martes, 1 de febrero de 2011

¿Se Apagara el Fuego del Infierno?

Como lo saben, esta es otra Enseñanza Biblica del Programa Radial LABIBLIADICE.ORG, donde una persona hace la pregunta antes mencionada.

Aquí se muestra el texto original:
Tenga en cuenta, que he modificado la forma en el que aparece el contenido en la pagina del autor, con el motivo de brindarte un mayor entendimiento al leer todo el texto citado. (NO SE HA CAMBIADO NINGUNA PALABRA).


Pregunta por parte del Oyente:
La segunda consulta para el programa de hoy también nos llega por medio del correo electrónico y dice así: En referencia al fuego eterno en el infierno, algunos dicen que este fuego se va a apagar ¿Es así?. ¿Me pueden ayudar a aclarar esta situación sobre la base de lo que dice la Biblia en cuanto a la existencia del infierno?

Respuesta por parte del Programa Radial:
El término infierno se refiere a la morada y condición final del pecador que ha muerto físicamente sin haber sido perdonado de sus pecados. La palabra griega traducida como infierno en el Nuevo Testamento, es la palabra Gehenna. Es una palabra muy descriptiva. Era el nombre con el que se conocía al valle de Hinom, cerca de Jerusalén, en el cual se arrojaba y quemaba la basura de la ciudad. En todo momento, día y noche, se podía ver en este valle las llamas de fuego con el humo que subía.

Jesús lo hace el símbolo del infierno. El infierno en el Nuevo Testamento también aparece con el nombre de lago de fuego. El infierno es un lugar, no un estado mental. Así como el cielo es un lugar y tiene una ubicación definida, también el infierno. Esto se demuestra por el hecho de que se lo presenta como un lugar de habitación. Se demuestra también por el hecho que sus habitantes, no sólo poseen almas, sino también cuerpos. El infierno es un lugar donde se concentra la maldad en su máxima expresión. Note lo que dice Apocalipsis 21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.

Además de esto, el infierno es visto como destino final de todos los que han muerto físicamente sin haber recibido perdón de sus pecados. Apocalipsis 20:13-15 dice: Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.
Rev 20:14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.
Rev 20:15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

El infierno además es un lugar de absoluto abatimiento por estar conscientes de que pudiendo evitar estar en ese lugar no lo hicieron por su incredulidad. Lucas 13:28 dice: Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.
La Biblia también manifiesta que el infierno es un lugar de tormento consciente. Apocalipsis 20:10 dice: Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

En cuanto a los ocupantes del infierno, allí estarán morando eternamente Satanás y sus ángeles, o demonios. Note lo que dice Mateo 25:41. La Biblia dice: Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
En el infierno también estarán el Anticristo y el falso profeta. Leo en Apocalipsis 20:10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

Y como hemos mencionado ya varias veces, en el infierno estarán también todos los que por su incredulidad rehusaron recibir a Cristo como su Salvador. Mateo 25:46 dice: E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.
Finalmente, el fuego del infierno nunca se apaga. Observe lo que dice Marcos 9:23-48 Si tu mano te fuere ocasión de caer, córtala; mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado,
Mar 9:44 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.
Mar 9:45 Y si tu pie te fuere ocasión de caer, córtalo; mejor te es entrar a la vida cojo, que teniendo dos pies ser echado en el infierno, al fuego que no puede ser apagado,
Mar 9:46 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.
Mar 9:47 Y si tu ojo te fuere ocasión de caer, sácalo; mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser echado al infierno,
Mar 9:48 donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga.

Si creemos que existe vida eterna, tenemos que dar por hecho también que existe un infierno de fuego eterno. El pasaje bíblico leído lo confirma. El fuego nunca se apaga.