nos enseña a travéz de su bendita palabra, no es igual a dejar de utilizar nuestro cerebro y ponerlo "en remojo".

Dios quiere que nuestra Fe sea inteligente. Que pongamos todo nuestra capacidad de materia gris a meditar profundamente en su consejo y podamos adoptarlo concienzudamente, no robóticamente, como autómatas.
Es por eso, que Él en su gracia nos permite ser, a veces, hasta escépticos. "Cómo?. Esto es así?. Cómo va a ser así?. No lo comprendo!." Preguntas y auto respuestas a nuestras dudas que nos acosan a lo largo de nuestra vida como creyentes.

Sin embargo, bien sabemos, porque lo hemos leído tantísimas veces, que el Señor ni siquiera a los santos hombres que eligió para inspirar la escritura de los libros de la Biblia, los privó ni de sus sensaciones, ni de sus estados de ánimo, ni de sus esperanzas y sueños. Ejemplos:


El primero que me viene a la mente, Juan 21
25 "Jesús hizo también muchas otras cosas, tantas que, si se escribiera cada una de ellas, pienso que los libros escritos no cabrían en el mundo entero." Pienso", Juan, de su puño, dice "pienso" tal cosa y el mismo Señor ha permitido su punto de vista, por supuesto, en completa sintonía con el pensamiento de quien persevera en la mente de Cristo.

Otro, Pablo en 1º Corintios 7
12 "A los demás les digo yo (no es mandamiento del Señor): Si algún hermano tiene una esposa que no es creyente, y ella consiente en vivir con él, que no se divorcie de ella.13 Y si una mujer tiene un esposo que no es creyente, y él consiente en vivir con ella, que no se divorcie de él.14 Porque el esposo no creyente ha sido *santificado por la unión con su esposa, y la esposa no creyente ha sido santificada por la unión con su esposo creyente. Si así no fuera, sus hijos serían impuros, mientras que, de hecho, son santos.

15 Sin embargo, si el cónyuge no creyente decide separarse, no se lo impidan. En tales circunstancias, el cónyuge creyente queda sin obligación; Dios nos ha llamado a vivir en paz.16 ¿Cómo sabes tú, mujer, si acaso salvarás a tu esposo? ¿O cómo sabes tú, hombre, si acaso salvarás a tu esposa?

17 En cualquier caso, cada uno debe vivir conforme a la condición que el Señor le asignó y a la cual Dios lo ha llamado. Ésta es la norma que establezco en todas las iglesias.18 ¿Fue llamado alguno estando ya *circuncidado? Que no disimule su condición. ¿Fue llamado alguno sin estar circuncidado? Que no se circuncide.19 Para nada cuenta estar o no estar circuncidado; lo que importa es cumplir los mandatos de Dios.20 Que cada uno permanezca en la condición en que estaba cuando Dios lo llamó.21 ¿Eras *esclavo cuando fuiste llamado? No te preocupes, aunque si tienes la oportunidad de conseguir tu libertad, aprovéchala.22 Porque el que era esclavo cuando el Señor lo llamó es un liberto del Señor; del mismo modo, el que era libre cuando fue llamado es un esclavo de Cristo.23 Ustedes fueron comprados por un precio; no se vuelvan esclavos de nadie.24 Hermanos, cada uno permanezca ante Dios en la condición en que estaba cuando Dios lo llamó.

25 En cuanto a las personas solteras, no tengo ningún mandato del Señor, pero doy mi opinión como quien por la misericordia del Señor es digno de confianza.26 Pienso que, a causa de la crisis actual, es bueno que cada persona se quede como está.27 ¿Estás casado? No procures divorciarte. ¿Estás soltero? No busques esposa.28 Pero si te casas, no pecas; y si una joven se casa, tampoco comete pecado. Sin embargo, los que se casan tendrán que pasar por muchos aprietos, y yo quiero evitárselos.

29 Lo que quiero decir, hermanos, es que nos queda poco tiempo. De aquí en adelante los que tienen esposa deben vivir como si no la tuvieran;30 los que lloran, como si no lloraran; los que se alegran, como si no se alegraran; los que compran algo, como si no lo poseyeran;31 los que disfrutan de las cosas de este mundo, como si no disfrutaran de ellas; porque este mundo, en su forma actual, está por desaparecer.

32 Yo preferiría que estuvieran libres de preocupaciones. El soltero se preocupa de las cosas del Señor y de cómo agradarlo.33 Pero el casado se preocupa de las cosas de este mundo y de cómo agradar a su esposa;34 sus intereses están divididos. La mujer no casada, lo mismo que la joven soltera, se preocupa de las cosas del Señor; se afana por consagrarse al Señor tanto en cuerpo como en espíritu. Pero la casada se preocupa de las cosas de este mundo y de cómo agradar a su esposo.35 Les digo esto por su propio bien, no para ponerles restricciones sino para que vivan con decoro y plenamente dedicados al Señor.

36 Si alguno piensa que no está tratando a su prometida como es debido, y ella ha llegado ya a su madurez, por lo cual él se siente obligado a casarse, que lo haga. Con eso no peca; que se casen.37 Pero el que se mantiene firme en su propósito, y no está dominado por sus impulsos sino que domina su propia voluntad, y ha resuelto no casarse con su prometida, también hace bien.38 De modo que el que se casa con su prometida hace bien, pero el que no se casa hace mejor.

39 La mujer está ligada a su esposo mientras él vive; pero si el esposo muere, ella queda libre para casarse con quien quiera, con tal de que sea en el Señor.40 En mi opinión, ella será más feliz si no se casa, y creo que yo también tengo el Espíritu de Dios. "


"Les digo yo", "en mi opinión", "yo preferiría"... suficiente, verdad?. Nuevamente, en línea con la mente de Cristo, es Dios mismo quien "autoriza" a Pablo dar su opinión respecto de estos temas, que no podemos dejar de tener en cuenta lo extremadamente importante de lo que se está tratando. Nada menos que del noviazgo, el matrimonio.

Pero esto a modo de ejemplo. El punto central de este escrito es, que meditaba respecto de aquello que dice el mundo de tantos creyentes, incluso de mí mismo: "les han lavado el cerebro!". Ustedes no piensan por sí mismos"...y cosas por el estilo. Muchas veces de nuestros propios familiares. Otras, de queridos amigos. Otras veces, de apenas conocidos. Juzgar, prejuzgar.

Qué podremos decir nostros a esto?. Nada, como si no hubiéramos cometido ese pecado de ponernos en jueces de nuestro prójimo alguna vez. Reitero: Dios nos anhela, nos quiere en cuerpo, mente y espíritu. Quiere de nosotros nuestra razón, quiere nuestros pensamientos, quiere que le amemos comprendiendo porqué lo hacemos. Nunca nos pediría que "suicidemos" nuestro intelecto, que para eso Él nos lo dió.

Ahora, es cierto. Incomprensibles cosas nos acontecen en nuestra vida. Pedro, Pablo, tantos otros hombres de Dios, sufrieron terribles calamidades MIENTRAS estaban sirviendo al Señor con toda su vida. Lo comprendieron ellos en su momento?. No pensaron, no le dijeron: " Pero Señor!. mi vida es tuya y me sucede esto??" ?. Seguramente que sí. Y allí viene esa cosa tan tremenda llamada FE.

Hebreos 11
1 "Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve." Ciertamente, fácil de decir. Nuestra Fe - regalo divino, gracia de Dios - es puesta a prueba a cada instante de nuestra vida, todos los días, a toda hora. incluso cuando nada, ni bueno ni malo nos acontece, la fe nos es puesta a prueba en el simple hecho de si nuestro pensamiento ha perseverado en el Señor ó hemos estado "cazando pajaritos" todo el día, perdiendo el tiempo precioso que nos ha sido dado, ahora que "los días son malos"...malísimos diría yo.

Pensamientos que afianzan y protegen nuestra fe, provienen de Él.


Filipenses 4
8 "Por último, hermanos, consideren bien - piensen concienzudamente - todo lo verdadero, todo lo respetable, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo digno de admiración, en fin, todo lo que sea excelente o merezca elogio."

El Señor nos desea en contínuo coloquio con Él. Elaborando pensamientos dignos, teniendo una respuesta de SU gracia ante cada cosa - no "espiritualizando todo" por ejemplo, hasta el mate que me acabo de tomar - sino apoyándonos en una fe inteligente, que lo busque permanentemente en el momento adecuado y para el propósito idóneo.

Filipenses 2 nos manda a ver a Cristo y pensar en su mente, en su forma de resolver, de meditar, de mirar. Nunca el Señor tuvo que reprocharse un mal pensamiento, una mala mirada. Todo en Él fue genuino, perfecto, sublime. Él como hombre, tuvo perfecta Fe en el Padre Celestial, y estaba "conectado" cada segundo del día y más aun. Aspirar a tener su mismo "sentir" nos tomará todo nuestro esfuerzo emocional, espiritual, pero también mental.

No te engañes...Él quiere que utilicemos nuestro cerebrito, aun en la fe, sobre todo en la fe.

Fuente: eternapalabra.blogspot.com
Leer más...

El 666, la Revelación

Del Apocalipsis de San Juan:

Hacía algunos años que Cristo había sido crucificado... su Resurrección hizo que sus discípulos se multiplicaran por miles... La Fe Cristiana se extendía por el Imperio Romano con gran rapidez... Las persecuciones contra los seguidores de El Mesías eran numerosas, ordenadas por los propios Césares...



El Cristianismo se había convertido en una gran amenaza para el poder imperial.

Los emperadores no perseguían a los cristianos por practicar una religión diferente a la oficial politeista, ya que la Historia nos cuenta que en Roma existían multitud de seguidores de otras religiones... a los discípulos de Cristo se les persiguió por dos motivos principales:
  • El primero por negar la divinidad del Cesar, y no postrarse ante sus estatuas para adorarlo.
  • El segundo porque el mensaje de Amor estaba rompiendo los valores de Roma basados en la dominación, la guerra, la esclavitud, la sumisión de la mujer, la importancia de las riquezas, las clases sociales,...

Cristo decía ama a tu prójimo, todos somos iguales, todos somos hijos de Dios, los ricos no entrarán en el Reino de los Cielos, no matarás, no mentiras, no robarás, ...

La Palabra de Cristo es la mayor de las fuerzas contra el Mal instalado en la Tierra. La Palabra de Cristo se abre paso con la misma fuerza que la Luz en la oscuridad...

El Apocalipsis, cuyo significado es "desvelar la verdad", nos cuenta la terrible persecución del Imperio contra las Primeras Comunidades de Cristianos. Y es en el siguiente texto donde se habla del número de la "Bestia":

"Y ella hace que a todos, a pequeños y a grandes, a ricos y a pobres, a libres y a esclavos, se les ponga una marca en la mano derecha o en la frente,

y que nadie pueda comprar ni vender, sino el que tenga la marca, es decir, el nombre de la bestia o el número de su nombre.

Aquí hay sabiduría: El que tiene entendimiento calcule el número de la bestia, porque es número de un hombre; y su número es 666."

El 666 es un jeroglífico, que al igual que el resto del texto apocalíptico, perseguía dificultar la lectura entre aquellos romanos encargados de perseguir cualquier símbolo, persona o libro que recogiese las enseñanzas de Cristo.


La revelación de la cifra 666 es la siguiente:el SESTERCIO (la moneda romana).

En latín, idioma de Roma, "sestertium", dos palabras en una: "Ses" y "Tertium". "Ses" significa "seis" o "6" y "Tertium" significa "tercio" ó "tercero" ó "tres veces".

Por tanto, la palabra "sestercio" se ocultó en el texto del Apocalipsis como "666", para evitar que el Imperio descubriese lo que el autor estaba denunciando ante sus hermanos en Cristo.

El dinero es una de las Bestias que persiguen a Cristo...así era en Roma, y así ha sido en los últimos veinte siglos de Historia... El dinero y los que se enriquecen con el sufrimiento de sus hermanos, son las Bestias de Satanás...

No lo olvideis, la justicia vendrá de la aplicación practica del Evangelio. El dinero tiene que perder su valor actual. Debemos enfocar nuestros esfuerzos en construir un mundo en el que los derechos humanos, civiles, políticos,económicos, culturales, sociales,... sean el centro... y que cualquier gobierno que ocupe su puesto esté sometido a ellos.

Esto ha sido escrito para que todo el que lo lea, lo haga público mediante palabra escrita o verbal...¡Difundidlo!

"Es más dificil que un rico entre en el Reino de los Cielos que un camello por el ojo de una aguja" (Envangelio de Cristo).
Leer más...

viernes, 18 de febrero de 2011

¡Misión Peligro!

El mundo animal nos muestra especies que, de por vida, son y serán irreconciliables. Depredador y presa no serán nunca amigos porque el primero, siempre pero siempre acechará, perseguirá, atacará y matará al segundo.
Encuentro en el Evangelio las atinadas palabras del Señor Jesucristo, dirigidas a sus discípulos a modo de advertencia diciendo: "yo os envío como ovejas en medio de lobos" Mateo 10:16a (Biblia de Las Américas) Vaya que son precisas las palabras, fueron atinadas para los discípulos. Él les dio una misión que realmente era: "Misión Peligro", no los envió a un lugar desconocido, no los despachó sin información, les advirtió del peligro que enfrentarían al realizar la labor encomendada. ¡Qué advertencia!


Han pasado más de veinte centurias y al parecer, la Iglesia (los creyentes seguidores de Jesucristo) ha pasado por alto las recomendaciones del Señor. Nos hemos olvidado que los lobos y las ovejas son enemigos por naturaleza, porque más temprano que tarde, los lobos terminarán despedazando a las indefensas ovejas.

Hemos olvidado nuestra condición de ovejas -indefensas, sin capacidad de dirección, muy apegadas a su rebaño y timoratas ante la presencia de un desconocido- pese a ello nos asociamos y relacionamos tan afiatadamente con "los lobos" que aparentan ternura pero acechan cuidadosamente para ver el punto vulnerable y atacar, tienen la habilidad de cazar de día y de noche, sus ojos azules son atrayentes y dentro de su dieta están, en primera categoría las ovejas.

Cómo nos hemos relacionado tan bien con "los lobos", nos gusta su reconocimiento, aplausos y donaciones para nuestros templos. Participamos amenamente en sus comidas, reuniones sociales. Celebramos cada una de sus festividades (Navidad, Año Nuevo, Semana Santa...) Nos servimos todo lo que dispongan en su mesa (pornografía, adulterio, avaricia, envidias, murmuración, rencores, chistes de doble sentido, lenguaje soez) Nos embaucan con sus halagos, aprobamos sus conductas impropias y hasta las justificamos como "propósito de Dios"; los ojos azules de los lobos nos atraen y nos dejamos seducir al punto, que hemos ido poco a podo dejando de lado la Misión encomendada; ya no denunciamos el pecado ni atendemos a la voz del Buen Pastor, sino que cuando nos reunimos, se escucha más el aullido de los lobos que se han entrometido en el rebaño, que la dulce y firme voz del Gran Pastor de las ovejas: Jesucristo.

Definitivamente hay que hacer un alto y sacudirse del encantamiento que los lobos han provocado en nuestro corazón y mantener los ojos abiertos para retomar la posición que nos corresponde y cumplir a cabalidad la Misión Peligro. No debemos olvidar que un lobo solitario puede causar estragos en un rebaño de ovejas, pero una oveja solitaria solamente es presa fácil para una jauría de lobos.

¡Ovejas, tengamos cuidado, los lobos están prestos para destruirnos, no nos descuidemos!

Por Escriba Diligente - Chile
www.abriendoellibro.blogspot.com
Leer más...

jueves, 17 de febrero de 2011

Visita no deseada


Resultaría muy pero muy contradictorio recibir de sorpresa alguna visita en casa y -aunque hace mucho tiempo que no le hayas visto y traiga una gran cantidad de obsequios- pedirle que se retire en el acto simplemente porque no quieres recibirle.
Mirando el Evangelio nos encontramos con la escena descrita anteriormente y de verdad resulta ser muy pero muy contradictoria, al punto que todos salen a recibir a la persona de visita con el fin de solicitarle y mejor pudiera ser obligarle, a que se retire del lugar. Se lee del siguiente modo "Entonces todos los del pueblo fueron al encuentro de Jesús. Y cuando lo vieron, le suplicaron que se alejara de esa región" Mateo 8:34 (NVI)

Definitivamente, los intereses de estas personas distaban de lo que el Señor Jesucristo pretendía concederles.
El relato bíblico nos sitúa en una de las orillas del Lago Genesaret o también conocido como el Mar de Galilea o Mar de Tiberíades; Jesús venía del lado contrario, allí había traído limpieza total a un leproso (eso implicaba que ya podía dejar su vida aislada de la familia y ser restituído como un ciudadano más en medio de la sociedad que hasta ahora le había discriminado); junto a esto había, de manera tremendamente milagrosa, sanado de parálisis a uno de los esclavos de un prominente militar romano (esto permitió que aquel hombre pudiera recorrer libremente el territorio y seguir junto a su amo sin mayor conflicto); también había quitado la fiebre de la suegra de Pedro (agradecida, la mujer decidió atender y servir al Señor y sus discípulos).
En medio del Lago, cuando lo atravesaban Jesús manifestó su autoridad por sobre la naturaleza, calmando una tempestad que azotaba la embarcación (la paz que ello significó asombró a los discípulos sobremanera)
Llegados a esta orilla, precisamente a la región donde salieron a recibirle, Jesús desplegó su poder para traer libertad a unos endemoniados que por cierto, estaban viviendo entre los sepulcros, causando temor a cualquier transeúnte (al ser vueltos a sus cabales ya nunca más se les vería en los sepulcros ni causando lástima ni miedo a los demás)
Toda esta descripción que vemos en el Evangelio es precisamente con la finalidad de hacernos notar que Jesucristo el Señor, al visitarnos al acercarse a nosotros, viene siempre con las manos llenas de obsequios -limpieza y restauración, trae consigo nuevas fuerzas y es capaz de levantarnos de nuestra condición y qué decir de la salud abundante que nos concede para luego servirle sin impedimento; además vemos que Jesucristo tiene la capacidad de dar libertad, dignificar y restaurar a las personas- Sus manos están llenas de obsequios pero obsequios verdaderos.
La actitud de los habitantes de ese sector es triste; dieron mayor importancia a sus cerdos que viven en el barro y la basura que a Jesucristo, que tenía y tiene la facultad y poder de cambiar la vida toda. No estamos juzgando a esas personas, pues creemos que esta misma actitud es la que nuestra sociedad, sí la nuestra -entre ella Ud. y yo- mantiene hacia Jesucristo. Preferimos lo pasajero, nos atraen el coche o carro nuevo, las joyas, el qué dirán, cuidamos la imagen, el buen nombre, nuestro status; pero poco o casi nada nos interesa lo que Jesucristo es y tiene para cada uno.
Bien haríamos en evaluar nuestro corazón y preguntarnos ¿si Jesucristo llegara ante mí, le recibiré gustoso o decididamente le pediré que pase de largo porque no me interesa su presencia?

Por Escriba Diligente -Chile
Leer más...

lunes, 14 de febrero de 2011

¡Qué más podemos pedir!


Días atrás me encontré con un matrimonio de edad avanzada, paso cancino pero seguro y aunque no gozan de la mejor salud -debido a la edad- me contaron que tenían nietos y tres bisnietos y que era cierto que la buena salud no está tan buena y que estaban con ciertas complicaciones propias de los años, pero podían caminar y disfrutar a sus bisnietos; y el anciano concluyó el diálogo precisamente con estas palabras: "¡que más podemos pedir!"
Fueron estas cuatro palabritas las que llamaron mi atención, porque reflejan el corazón de muchos hoy en día que se encuentran satisfechos por disfrutar de la vida y no ven nada más allá de lo que tienen.
Que diferentes resultan ser las expresiones del propio Señor Jesucristo "Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad y se os abrirá" Mateo 7:7 (RVR 1960) que nos invitan con toda libertad a pedir, buscar y hallar de la sobreabundante provisión, favor y misericordia que Él tiene dispuestas para todo aquel que con plena confianza simplemente se adentra en su presencia y pide con insistencia reverente.
Muchos se cansan de pedir al no ver respuesta inmediata; otros simplemente dejan de tocar la puerta y algunos ya no buscan nada más viviendo en una conformidad asfixiante y es por lo mismo que no consiguen nada más.
Debemos tener presente que el trono de Dios está a nuestro alcance y la puerta de acceso es fácil tocarla por lo tanto, bien haremos en continuar con nuestra incesante oración y llamar ante Él en una actitud reverente pero llena de convicción, sabiendo que es posible hallar más de Su abundante misericordia.
Que el paso de los años nunca esculpa en nuestro corazón el desánimo ni la pereza pensando que ya poseemos todo y que nada más se puede pedir, impidiéndonos de ese modo disfrutar de más y mejores bendiciones que el Padre Celestial quiere prodigarnos.

Por Escriba Diligente - Chile
Leer más...

martes, 1 de febrero de 2011

¿Se Apagara el Fuego del Infierno?

Como lo saben, esta es otra Enseñanza Biblica del Programa Radial LABIBLIADICE.ORG, donde una persona hace la pregunta antes mencionada.

Aquí se muestra el texto original:
Tenga en cuenta, que he modificado la forma en el que aparece el contenido en la pagina del autor, con el motivo de brindarte un mayor entendimiento al leer todo el texto citado. (NO SE HA CAMBIADO NINGUNA PALABRA).


Pregunta por parte del Oyente:
La segunda consulta para el programa de hoy también nos llega por medio del correo electrónico y dice así: En referencia al fuego eterno en el infierno, algunos dicen que este fuego se va a apagar ¿Es así?. ¿Me pueden ayudar a aclarar esta situación sobre la base de lo que dice la Biblia en cuanto a la existencia del infierno?

Respuesta por parte del Programa Radial:
El término infierno se refiere a la morada y condición final del pecador que ha muerto físicamente sin haber sido perdonado de sus pecados. La palabra griega traducida como infierno en el Nuevo Testamento, es la palabra Gehenna. Es una palabra muy descriptiva. Era el nombre con el que se conocía al valle de Hinom, cerca de Jerusalén, en el cual se arrojaba y quemaba la basura de la ciudad. En todo momento, día y noche, se podía ver en este valle las llamas de fuego con el humo que subía.

Jesús lo hace el símbolo del infierno. El infierno en el Nuevo Testamento también aparece con el nombre de lago de fuego. El infierno es un lugar, no un estado mental. Así como el cielo es un lugar y tiene una ubicación definida, también el infierno. Esto se demuestra por el hecho de que se lo presenta como un lugar de habitación. Se demuestra también por el hecho que sus habitantes, no sólo poseen almas, sino también cuerpos. El infierno es un lugar donde se concentra la maldad en su máxima expresión. Note lo que dice Apocalipsis 21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Además de esto, el infierno es visto como destino final de todos los que han muerto físicamente sin haber recibido perdón de sus pecados. Apocalipsis 20:13-15 dice: Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.
Rev 20:14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.
Rev 20:15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

El infierno además es un lugar de absoluto abatimiento por estar conscientes de que pudiendo evitar estar en ese lugar no lo hicieron por su incredulidad. Lucas 13:28 dice: Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.
La Biblia también manifiesta que el infierno es un lugar de tormento consciente. Apocalipsis 20:10 dice: Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

En cuanto a los ocupantes del infierno, allí estarán morando eternamente Satanás y sus ángeles, o demonios. Note lo que dice Mateo 25:41. La Biblia dice: Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
En el infierno también estarán el Anticristo y el falso profeta. Leo en Apocalipsis 20:10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

Y como hemos mencionado ya varias veces, en el infierno estarán también todos los que por su incredulidad rehusaron recibir a Cristo como su Salvador. Mateo 25:46 dice: E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.
Finalmente, el fuego del infierno nunca se apaga. Observe lo que dice Marcos 9:23-48 Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado,
Mar 9:44 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.
Mar 9:45 Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado,
Mar 9:46 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.
Mar 9:47 Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno,
Mar 9:48 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.

Si creemos que existe vida eterna, tenemos que dar por hecho también que existe un infierno de fuego eterno. El pasaje bíblico leído lo confirma. El fuego nunca se apaga.
Leer más...