domingo, 9 de enero de 2011

Mira tus victorias del 2011

“Mira hacia adelante y fija los ojos en lo que está frente a ti” 
Proverbios 4:25

Los mejores años de tu vida no quedaron detrás sino delante de ti, así que es tiempo de olvidar lo que sucedió el año pasado – aunque haya sido muy bueno – pues este 2011 será mucho mejor. Tienes que dar lo mejor de ti en este nuevo año que empieza, no debes mirar las cosas que quieres conquistar, con ojos naturales sino con ojos espirituales. Cuando Dios nos dice que miremos adelante es porque algo muy grande esta por suceder. Lean tus mejores 52 semanas. semana algo nuevo que contar, una victoria, un a nada espectacular haya sucedido pero no desprovechÉl quiere que lo veas para que, desde ya, empieces a celebrar.

Si eres de los que constantemente mira los problemas, si eres de los que empieza haciendo su devocional y lo deja a la mitad, o eres de los que se inscriben al gimnasio y solo asisten dos días, o quizá eres de los que tienen un régimen alimenticio sumamente estricto y siguen engordando… ¿Acaso eres de los que se centran en lo malo de las personas y siempre miran el grano horrible que le ha salido en la cara al chupiento de tu clase? Si tu respuesta es afirmativa, entonces tienes que cambiar los lentes que usas para ver este 2011 porque en lo que te enfoques con todo tu corazón, en ello será en lo que tendrás éxito.

El ejemplo de Nehemías en Biblia es uno de los mejores porque él tenía que construir una muralla en 52 días y las condiciones eran deplorables. Ningún arquitecto se hubiera querido meter a construir en Jerusalén porque las posibilidades de lograrlo eran ínfimas. Pero, ¿qué fue lo primero que hizo Nehemías? Él dijo: “… ayuné y oré al Dios del cielo… El Dios del cielo nos ayudará a tener éxito…” Nehemías 1:4y20NTV

Y tú, mi querido lector, tienes 52 semanas durante este año para construir el éxito en tu vida a la manera de Dios. Empiézalo orando y ayunando por tus milagros, puede que hasta a la fecha nada espectacular haya sucedido, pero no desaproveches estos días… recién estamos empezando el año, ésta es la primera semana. No mires atrás ni para agarrar impulso… corre con todo lo que tienes – con todas tus fuerzas – hacia adelante y lleva sobre tus hombros,  semana a semana, algo nuevo que contar: una victoria, un éxito, una promesa cumplida y muchas bendiciones.

¿Se van a burlar de ti porque creerán que estás loco? Es muy probable que sí pero, ¿importa realmente eso, si sé que Dios está conmigo y me va a bendecir? ¡No importa! Porque tu manicomio está en el cielo… Si tú decides que este 2011 sea tu mejor año así sucederá. Pese a quién le pese, aunque te tiren piedras… tú cumplirás tu propósito y recibirás tus promesas.

Nehemías fue un hombre de fe, que a pesar de sus opositores que decían: ¿quién se cree este debilucho?, nunca miró atrás sino que siguió para adelante. El capítulo 4 del libro que lleva su nombre, nos dice que vinieron a enfrentarlo, a ponerle cabe para que se caiga, a crear confusión pero él y su equipo seguían trabajando día y noche confesando: “… entonces nuestro Dios peleará por nosotros” Nehemías 4:20NTV  y tienes que entender que, así como Nehemías, tú no estás sólo sino que Dios pelea junto a ti. Él está a tu lado en esta batalla de las 52 semanas, mirando hacia adelante… no te distraigas con pequeñas cosas. Recuerda lo que Nehemías dijo a aquellos que venían a distraerlo: “… estoy ocupado en una gran tarea, entonces no puedo ir. ¿Por qué habría de dejar el trabajo para ir…?” Nehemías 6:3NTV

Así que enfócate en el gigante que quieres conquistar, no dejes que nada ni nadie te saque de tu propósito, de tus sueños, de tu visión, ni que te entristezcan por nada. Levántate cada mañana diciendo: “Hoy es mi día… es el día que hizo Dios para mi victoria” y recuerda este pasaje: “Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica” 1 Corintios 3:10

Jesucristo, tu arquitecto, es el que ha puesto el primer fundamento de tu vida. Él te da la salvación, te ayuda en tu caminar diario… Ahora te toca a ti sobreedificar y hacer tu mejor esfuerzo para que este 2011 sea fantástico. ¡No dejes pasar más días y comienza ya!