miércoles, 8 de septiembre de 2010

La Unión hace la Fuerza

En la vida hay proyectos, metas y objetivos que se logran alcanzar de manera independiente, es decir solo con la ayuda de nosotros mismos. Y si bien esto es cierto, no es menos cierto que para poder realizar grandes hazañas a veces se necesita de la ayuda de otras personas. Porque cuando muchas personas se unen con un fin determinado, pueden lograr mucho.

Grandes causas que se han logrado concretar deben su éxito no a una sola persona, sino a muchas personas que entendieron que se necesitaban las unas a las otras para lograr éxito. Es tan importante la unidad que las mismas organizaciones y empresas se han dado cuenta lo importante de fomentar el trabajo en equipo. Eso hace que impulsen las actividades en grupo y que inviertan recursos humanos y económicos inculcándoles a sus trabajadores la importancia de mantenerse unidos para lograr alcanzar la misión y sus objetivos.

¿Andarán dos juntos si no estuviesen de acuerdo? Definitivamente no se logrará mucho cuando las personas andan en desacuerdo. Es lógico que todos pensemos de maneras diferentes, pero tenemos que encontrar esas cosas que nos concilian y nos hacen trabajar para alcanzar un mismo fin.

Esto me lleva también a formularme y formularte unas preguntas: ¿a quién te has unido para lograr el fin que deseas? ¿Acaso estás con las personas correctas? ¿Esas personas te acercan a tu ideal o te separan de lograr tu sueño? Porque si no estás con las personas correctas, ellas solo te debilitaran, te alejaran de esos proyectos que anhelas concretar.

Pero más aún, te invito a reflexionar sobre un factor demasiado importante, ¿está Dios adherido a tu vida? ¿Cuentas con su ayuda? ¿Él forma parte de tu agenda y de tus sueños? ¿Le has pedido su ayuda y lo has dejado penetrar e intervenir para que no luches por tus sueños solo? ¿Sabes por qué te pregunto esto? Porque si cuentas con la ayuda de Dios, entonces tienes mucho terreno adelantado y ganado. Su unión contigo hará la diferencia, te dará fuerzas para continuar aún en momentos difíciles. Si tienes un vínculo estrecho con él, lograrás ver su mano haciendo maravillas en tu vida y en la de las personas que te rodean. Él multiplicará tus fuerzas aún cuando te sientas cansado.

Con Dios en tu equipo de seguro obtendrás grandes victorias, su unión contigo te dará más fortaleza.