domingo, 17 de abril de 2011

¡Esta semana vamos a celebrar!

Este post no es para ningún tumba la fiesta y mucho menos para los apáticos y tú dirás: ¡Yo no tengo nada que celebrar! Yo hoy tengo mil y un motivos para celebrar y principalmente para darle gracias a mi Dios.



Celebremos que cada día que amanece tenemos una nueva oportunidad, de 24 horas reembolsables al siguiente ya que
"Cada mañana se renuevan sus bondades, ¡muy grande es su fidelidad!" Lamentaciones 3:23NVI Es decir, tenemos un Dios fiel que a pesar de nuestras muchas infidelidades sigue allí con nosotros renovándonos su bondad. Sí, podemos volver a empezar y darle la vuelta a la página porque su fidelidad nos ayudará a llegar a buen puerto.

Celebremos las bendiciones de Dios porque han sido muchas… Incontables diría yo. Sólo lo imaginábamos y ya lo teníamos en nuestras manos por eso
"Toda la alabanza sea para Dios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, quien nos ha bendecido con toda clase de bendiciones espirituales en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo" Efesios 1:3NTV Tenemos TODA CLASE de BENDICIONES... Dime si eso, no es motivo suficiente para celebrar.

Celebremos su protección, tú puedes decir: … pero me robaron y me hicieron daño ¿Tengo que celebrar? Estás vivo, puede que se robaran tu dinero pero no tus finanzas, puede que se robaran tu música pero no tu alegría o tu celular pero no tu voz… Se llevaron tus cosas pero no tu paz, con todo esto estamos blindados y protegidos por Dios de accidentes que nos llevarían a la muerte. Piensa un poco más y date cuenta que pudo haber sido peor pero no lo fue porque tienes un guardador, un protector que es tu Dios y miles de Transformers vinieron a tu rescate como ángeles a tu alrededor. Sólo confía en Él y piensa:
"Bueno es el Señor; es refugio en el día de la angustia, y protector de los que en él confían" Nahúm 1:7 NVI

Es terrible cuando llamas a alguien y no contesta, te dan ganas de meter la mano dentro del teléfono y cachetearlo pues para los que somos impacientes, muchas veces eso es algo  con lo que luchamos, porque queremos todo para ayer… Por eso hoy celebro dándole gracias a Dios por cada vez que lo busqué, lo encontré… y esa misma promesa es la que tiene Él para ti:
"En esos días, cuando oren, los escucharé. Si me buscan de todo corazón, podrán encontrarme" Jeremías 29:12-13NTV Cuando tocas a la puerta del cielo, cuando abres tu boca, Él ya sabe que su hijo (a) está comenzando a buscarlo… No te canses de hacerlo y ora de todo tu corazón porque tendrás una respuesta.

Por último, déjame compartirte lo más importante… Celebro su amor en todas sus dimensiones, con todos sus engreimientos y con todos los colores de la naturaleza… ¿Dime si no debo sentirme muy amada por Dios? Y la buena noticia es que esto no es sólo para mí sino que también es para ti. Si no me crees, lee conmigo el siguiente pasaje:
“Pues Dios amó tanto al mundo que dio a su único Hijo, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga vida eterna” Juan 3:16 NTV

¡Qué tal manera de amarnos! La más grande prueba de amor la hizo Dios por ti y por mí, Él nunca ha dejado de amarte y volvería a entregar lo que sea necesario por el amor de tu corazón. Así que hoy celebro que su amor me dio vida, su amor me dio felicidad, su amor me dio libertad, su amor me dio paz y descanso, me dio nuevas oportunidades… Celebro su protección, celebro mi sanidad, celebro que tengo un llamado… Doy gracias por las puertas abiertas que cada día Él abre para mí... ¿Y tú, que tienes que celebrar? Compártelo con otros y celebremos lo que Dios ha hecho en nuestras vidas. Estoy segura que en algún lugar del ciberespacio tu testimonio será de bendición… y ellos también se unirán a nuestra celebración J

Por Wenddy Neciosup