miércoles, 29 de diciembre de 2010

Objetivo alcanzado


"Entraron en la casa y vieron al niño con su madre, María, y se inclinaron y lo adoraron. Luego abrieron sus cofres de tesoro y le dieron regalos de oro, incienso y mirra" Mateo 2:11 (Nueva Traducción Viviente)

Todos nos hemos propuesto metas en la vida; unos de forma ordenada la han programado a tal punto que la tienen proyectada a corto, mediano y largo plazo y cuando llega el fin del año realizan las evaluaciones correspondientes de lo malo y lo bueno, lo que se hizo y lo que quedó pendiente, lo alcanzado y lo abandonado, lo realmente obtenido y porque no decirlo, lo que se ha perdido también. De una u otra forma se hacen estos balances con el fin de mejorar al año entrante o simplemente para tener esa satisfacción del ego al darse cuenta que todo lo propuesto se consiguió sin mayor dificultad.

Proponerse metas y objetivos no está mal, es más me parecen que ellas son necesarias para avanzar y crecer y creo que los sabios del oriente se habían propuesto un objetivo preciso y me parece que hasta habían empeñado su palabra en un acuerdo mutuo de no dar descanso a sus ojos sino hasta encontrar al verdadero causante de la magnífica señal que vieron surgir en el cielo. Motivados por este objetivo, se embarcaron en una tremenda empresa: hallar al Rey nacido.

No debió ser para nada fácil la búsqueda, enfrentaron al sol abrasador del día y el frío de las noches; se vieron expuestos a peligros en medio de la ruta (asaltantes tal vez, bestias y a lo mejor la falta de alimentos y agua), pero nada de ello impidió que llegaran hasta el punto cúlmine de la travesía. Tenían claro el objetivo y lo buscaron a cualquier precio, sin excusas ni pretextos, decididamente avanzaron hasta llegar a Él y una vez logrado el desafío, simplemente lo contemplaron, se postraron y rindieron sus regalos ante el Gran Rey Nacido.


Cuánto esmero, tiempo y dedicación invertimos en nuestras proyecciones y aspiraciones personales, matrimoniales y familiares . Nos proponemos algo y damos la pelea hasta conseguirlo, pero ¿empleamos esa misma fuerza, dedicación y perseverancia en lo espiritual? ¿que meta u objetivo nos proponemos al servir a Dios? ¿están en nuestros planes el deseo ferviente y la disposición contínua de agradar al Autor de nuestras vidas?
¿Cuánto de nuestros proyectos incluyen nuestra vida de adoración al eterno y bondadoso Padre Celestial?

Bien pudiéramos hacer parte de nuestra agenda un tiempo para considerar que por sobre los estudios, la empresa, la familia, las propiedades y el salario está el Gran Rey Jesucristo, y debemos tenerle presente cada día y dedicarnos decididamente a honrarle en y contodo lo que hacemos.

El año termina, pero la posibilidad de honrarle siempre es posible en tanto la vida se nos concede.

Por Escriba Diligente - Chile
www.abriendoellibro.blogspot.com
Leer más...

¿Es Licito pedir dinero en predicaciones a cambio de Milagros?

Sabemos que hoy en día muchas iglesias ponen en practica estas costumbre, y hasta se ha vuelto un habito común y corriente para las personas. Este es un tema muy debatido y controversial a la hora de hablar del mismo, es por ello, que agradecemos, que todos los comentarios no sean de discusión sino de edificación.
Crees TU... ¿Que esto lo fundamente la biblia?
Veamos este Estudio Bíblico donde es relatado por el Programa Radial La Biblia Dice, donde encontraremos la fuente original de la pregunta, con su respuesta.

Aquí el texto Original:
Tenga en cuenta que he agregado la pregunta y la respuesta separadamente para un mayor entendimiento al lector.

Pregunta citada por el Oyente:
¿Tiene algún fundamento bíblico la práctica de algunos predicadores cuando solicitan a sus oyentes que hagan un pacto con Dios, mediante la entrega de dinero a esos predicadores, para a cambio recibir milagros de sanidad, prosperidad, y liberación de demonios?

Respuesta por parte del programa Radial:
Gracias por su consulta amable oyente. Para responderla es necesario entender de la mejor manera el concepto de un pacto. La palabra hebrea para pacto siempre es berith. Berith puede indicar un acuerdo mutuo voluntario, o bilateral, pero también una disposición o arreglo impuesto por una de las partes a la otra, o unilateral. En la medida en que una de estas partes está subordinada y tiene menos que decir, el pacto adquiere carácter de disposición o arreglo impuesto por una de esas partes a la otra.

Naturalmente, cuando Dios establece un pacto con el hombre este carácter unilateral es muy evidente puesto que Dios y el hombre no son partes iguales. Dios es el Soberano que impone sus ordenanzas sobre sus criaturas. La Biblia contiene ocho pactos efectuados entre Dios y el hombre. Todos estos pactos son de carácter unilateral, es decir que, puesto que el hombre está en un plano inferior a Dios, el pacto entre Dios y el hombre adquiere carácter de disposición o arreglo impuesto por Dios sobre el hombre.

Los pactos en la Biblia pueden ser condicionales, lo cual significa que las promesas del pacto quedan supeditadas al cumplimiento de sus responsabilidades por parte del hombre, o pueden ser incondicionales, lo cual significa que no existen condiciones para que el hombre reciba las promesas del pacto. Ahora que tenemos el concepto bíblico de un pacto, veamos cuáles son esos ocho pactos de los cuales habla la Biblia. El primero pacto es el Edénico. Al hombre le fue dada la jefatura de la tierra. Era un pacto condicional. Adán y Eva no tenían que comer del fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal.

El segundo pacto es el Adánico. Fue constituido antes de la expulsión del huerto. Fue un pacto incondicional en el cual se incluía una maldición y una promesa. El tercer pacto es el Noético. Se hizo con Noé después de la salida del arca. Es un pacto incondicional. Dios no iba a destruir a la humanidad mediante un diluvio. El arco iris fue la señal. El cuarto pacto es el Abrahámico.

Fue un pacto incondicional. Dios simplemente hizo a Abraham maravillosas promesas. El quinto pacto es el Mosaico. Este pacto se hizo 500 años después del pacto Abrahámico. Fue un pacto condicional. La responsabilidad del pueblo era guardar la ley. El sexto pacto es el Palestino. Es un pacto condicional. Dios prometió bendición a cambio de obediencia y maldición a cambio de desobediencia. El séptimo pacto es el Davídico. Es un pacto incondicional. Fue hecho con David por medio del profeta Natán unos 500 años después de Moisés. Dios prometió a David una casa un trono y un reino.

El octavo pacto es el Nuevo. Es un pacto incondicional. Este pacto se selló con la sangre de Cristo. Dios promete al hombre santificación, conocimiento, perdón de pecados. Para beneficiarse de esta promesa, el hombre necesita solamente creer. De manera que, amable oyente, queda en evidencia que en ninguna parte de la Biblia se ve al hombre haciendo pactos con Dios.

Siempre se ve a Dios haciendo pactos con el hombre, a veces un pacto incondicional, a veces un pacto condicional, pero siempre es Dios tomando la iniciativa porque Dios está en un plano infinitamente superior al plano del hombre. Muy bien, pero ¿por qué es que hoy en día se ve a algunos predicadores que desafían a sus oyentes a hacer un pacto con Dios entregando dinero a cambio de recibir milagros? Ah... amable oyente, todo es el resultado de lo que se conoce como la teología de la prosperidad, según la cual el hombre está en el mismo plano que Dios y por tanto está en capacidad de hacer pactos con Dios, en igualdad de condiciones, porque los dos están en el mismo nivel. Pero el problema con esta doctrina es evidente. El Dios de la Biblia no negocia tratos con el hombre.

El Dios de la Biblia establece declaraciones. El pacto de Dios con Abraham no fue una proposición bilateral para buscar un acuerdo entre las partes, sino que se trató de una promesa unilateral iniciada por la persona superior, quien tiene autoridad para estipular reglas no negociables. ¿Cómo es posible entonces que el hombre pretenda hacer pactos con Dios? El panorama se vuelve inclusive más sombrío cuando se introduce el asunto del dinero en los pactos con Dios.

Pensar que por dar dinero, Dios se va a someter a la voluntad de quien entrega ese dinero, no es otra cosa sino pretender comprar a Dios con dinero. Esto es horrendo amable oyente. Dios no está para venderse al mejor postor. Los que defienden la práctica de hacer pactos con Dios entregando dinero para recibir a cambio milagros de sanidad, o favores especiales, o prosperidad, o liberación de demonios, se basan en textos como 1 Samuel 1: 1-22 donde dice: Hubo un varón de Ramataim de Zofim, del monte de Efraín, que se llamaba Elcana hijo de Jeroham, hijo de Eliú, hijo de Tohu, hijo de Zuf, efrateo.

1Sa 1:2 Y tenía él dos mujeres; el nombre de una era Ana, y el de la otra, Penina. Y Penina tenía hijos, mas Ana no los tenía.
1Sa 1:3 Y todos los años aquel varón subía de su ciudad para adorar y para ofrecer sacrificios a Jehová de los ejércitos en Silo, donde estaban dos hijos de Elí, Ofni y Finees, sacerdotes de Jehová.
1Sa 1:4 Y cuando llegaba el día en que Elcana ofrecía sacrificio, daba a Penina su mujer, a todos sus hijos y a todas sus hijas, a cada uno su parte.
1Sa 1:5 Pero a Ana daba una parte escogida; porque amaba a Ana, aunque Jehová no le había concedido tener hijos.
1Sa 1:6 Y su rival la irritaba, enojándola y entristeciéndola, porque Jehová no le había concedido tener hijos.
1Sa 1:7 Así hacía cada año; cuando subía a la casa de Jehová, la irritaba así; por lo cual Ana lloraba, y no comía.
1Sa 1:8 Y Elcana su marido le dijo: Ana, ¿por qué lloras? ¿por qué no comes? ¿y por qué está afligido tu corazón? ¿No te soy yo mejor que diez hijos?
1Sa 1:9 Y se levantó Ana después que hubo comido y bebido en Silo; y mientras el sacerdote Elí estaba sentado en una silla junto a un pilar del templo de Jehová,
1Sa 1:10 ella con amargura de alma oró a Jehová, y lloró abundantemente.
1Sa 1:11 E hizo voto, diciendo: Jehová de los ejércitos, si te dignares mirar a la aflicción de tu sierva, y te acordares de mí, y no te olvidares de tu sierva, sino que dieres a tu sierva un hijo varón, yo lo dedicaré a Jehová todos los días de su vida, y no pasará navaja sobre su cabeza.
1Sa 1:12 Mientras ella oraba largamente delante de Jehová, Elí estaba observando la boca de ella.
1Sa 1:13 Pero Ana hablaba en su corazón, y solamente se movían sus labios, y su voz no se oía; y Elí la tuvo por ebria.
1Sa 1:14 Entonces le dijo Elí: ¿Hasta cuándo estarás ebria? Digiere tu vino.
1Sa 1:15 Y Ana le respondió diciendo: No, señor mío; yo soy una mujer atribulada de espíritu; no he bebido vino ni sidra, sino que he derramado mi alma delante de Jehová.
1Sa 1:16 No tengas a tu sierva por una mujer impía; porque por la magnitud de mis congojas y de mi aflicción he hablado hasta ahora.
1Sa 1:17 Elí respondió y dijo: Ve en paz, y el Dios de Israel te otorgue la petición que le has hecho.
1Sa 1:18 Y ella dijo: Halle tu sierva gracia delante de tus ojos. Y se fue la mujer por su camino, y comió, y no estuvo más triste.
1Sa 1:19 Y levantándose de mañana, adoraron delante de Jehová, y volvieron y fueron a su casa en Ramá. Y Elcana se llegó a Ana su mujer, y Jehová se acordó de ella.
1Sa 1:20 Aconteció que al cumplirse el tiempo, después de haber concebido Ana, dio a luz un hijo, y le puso por nombre Samuel, diciendo: Por cuanto lo pedí a Jehová.
1Sa 1:21 Después subió el varón Elcana con toda su familia, para ofrecer a Jehová el sacrificio acostumbrado y su voto.
1Sa 1:22 Pero Ana no subió, sino dijo a su marido: Yo no subiré hasta que el niño sea destetado, para que lo lleve y sea presentado delante de Jehová, y se quede allá para siempre.

Los defensores de los pactos con entrega de dinero a cambio de recibir milagros de Dios dicen: Allí está, Ana hizo pacto con Dios y por eso Dios le hizo el milagro al darle el hijo que ella quería. Pero no es así amable oyente. El texto no dice que Ana hizo pacto con Dios. El texto dice que Ana hizo voto. Esto es totalmente diferente. Hacer voto significa hacer una promesa. Ana simplemente prometió a Dios que si le daba un hijo varón, se lo iba a dedicar a Dios. Dios en su soberanía contestó la oración de Ana y como Ana era una mujer de palabra, cumplió lo que había prometido a Dios. Eso es todo.

Ana no dio dinero o bienes materiales tal vez al sumo sacerdote o al templo para que Dios le conceda un milagro al puro estilo de lo que están predicando los maestros de la teología de la prosperidad hoy en día. Usted no se imagina la cantidad de gente que termina defraudada, engañada, desilusionada, y despojada cuando se somete a esta falsa enseñanza de los maestros de la teología de la prosperidad. Los únicos que prosperan dentro del movimiento de la teología de la prosperidad, son los maestros de la teología de la prosperidad, pero a costilla de miles o millones que ciegamente son engañados por ellos. A Dios se le debe dar con generosidad y alegría no para recibir algo a cambio, sino por amor a su persona, a su palabra y a su obra.

Autor: David Logacho
Leer más...

lunes, 27 de diciembre de 2010

!Bye, 2010...Hello, 2011!

Éste es el inicio de una nueva década con días, meses y años donde seremos sorprendidos por Dios de una manera especial. Sé que tú, que me lees en este día, experimentaste la mejor Noche Buena de la historia. Sí, fue una Navidad llena de gozo, llena del amor de Dios y, sobre todo, al lado de los seres que más amamos… NUESTRA FAMILIA.

Esta vez hicimos algo distinto en casa. A mi hermana Alisson se le ocurrió que como el cumpleaños es de Jesús, es a Él a quién teníamos que darle un regalo, ¿y qué mejor que hacerle una promesa o una decisión, algo que determinemos cumplirle? Yo lo he llamado “decisión para los años que se nos vienen”.

Te animo a hacerlo pues no hay nada mejor que empezar el año tomando decisiones inquebrantables. Job lo hizo y prosperó en todo. Estoy plenamente convencida que todo ser humano tiene sueños, metas o planes por alcanzar… y creo que tú no eres la excepción porque también tú quieres ver la mano de Dios en todos tus caminos.

Hoy quiero regalarte un consejo: “toma decisiones que afecten tu vida para ser mejor en todo. Comprométete con algo, determínate a hacerlo y en lo que decidas, estoy segura, serás prosperado”.

Job 22:28 NTV “Prosperarás en todo lo que decidas hacer y la luz brillará delante de ti en el camino”.

Esta promesa está esperando por ti y pase lo que pase, tú ya decidiste… ¿Tienes dudas porque muchas veces hiciste promesas silenciosas a Dios que nunca cumpliste? yo también le dije muchas veces que iba a cambiar y no lo hice… pero ¿sabes? Dios nos cree y Él hace nuevas todas las cosas. Para Él, un nuevo día que inicia Dios nos deposita 86400 segundo para gastarlos como nosotros queramos, esto es un borrón y cuenta nueva. ¡Disfrútalo a plenitud, invierte tu tiempo en tomar buenas decisiones y te aseguro que brillarás mucho! Serás la estrella del 2011.

Puedes prometer renunciar a todo lo que Él no aprueba, renunciar a aquello que sabes que está mal, hay muchas cosas que debemos dejar en este 2010 y no permitirles pasar al 2011 ¡Ja, dímelo a mí! Perdí la cuenta de infinidad de veces que le dije: “Prometo Dios buscarte más y hacer tu voluntad”. Lo hacía por un tiempo y luego otra vez el sueño me vencía… Hasta que dije: “NO MÁS, HOY DECIDO AMARTE MÁS A TI QUE A MI SUEÑO, A DEJAR ESE PROFUNDO ADORMECIMIENTO QUE NO ME PERMITE ABRIR MIS OJITOS LINDOS, ESO QUE ME HACE ESTAR ACURRUCADA EN LOS BRAZOS DE MI ALMOHADA Y LEVANTARME A ORAR POR MIS ANHELOS”.

No te imaginas qué grandes resultados obtuve, el letargo desapareció y oré por los anhelos que actualmente tengo: “Una relación con la persona más especial y buena que existe… JESÚS”. No hay día que no converse con El y que no salga de su presencia RENOVADA.

Tú también puedes decirle a Dios: “Estoy cansado de vivir esta doble vida, quiero renunciar a todo lo que no te agrada, decidirme por el camino de tu Luz. Por favor, Dios mío, necesito de tu ayuda pues solo no puedo. Hazme valiente cada día, quiero ser una persona con determinaciones firmes. Dame las fuerzas que necesito para resistir, pongo una vez más mi vida en tus manos. En el nombre de Jesús. Amén y amén”.

Dios es un Dios de nuevas oportunidades, quizá fracasaste en algo en este 2010 que se va, pero ¿quién no? El punto no es si te equivocaste o no, o cuántas veces lo hiciste… Es hora de levantarte y volver a empezar. Así como Ralph Macchio, el de “Karate Kid” (las versiones originales) o como Jean-Claude Vam Damme, el de “Retroceder nunca, rendirse jamás”. Has la grulla o lo que tengas que hacer y échale tierra a tus fracasos, golpea tu orgullo, que todo lo viejo se quede en este 2010; es más si quieres los escribes en un papel y los quemas el 31 de diciembre a las doce… pero este 2011, recíbelo como un milagro de parte de Dios pues son 365 días de oportunidades únicas. Aunque suene a publicidad de Ripley, esas oportunidades, no las volverás a tener; así que has que cada día cuente, haz que cada día valga la pena.

Y por último, “Pon todo lo que hagas en manos del Señor y tus planes tendrán éxito” Proverbios 16:3NTV

Hago una oración por ti este día y te deseo un Feliz 2011 lleno de oportunidades, de puertas abiertas, de sueños cumplidos, y de los anhelos más íntimos de tu corazón... cumplidos. Que donde vayas dejes una huella imborrable del amor de Dios y que tus sueños inspiren a otros. Ah, y que también tu corazón rebose de alegría. Que seas muy bendecido… más de lo que te imaginas.
Leer más...

Siguiendo la estrella


"Por ese tiempo, algunos sabios de países del oriente llegaron a Jerusalén y preguntaron: ¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Vimos su estrella mientras salía y hemos venido a adorarlo" Mateo 2:1b, 2 (Nueva Traducción Viviente)

Toda una travesía fue la que realizaron estos sabios que debieron haber recorrido más o menos unos mil kilómetros para llegar a Palestina en una incansable búsqueda por hallar a un nuevo rey. El viaje se sostuvo no con una guía turística para guiarse, sino como producto de un concienzudo estudio de la posición de los astros, los que les llevó a seguir una "estrella", por cierto la etimología de la palabra "sabios", en griego "magoi", era la palabra con que se denominaba a la casta de sacerdotes persas y babilonios que se dedicaban al estudio de la astronomía y de la astrología. (No han faltado los que han declarado que este relato bíblico es sólo ficción, para ellos les remito a http://nomasloques.wordpress.com/2009/12/27/el-nacimiento-de-jesus-los-sabios-del-oriente/ )
Los sabios se han propuesto con determinación encontrar al Rey que ha nacido con el firme propósito de adorarle. Sí, es precisamente eso lo que ellos declaran en la corte de Herodes, vienen para rendir tributo, honor, reverenciar, exaltar, reconocer, manifestar amor a este nuevo rey -el Rey del Universo, el más excelso y sublime de toso los reyes de la tierra.

Siguieron una estrella para encontrar al causante de ella y una vez hallado rendir sus vidas reconociéndole y venerándole como un rey lo merece.

Cuánto dista esta actitud de la que encontramos hoy por hoy. Ellos le buscaban intensamente con anhelo, hoy no se le toma mucho en cuenta; ellos lo buscaban para adorarle, hoy se le busca sólo para pedirle; ellos le buscaban para hacer entrega de sus presentes, hoy se le procura sólo para recibir algún tipo de beneficio como salud, mejoras salariales, excelentes resultados académicos, etc...

Ellos sacrificaron su tiempo, depusieron sus intereses personales, dejaron lo que tenían con el fin de seguir la estrella y encontrar al Rey. No siguieron sus ideas ni sus caprichosos para hacerse famosos por el descubrimiento; en total obediencia y sujeción seguían la estrella de Jesucristo.

Hoy muchos siguen "estrellas", pero con el fin de hacer su propio camino, no hay negación personal, no existe sacrificio, no hay disposición de servicio ni de entrega, avanzan buscando su propia gloria y fama. Muchos en esta sociedad, incluso en la Iglesia Cristiana, declaran seguir la voluntad de Dios buscando su propio enriquecimiento y éxito, procurando ser conocidos y respetados. En este empeño de ser poseedores de la verdad, argumentando que siguen lo que Dios les ha trazado, han arrastrado consigo a muchos que inocentemente han caído en sus redes.

Muchas estrellas brillan a nuestro alrededor, pero es necesario reconocer cual brilla verdaderamente de parte del Señor Jesucristo y cuáles son encendidas por intenciones personales, egoísmos, actitudes partidistas, ideas preconcebidas, etc. Es urgente que hoy y no mañana, volvamos la mirada a la verdadera estrella: a Jesucristo mismo y le sigamos obedientes y sumisos.

Todo aquel que le sigue, nunca y bajo ningún pretexto actuará contrario a Su palabra.
Autor: Escriba Diligente
CHILE
Leer más...

Pan de Verdad


"Jesús nació en Belén de Judea" Mateo 2:1a (Traducción en lenguaje actual)

En una zapatería hallamos el universo variado el calzado confeccionado de diferente material, color y modelo; del mismo modo en una marisquería encontramos gran variedad de pescados y mariscos; lo mismo sucede si visitamos una frutería, lugar dónde sin duda alguna, los distintos tipos de frutos y verduras abundan -manzanas, kiwis, peras, sandías, duraznos, uvas, lechugas, tomates, col, acelgas, en fin el listado sería muy largo. Todos y cada uno de estos lugares posee en sí lo que compete a su área.

Al igual que los libros son parte de una librería - Jesús, el Señor no podría haber nacido en otro lugar, la profecía anunciaba que el Mesías nacería del linaje del rey David y saldría del pequeño poblado de la provincia de Judea, llamado Belén, cuyo significado simplemente es "casa del pan".

He aquí el punto principal, Jesucristo, el Salvador, nació en el lugar donde le es propio; Él mismo exclamaría ante toda la multitud que le seguía "yo soy el pan de vida".

¿De dónde proviene el pan sino de una panadería o amasandería?

Este "pan de vida", no podía sino irrumpir en el mundo precisamente desde la "casa del pan". El pan del cielo ha venido a la tierra para saciar el hambre espiritual de todos cuántos vienen a Él. Jesús no queda retenido en esa pequeña aldea sino más bien que esa es la "panadería" de donde sale para ser distribuido por el mundo entero.

Algunos han adornado este "pan" con un envoltorio de colores que impide verlo tal y cual como es; otros lo han presentado como un "pan añejo" que no tiene mayor validez en este tiempo. No han faltado los que han agregado azucar y frutos en este "pan" para mostrar que es un pan dulce que sirve sólo para los niños.
También están los más osados que definitivamente ha dejado de lado este "pan" reemplazándolo por otros más refinados y dietéticos (a eso le pusieron por nombre "religión")

Y tu y yo, ¿dejaremos de lado el pan de vida, nacido en Belén? ¿mantendremos nuestras nuestras almas habrientas por el solo hecho que este "pan" no es muy atractivo?

Reflexionemos... hoy más que nunca es preciso que nuestra alma, nuestro ser interior se alimente, se nutra. Los regalos, el árbol, la gran cena dejarán de ser y la fecha pasará, pero tu alma necesita alimento de verdad y sólo en Jesucristo, el pan de vida nacido en Belén, "casa del pan", puede y quiere suplir esa hambre interna que pide a gritos ser saciada. es hora de acudir a Él y clamando de corazón con un ruego sincero pedirle que llene nuestro ser y que nos sacie con Su presencia.
Lo bueno de este "pan" es que permanece fresco las veinticuatro horas del día y cada semana del año.
Autor: Escriba Diligente - Chile
Leer más...

¡Cuéntalo es Real!


"El nacimiento de Jesús, el Cristo, fue así..." Mateo 1:18 (NVI)

La seguridad de las palabras del evangelista me hacen pensar en un informe acabado de una realidad acontecida.

Si Mateo hubiese sido periodista de seguro que para hacer esta afirmación debió haber dado total respuesta a preguntas tan específicas como son: ¿Cuando? ¿Cómo? ¿Dónde? ¿Qué? ¿Quién o quiénes? Pero sabemos que lo suyo no era el periodismo en la antigua Palestina, su oficio distaba de aquello pues era un cobrador de impuestos o como le llamaban sus compatriotas en tono peyorativo: "era publicano".

No es menor el tono de las palabras que emplea, dando cuenta con plena seguridad que lo que describirá es un hecho real, histórico, irrefutable y que aconteció sin discusión alguna.

Que interesante resulta esto, un escritor judío declarando la venida histórica y presencial del Mesias esperado por tanto tiempo, no describiéndolo como "parece que sucedió" o "debió ser así" o "suponemos que fue de este modo" ¡No! estas son palabras de total seguridad, certeza y convicción verdadera (ningún judío sea cual fuere su profesión u oficio, se hubiese arriesgado a declarar sin absoluta convición y respaldo que el Mesías había venido al mundo)

Pero, ¿qué tiene esto que ver con nosotros? Creo que es precisamente esa misma seguridad la que nos falta para reconocer al Señor Jesucristo. Dominamos temas variados, podemos hablar de la economía expansiva o no de nuestro país; tenemos conciencia de la cantidad de habitantes del mundo y de sus necesidades; dominamos la conversación sobre política, salud, vivienda y temas verdaderamente interesantes -al menos para nosotros- incluso de TV podemos comentar y dar hasta nuestra crítica de las nuevas películas, programas y personajes que en ella observamos; pero que triste resulta ver, que nosotros la cristiandad poca o nada de fuerza, certeza y convicción mostramos al hablar del Señor Jesucristo y muchas veces nos hemos quedado en la butaca de la comodidad, hablando del advenimiento del Señor simplemente cómo un hermosa historia que contamos a nuestros hijos para que concilien el sueño y duerman toda la noche.

Mi estimado lector, Ud y yo que nos decimos ser cristianos, tenemos la responsabilidad de comunicar a otros que es verdad que el Rey del universo ha venido a nacer entre nosotros y no para contarlo como un cuento más, sino que realmente vino para salvar nuestras almas y llevarnos a la eternidad.

¿Seguiremos en la butaca cómoda viendo como muchos son engañados por la inocente y tierna imagen que proyecta la navidad y su colorido?
Es preciso asumir con responsabilidad, conocimiento y certeza la labor que nos compete: ¡Hablar a otros del Señor Jesucristo, el Mesías que ha nacido!
Autor: Escriba Diligente - Chile
Leer más...

ETERNO PERO CERCANO


"Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros" Mateo 1:23b (RVR 1960)

En estos próximos días la gran mayoría de los que forman parte de la cristiandad celebrarán de una u otra forma la Navidad (festividad que hace recuerdo de la Natividad del Señor, así al menos consta en nuestros calendarios)No faltará el adornado y luminoso árbol, velas para la decoración; los preparativos de la cena (al menos en Chile se realiza en la Víspera de Navidad una cena familiar). Qué decir de todo lo que se hará por conseguir los regalos no sólo para los niños sino también para los cónyuges, enamorados, novios, amigos, compañeros, etc.

Serán sin duda, días llenos de adrenalina en todo los preparativos que esta fiesta trae consigo. Pero con todo esto de las compras, los regalos, el árbol, el pesebre, la comida y más regalos, algo se descuida con creces; y ese algo es precisamente lo que el ángel o mensajero celestial le dijo a José referente al prominente nombre del bebé que nacería cuyo significado es "Dios con nosotros".


No se puede negar que todo esta festividad trae alegría al corazón de muchos, pero revela al mismo tiempo lo vacío que ese corazón se encuentra y que en la loca carrera de mostrar buenos regalos y el mejor árbol adornado ha perdido el sentido de la verdadera dicha: saber que Dios mismo, el todopoderoso Creador eterno que habita en santidad y luz inaccesible tuvo a bien descender a lo más bajo, es decir a la tierra, con la intención de acercarse al hombre y de acercarlo a Él.
Jesucristo, mi amigo, no vino a nacer en la tierra sólo para ser puesto como una tierna imagen en alguna tarjeta navideña ni para ser recordado como el "niñito" que nunca crece y que cada 25 de Diciembre a las 00:00 hrs. debe ser puesto en el pesebre familiar o en el de la catedral de la ciudad. No, amigo, Jesucristo ha venido a este mundo, naciendo como un indefenso bebé, con el firme propósito de mostrarnos que el amor no son sólo palabras sino hechos concretos y de este modo restaurar la relación que el pecado del hombre deterioró.
Él vino a este mundo para entender nuestra forma de vida, tomar nuestro lugar y de una vez por todas traernos a una comunión, a una relación, a una unión con el Padre Celestial y mantenernos en esa unión.
El fin de su venida va más allá de darnos regalos los unos a los otros, o adornar un gran árbol y degustar una exquisita comida. Su venida, al nacer, es para unirnos con Dios y entender que por muy santo y eterno que Él sea tiene siempre el deseo de estar con los que ama (con nosotros la humanidad) y por eso le busca y le da muestras de ese amor.

Es eterno pero no distante, es santo pero no inalcanzable. Él está cercano para todo aquel que así lo quiere.


Autor: Escriba Diligente - Chile
www.abriendoellibro.blogspot.com
Leer más...

domingo, 26 de diciembre de 2010

¿Cómo se debe disciplinar?

"Si tu hermano peca contra ti, ve a solas con él y hazle ver su falta. Si te hace caso, has ganado a tu hermano. Pero si no, lleva contigo a uno o dos más, para que 'todo asunto se haga constar por el testimonio de dos o tres testigos'. Si se niega a hacerles caso a ellos, díselo a la iglesia; y si incluso a la iglesia no le hace caso, trátalo como si fuera un incrédulo o un renegado”. (Mateo 18:15-17)

Pastor, pero si fue Martin quien me ofendió, él debe venir y arreglar con mi persona ese pecado. Margoth, le dice el Pastor, eres tú quien debe ir a él y corregirlo personalmente. Este caso muestra como debemos perdonar a la persona que ha ofendido y como disciplinarla si no hace caso.

Cuando un hermano(a), te ha ofendido, tienes que ir y llamarle la atención para que corrija esa falta. El fin es ganarlo y restaurarlo. Si la persona no te hace caso, toma unas tres personas y con testigos corrige, si aún no te hace caso, denúncialo a la Asamblea de la Iglesia si es que hay pruebas, y si no quiere rectificar, entonces tenlo como un incrédulo.

Un caso real de un falso hermano, quien llegó a ser diácono, se descubrió, que se hurtaba la ofrenda, el Pastor lo confrontó por esto, pedir dinero a los hermanos y no cancelarles. No cumplió su tarea. Luego me pidió que ambos lo corrigiéramos como líderes de la Grey, lo hicimos, pero justificó su pecado, aunque prometió no volver a pedir dinero. Tampoco hizo caso, se lo llevó a la directiva, y como no obedeció, a la Asamblea de la Iglesia, que decidió expulsarlo, es decir tenerlo como un incrédulo por su mala conducta y mal testimonio.

La disciplina busca restaurar al hermano, volverlo al estado de santidad en que se encontraba. La disciplina corrige la deficiencia para bien de cada miembro de la Iglesia. No es para tirarlo al infierno, ni para destruirlo, sino para ayudarlo a que deje el pecado y agrade a Dios.

Busque a Dios en oración y Biblia para que Cristo crezca en usted. Perdone y recuerde orar y ofrendar para seguir edificando vidas en el poder de Jesucristo.

Alan López
www.mitiempocondios.org
Leer más...

¿Cómo debemos predicar en el siglo XXI?

Aseguran que un hombre anormal, endemoniado, era causa de miedo a la gente, pero experimentó un cambio de conducta... ¿Qué pasó? Este es un relato de la vida real, que esta narrado en Marcos 5:1-20.

Efectivamente el micro relato, esta de moda, es clave: "Aseguran que un fantasma hace sonar las campanas del pueblo". La frase anterior podría ser un rumor, una noticia o un sueño... El efecto del Relato Breve será un punto de partida con el que cada escritor construirá su Relato Breve. ¿Es el Relato Breve el género literario del siglo XXI? ¿Estamos ante las puertas de un boom del micro relato?” www.elrecreo.com

Personalmente creo que sí, el micro relato es muy oportuno, ante un mundo deprisa, que tiene tanta información y necesita mensajes claros, cortos y prácticos.

La otra cara de la moneda, es lo siguiente, en efecto el Señor Jesucristo supo usar los relatos breves, pero también utilizó diversas maneras de comunicarse, y en esto, la Biblia es muy vasta, tiene, sermones; cantos con lecciones; poemas con mensajes variados; narraciones, doctrinas, parábolas, cuentos, fábulas, alegorías, símbolos...

Ahora bien, quiero empezar sugiriendo que si bien el relato breve es clave, lo es también, el hecho de predicar “todo el consejo de Dios”, es decir que la predicación para el siglo XXI debe ser variada y práctica. Debe evitar la monotonía y a la vez, debe tener la frescura y el poder del Espíritu Santo para promover la vida abundante en Jesucristo.

Antes de entrar a nuestro primer módulo, mi amigo(a) tenga presente, que es vital, la vida piadosa, de devoción y búsqueda constante de Dios. Es clave orar y mucho por uno mismo, por el mensaje y los oyentes.

2 Timoteo 2:15 aconseja: “Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad”. ¿Es usted un obrero aprobado? Este Ministerio honra la Palabra de Dios; oremos para obedecerla.

ORACIÓN: Padre, guíame para obedecer tu Palabra y honrarte a ti...
Autor: Alan López C. Para La Biblia Dice... Continuaremos ¿Podría darme su comentario?

"Mi Tiempo con Dios"
Por Alan López. www.mitiempocondios.org
Leer más...

jueves, 23 de diciembre de 2010

Jesús el docente

Hola a todos, nos ha llegado por medio de correo electronico un articulo muy bueno de parte de nuestro hermano en la Fe Cesar de Colombia, nos conocio a traves de Google y este es su Blog personal: http://jesuselmensajero.obolog.com
 
Anoche reflexionando sobre Jesús y su mensaje y no sobre el mensajero, encontraba una respuesta a su carácter, mejor descrito en Marcos 1:40-45 y la curación del leproso. En estos años de experiencia como docente, entendí el espíritu de profesor que tenía Jesús y su mal carácter que encontraba en algunas situaciones en las que veía la poca fe de algunos o la reacción irónica a preguntas sobre quien era él y su misión en la tierra. Haciendo lo mismo decidí explicármelo con la siguiente parábola:

Trabajo para el área de matemáticas donde tengo un compañero reconocido por su fuerte carácter ante los estudiantes y que además es vecino mío y tengo la oportunidad de intercambiar ideas constantemente cuando vamos hacia el colegio. Imagino a Cesar de ida a un salón de clase a dictar una de sus “temerosas clases” a nivel de noveno por ejemplo, seguido de algunos de sus prospectos a discípulos que le van cuestionando sobre la sucesión numérica de Fibonacci –de sus temas favoritos- y es asaltado por un estudiante de un grado inferior, digamos 6, que le pregunta afanado cual es la raíz cuadrada de 16 o que si 7 es un número primo, imagino por un segundo el silencio y la mirada de Cesar a este mal estudiante – mal pues debería de saber la solución- y la respuesta inmediata que cualquier docente haría, sería del todo llena de ironía, “ha estas alturas y usted preguntando estas cosas” y como va deprisa y un poco en su contra decide hacerle el milagro ! y le da la respuesta diciéndole aprenda y no le diga a nadie, pero eso si, dígale a su profesora de matemáticas que le enseñe lo que tiene que aprender.

Ahora bien imaginemos a este mal estudiante llegando a su clase luciéndose ante todos sus compañeros con la tarea hecha y donde la profesora no esperaba nada de él. La profesora atónita, inmediatamente le dirá “ y ese milagro”.

Antes de analizar esta pequeña parábola citaré literal mente este pasaje:

Marcos 1,40-45
En aquel tiempo, 40 se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas:
- Si quieres, puedes limpiarme.
41Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo:
- Quiero: queda limpio.
42La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio.
43Él lo despidió, encargándole severamente:
- 44No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés.
45Pero, cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo; se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a él de todas partes.

Es importante anotar que en algunas versiones de la Biblia suavizan la traducción para darle un carácter más tierno al texto como: encargándole severamente. En mi Biblia traduce literal mente de las lenguas originales: Y amonestándole severamente, del griego: εμβριμησαμενος.= orden de forma estricta.

Ahora bien dejando de un lado la compasión de Jesús por el leproso, debemos preguntarnos si esa ironía que se manifiesta en los evangelios obedece al afán de querer enseñarnos por el debido proceso de entender su palabra, buscad y hallareis, y no pretender andar por la vida pidiendo milagros y resolver las catástrofes de esta humanidad apunta de toques divinos sin pasar por el proceso de la compasión, caridad y solidaridad. Creo que en todos los casos hay que hacer bien la tarea.
Leer más...

El significado de la navidad es Jesucristo

Navidad, celebración en la cual la mayoría de las personas se dan permiso de ser felices, la Navidad hace de diciembre un mes especial, la Navidad hace de diciembre un mes en la cual las personas se animan a soñar, se animan a reír; otros se dan permiso de olvidar por un instante los problemas, es también una oportunidad para reflexionar.

Navidad, hace de diciembre el mes de las reconciliaciones, de la unión, de la solidaridad, sin lugar a dudas la Navidad hace de Diciembre un mes especial, y es que en medio de un mundo convulsionado, Diciembre brinda la oportunidad perfecta para escapar por un instante de la tensión, oportunidad perfecta para experimentar un poco de paz.

Tristemente la Navidad, se ha convertido en una celebración donde Jesús quien es el protagonista no ha sido invitado, se tienen las fiestas, se tiene la novena, se tienen los regalos, pero lo que cada vez menos se tiene es al Señor de la Navidad. Las calles se llenan de luces, sin embargo aquel que dijo “yo soy la luz del mundo” esta ausente.

Hoy en el mundo se ignora que sin Jesús en el corazón, la navidad no dejara de ser la celebración que escasamente dura un mes y luego, de nuevo la tristeza, la ansiedad, la preocupación por el futuro, regresa también la desesperanza.

Que distinta una Navidad teniendo en nuestras vidas a Jesús, el Señor de la Navidad, entonces la celebración se convierte en una celebración no solamente de un mes, se convierte en una celebración que dura toda la vida.

Dios en este diciembre quiere hacer de tu vida una constante Navidad, donde la paz, la esperanza, el amor y la convicción de un futuro seguro llenen tu mente y corazón para siempre. Solamente, tienes que invitar a Jesús para que sea el Señor y salvador de tu vida, alegrándote así no solo por un mes, sino por el resto de tus días.

Amigos que Jesús en el corazón nos de una Navidad diferente, Navidad no solo son regalos, tampoco es fiesta, Navidad es reflexión, Navidad es acordarnos del que está solo, Navidad es dar antes que recibir.
Que en esta Navidad tengamos presente a aquel que todo lo dio por amor a nosotros.
Que con abundancia y escasez, con salud o sin esta, tengamos una feliz Navidad, confiando en aquel que todo lo llena y en todos.

Autor: Oscar Henao
Fuente: www.navidadlatina.com
Leer más...

domingo, 12 de diciembre de 2010

Cadena de Oración - Ayudemonos!!

Hola a todos, quiero compartir este importante comentario que dejo una persona el dia de ayer, 11 de diciembre de 2010.

Lo considero importante y por eso lo traigo hasta aqui.
Esa persona no dejo su nombre, espero que vuelva otro dia y lo facilite.
Bueno, aqui esta lo que el dijo:

Pido oracion para poder encotrar a mi hermano ya que hace mas de un mes desaparecio. el se dirijia a su trabajo y ya no llego. y desde entonces lo hemos buscado sin obtener respuesta. Mi familia y yo estamos angustiados, pero creo que DIOS ME PUEDE HACER EL MILAGRO DE ENCONTRARLO. AYUDENME A ORAR. DIOS LOS BENDIGA.

Si quieren ver la entrada original, Clic Aquí.

Si quieren dejar peticiones de oracion, creo que tendre que abrir de nuevo las mismas.
Desde hoy mismo las peticiones estaran abiertas y buscare la forma que se publiquen aqui.
saludos y que Dios los bendiga

Si oraron por esta persona, no olviden de comentar esta publicacion.
Leer más...

sábado, 4 de diciembre de 2010

¿Por qué la sede de la iglesia Católica está en Roma y no en Jerusalén?

Para comprender la razón, es necesario remontarnos al pasado en las alas de la historia hacia los cinco primeros siglos del cristianismo. El artículo que voy a leer ha sido tomado del libro titulado Diccionario de creencias, religiones, sectas y ocultismo, de George A. Mather y Larry A. Nichols. Dice así:

Durante los cinco primeros siglos de existencia del cristianismo, cinco capitales se convirtieron en centros de actividad cristiana: Jerusalén, Antioquía, Alejandría, Constantinopla y Roma. Cada una de ellas, así como cada diócesis a lo largo de la iglesia, tenía nombrados sus obispos. Con el tiempo, los obispos de las ciudades mayores se reconocieron como de más alto rango que los de las comunidades cristianas menos pobladas.

Los obispos de las iglesias de los cinco grandes centros metropolitanos fueron con el tiempo reconocidos como los cinco obispados de más alto rango. Se les llamaba patriarcas. Lo cierto es que cuatro de las cinco ciudades se encontraban en la parte oriental del imperio Romano; Roma era la única ciudad patriarcal de occidente. La iglesia de Jerusalén era reconocida por todos como la iglesia madre, al menos hasta el siglo cuarto. Sin embargo, Jerusalén fue gradualmente suplantada por Antioquía, la ciudad donde los a los discípulos de Cristo se les llamó Cristianos por primera vez, según Hechos 11:26.

Desde Antioquía, el Cristianismo había comenzado a extenderse por todo el mundo gentil y muchos obispos fueron ordenados desde allí. La importancia de Alejandría radicaba en que aunque no podía confirmar su origen apostólico, era destino de la obra misionera de Marcos. En segundo lugar, Alejandría constituyó el mayor centro cultural de Oriente y se destacó por sus grande teólogos, Orígenes y Anastasio.

Constantinopla era el más joven de los centros patriarcales. Era importante porque Constantino había establecido su residencia allí. La ciudad, anteriormente llamada Bizancio, cambió de nombre en su honor. Roma era, por supuesto, el centro del imperio. Desde un punto de vista cristiano, cada vez más actividad cristiana apuntaba a Roma. El libro de Hechos concluye con Pablo trabajando en esta ciudad.

Continuamente se miraba al obispo de Roma en busca de liderazgo. Ireneo había escrito tiempo atrás que Roma tenía el estandarte del liderazgo en la iglesia cristiana. Con el tiempo, después de la invasión de la ciudad por parte de los bárbaros en el siglo quinto y el derrumbe de la institución política que había gobernado el imperio durante siglos, se creó un vacío político y la única institución que había quedado con capacidad para llenar ese vacío era la iglesia cristiana. La cabeza de la iglesia de Roma era, por supuesto, su obispo, quien empezó a asumir cada vez más responsabilidades políticas; esto culminó con el establecimiento del Sacro Imperio Romano.

Cada vez más los obispos de las iglesias occidentales fueron reconociendo la supremacía del obispo de Roma. El término latín para "padre" papa, se aplicó a Siricio, obispo de Roma del periodo 384 a 399. Aunque Ambrosio escribió que el obispo de Roma poseía una primacía de confesión, no de cargo, una primacía de fe, no de rango, la noción de la primacía del rango del obispo de Roma como cabeza de la iglesia ya estaba a punto de emerger y se dio como resultado del conflicto de poder entre las iglesias oriental y occidental. El papa León primero, del 440 a 461 fue el primero en afirmar que Roma disfrutaba de total primacía sobre toda la cristiandad, basando su afirmación en el hecho de que Pedro era el príncipe de los apóstoles que rectamente gobierna a todos los que son gobernados primero por Cristo.

Esta afirmación significó el principio de una nueva era en la iglesia. El título papa fue de aquí en adelante aplicado a cada sucesor del cargo de obispo de Roma. Tal afirmación, sin embargo, nunca ha esta sin protesta a lo largo de la historia de la iglesia. Algunas de las iglesias Norteafricanas y orientales se opusieron a ello desde el primer momento. Muchos historiadores cristianos argumentan que cuando la iglesia cristiana pasó de ser un movimiento milenialista, inmediatamente consciente de la realidad escatológica de la inminente parousia de Jesucristo, a ser una religión totalmente absorbida y culturizada por el imperio romano, dejó de representar el verdadero carácter del cristianismo.

Además argumentan que este desarrollo condujo al deterioro de la iglesia. Así como Israel se corrompió por las influencias de las religiones paganas, así también la iglesia. Las prácticas paganas, la adoración de imágenes, la veneración de mártires y santos y toda clase de supersticiones, se introdujeron en la iglesia. El lugar de ser una institución que se mantenía como testigo profético ante el mundo, la iglesia se convirtió en una institución mundana, dispuesta y capaz para adaptarse a las formas del politeísmo y paganismo predominantes en el decadente imperio Romano.

Hasta aquí lo que dice este libro en cuanto a por qué la sede de la iglesia católica está en Roma y no en Jerusalén. En todo caso se nota que la razón más importante para esto se debe al poder político y religioso que llegó a tener el obispo de la ciudad de Roma. El momento que el cristianismo se casó con la política, comenzó la decadencia del cristianismo y llegó a ser lo que es hoy y será así hasta que se manifieste el Señor Jesucristo en su segunda venida.

No olvide amable oyente que para nosotros los creyentes, la iglesia no es una organización sino un organismo que tiene vida y está formado por cada uno de nosotros los creyentes, cuya cabeza no es un ser humano que reside en algún lugar como sede, sino Cristo Jesús nuestro glorioso Salvador.
Leer más...