sábado, 25 de septiembre de 2010

Que se puede decir sobre el velo en las mujeres

La segunda consulta para el programa de hoy nos llega desde Mendoza, Argentina, y dice así: necesito información sobre el tema del velo en la mujer en la iglesia. Mi pregunta es la siguiente: ¿es una practica cultural o mandato divino sólo para aquel entonces?

Gracias por su consulta. El uso del velo en la mujer en la iglesia se inscribe dentro de las enseñanzas de Pablo a la iglesia en Corinto, en cuanto a la cadena de autoridad establecida por Dios dentro de la iglesia local. El pasaje bíblico se encuentra en 1 Corintios 11:2-16 donde dice: Os alabo, hermanos, porque en todo os acordáis de mí, y retenéis las instrucciones tal como os las entregué.

1Co 11:3 Pero quiero que sepáis que Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo.
1Co 11:4 Todo varón que ora o profetiza con la cabeza cubierta, afrenta su cabeza.
1Co 11:5 Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado.
1Co 11:6 Porque si la mujer no se cubre, que se corte también el cabello; y si le es vergonzoso a la mujer cortarse el cabello o raparse, que se cubra.
1Co 11:7 Porque el varón no debe cubrirse la cabeza, pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón.
1Co 11:8 Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón,
1Co 11:9 y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón.
1Co 11:10 Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles.
1Co 11:11 Pero en el Señor, ni el varón es sin la mujer, ni la mujer sin el varón;
1Co 11:12 porque así como la mujer procede del varón, también el varón nace de la mujer; pero todo procede de Dios.
1Co 11:13 Juzgad vosotros mismos: ¿Es propio que la mujer ore a Dios sin cubrirse la cabeza?
1Co 11:14 La naturaleza misma ¿no os enseña que al varón le es deshonroso dejarse crecer el cabello?
1Co 11:15 Por el contrario, a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello.
1Co 11:16 Con todo eso, si alguno quiere ser contencioso, nosotros no tenemos tal costumbre, ni las iglesias de Dios.

Pablo hace saber a la iglesia en Corinto, que Dios ha establecido una estructura de autoridad en toda iglesia local. Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. Esta cadena o estructura de autoridad en toda iglesia local debe hacerse evidente de alguna forma visible, de alguna manera que todos lo puedan ver, dentro de la iglesia local. La forma de lograr esto es por medio de que todo varón descubra su cabeza cuando ora o profetiza y por contraste, toda mujer cubra su cabeza cuando ora o profetiza. Las razones que da Pablo para adoptar esta práctica tienen que ver en primer lugar por motivos teológicos.

Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer, y Dios la cabeza de Cristo. En segundo lugar por motivos del orden de la creación. El varón no debe cubrirse la cabeza pues él es imagen y gloria de Dios; pero la mujer es gloria del varón. Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón. En tercer lugar por la presencia de seres angélicos en la reunión de la iglesia local. Por lo cual la mujer debe señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles. Ninguna de estas razones estaba basada en las costumbres sociales del tiempo de Pablo. De manera que el uso del velo por parte de la mujer en la iglesia local trasciende a la cultura, al sitio geográfico y al tiempo. Algunos intérpretes han llegado a la conclusión que el cabello largo de la mujer le ha sido dado por Dios en lugar de velo, basándose en esa parte que dice: a la mujer dejarse crecer el cabello le es honroso; porque en lugar de velo le es dado el cabello.

Pero lo que Pablo quiere decir es: así como el cabello representa la cobertura conveniente para la mujer en el terreno natural, así el velo es la cobertura conveniente para la mujer en el terreno espiritual. Esto que he expuesto es mi convicción personal con respecto al velo en la mujer en la iglesia local, la cual es compartida con muchos intérpretes bíblicos, sin embargo, al mismo tiempo, estoy plenamente consciente de que hermanos fieles al Señor y maduros en la fe, han llegado a una conclusión diferente.

Algunos en el sentido que el uso del velo por parte de la mujer en la iglesia local, obedece a la antipatía que Pablo sentía hacia las mujeres en su tiempo o, para otros, simplemente Pablo está refiriéndose a una práctica propia de la iglesia local en Corinto en aquel tiempo, sin ningún ánimo por hacer que esta práctica sea respetada por toda iglesia local en cualquier parte del mundo y en cualquier época de la vida de la iglesia. En todo caso, amigo oyente, el uso o no uso del velo por parte de la mujer en la iglesia local no debe ser jamás un motivo para crear discordia o resentimiento o división en una iglesia local.

En nada aprovecha el que una mujer use velo en la iglesia local, pero rehúse someterse a su esposo, rehúse respetar a su esposo, rehúse amar a su esposo, no se somete a los líderes de la iglesia, siempre está criticándolos, murmurando contra ellos, quejándose de ellos y tantas otras cosas más. El uso del velo por parte de la mujer en la iglesia local no hace que automáticamente la mujer ocupe el lugar que Dios ha diseñado para ella en la iglesia local. Cada iglesia local debería adoptar una postura en cuanto al velo en la mujer y los líderes de esa iglesia local deberían comunicarlo con claridad a la asamblea de manera que todos estén bien informados.